5 Remedios Naturales para la Rosácea

5 Remedios Naturales para la Rosácea

La rosácea es un trastorno común de la piel que afecta a las partes verticales centrales de la cara.

Las mujeres cuando se acercan a la menopausia son más propensas a contraerla. Este trastorno es similar al acné, pero tiene diferentes causas para el desarrollo.

Progresa con el tiempo e incluso a veces afecta a la nariz y el pecho.

A pesar de que las mujeres son más propensas a contraerla que los hombres, son los hombres los que tienen síntomas muy severos. Pápulas y pozos aparecen en la frente, la nariz, las mejillas y la barbilla, y la cara se vuelve roja.

Los vasos sanguíneos debajo de la piel se agrandan y causan enrojecimiento de la cara. La principal causa de este trastorno parece ser hereditaria. Otras causas aún no se han establecido. La rosácea puede ser un estado muy peyorativo y puede privar a una persona de su autoestima y confianza.

5 Remedios Naturales Eficaces para Combatir la Rosácea

MANZANILLA

Los ingredientes activos en esta hierba son terpenoides y flavonoides que tienen actividad antiinflamatoria y antioxidante.

Hierva una taza de agua y deje reposar junto con una cucharadita de manzanilla seca en ella. Después de diez minutos, colar y refrigere el té.

Cuando se enfría de manera suficiente, humedezca  por inmersión, un paño de algodón limpio y aplíquelo sobre la zona afectada. Repita tres o cuatro veces durante el día. Además de consumir de dos a tres tazas de té de manzanilla diariamente.

TE VERDE

Hervir una taza de agua y dejar reposar una cucharadita colmada de té verde en ella. Después de diez minutos, colar el té y beber tres o cuatro tazas al día. Además, un poco de té verde resulta relajante si lo colocamos en el refrigerador y luego se moja un paño de algodón limpio en ella y se aplica suavemente sobre las áreas afectadas tres o cuatro veces al día, para un alivio más rápido.

El té verde está lleno de antioxidantes, es fotoprotector y anti-inflamatorio, y sana los vasos sanguíneos inflamados. También contribuye a eliminar las toxinas del cuerpo y ayudar a purificar la sangre.

ACEITE DE LAVANDA

Lávese la cara con agua tibia y seque. Tome una bola de algodón y sumérjalo en un poco de aceite de lavanda. Realice un masaje sobre las zonas afectadas suave y completamente. Aplique el aceite por primera vez en un área pequeña para ver si usted es alérgico a ella. Si no hay irritación o enrojecimiento se puede utilizar de forma segura. Las propiedades antiinflamatorias y antisépticas de este aceite generarán gran alivio en la rosácea.

BARDANA

Esta planta posee propiedades anti-inflamatorias y antioxidantes que son muy útiles en el tratamiento de numerosas enfermedades y condiciones. Es particularmente muy beneficiosa para la rosácea, ya que ayuda a reducir la inflamación en los vasos sanguíneos e inhibe la erupción de acné.

Hervir cucharadita de polvo seco de raíz de bardana en un vaso de agua durante tres minutos. Colar el té y beberlo tres veces al día. Además aplique el té en todas las zonas afectadas para obtener alivio.

DIENTE DE LEON

Esta hierba es un agente desintoxicante potente y un purificador de la sangre maravilloso que actúa muy bien a la hoara de combatir la rosácea. Coma diente de león como ensalada y beba también un té hecho de hojas y flores, tres veces al día. También si desea obtener mejores resultados puede utilizar la infusión para lavarse la cara.