Aceite de Orégano para los Hongos en las Uñas. Beneficios y Tratamiento

Aceite de Orégano para los Hongos en las Uñas. Beneficios y Tratamiento

Aceite de Orégano para los Hongos en las Uñas. Beneficios y Tratamiento

Si está buscando consejos sobre cómo utilizar el aceite de orégano para los hongos en las uñas, entonces probablemente ya sabe que el aceite de orégano es uno de los más poderosos fungicidas de la naturaleza. Cuando se utiliza en combinación con otros tratamientos antifúngicos naturales, su eficacia incluso puede ser mejor aún.

Acerca de los Hongos en las Uñas

Los hongos en las uñas no son un problema poco común. Desafortunadamente, esta condición puede ser difícil de tratar ya que antifúngicos internos no pueden llegar a la raíz del problema. Las uñas de los pies son están relativamente separadas del suministro de sangre en el cuerpo. Esto significa que los medicamentos internos no son muy eficaces para llegar a la zona afectada. Esto significa que una persona con hongos en las uñas tendrá que ser muy diligente con respecto a la aplicación de tratamientos tópicos.

Cómo Utilizar Aceite de Orégano para los Hongos en las Uñas

El aceite de orégano se deriva de la hierba, el orégano. Este aceite contiene una versión concentrada de propiedades fungicidas de orégano y puede ser muy eficaz en la lucha contra las infecciones por hongos. Desafortunadamente, el aceite de orégano es muy potente y puede actuar como un irritante de la piel. Esto significa que usted no debe aplicar el aceite de orégano sin diluir, directamente sobre la piel a menos que esté dispuesto a hacer frente al enrojecimiento y ardor – respuesta habitual de la piel para una sustancia tan invasiva.

No debe diluir los aceites esenciales con agua. En lugar de ello, estos aceites son diluidos en un aceite portador. Algunos aceites portador populares son: de jojoba y de oliva. El aceite de jojoba es una sustancia muy curativa que casi puede imitar la consistencia y las propiedades del sebo natural de la piel. Sin embargo, el aceite de jojoba es más caro que el aceite de oliva, y ambas son buenas opciones. Por lo tanto, si usted desea ajustar su presupuesto, el uso de aceite de oliva como método de soporte es la opción más económica.

Trate de diluir dos o tres gotas de aceite esencial de orégano en una de cucharadita de aceite de oliva. Frote esta mezcla sobre el dedo infectado y trate de mantener la punta expuesta al aire, en un ambiente lo más fresco posible. Los  calcetines y zapatos pueden servir para atrapar la humedad en la zona de los pies. Por desgracia, la mayoría de los hongos conviven y se reproducen fácilmente en ambientes cálidos y húmedos.

Utilizar unas ojotas, chinelas o chancletas de caucho blando, es probablemente la mejor opción para permitir que el aceite se filtre a la zona afectada sin provocar que la mezcla se desparrame a lo largo de su hogar. Los aceites esenciales y aceites portador pueden manchar los calcetines y alfombras. Por otra parte, el aroma de orégano puede ser agradable en su cocina, pero una vez que se afianza en sus alfombras, puede ser más penetrante y molesto que agradable.

Mantener los pies expuestos al aire es importante para el proceso de curación. Por desgracia, los hongos en las uñas no son muy atractivos y muchas personas afectadas prefieren ocultar esta condición dentro de los calcetines y zapatos. Si este es el caso, trate de seleccionar tipos de calzado que permitan al pie respirar lo mayor posible.

El tiempo asignado para este tratamiento es por lo general entre dos a tres semanas. En la mayoría de los casos, este es el tiempo necesario para curar la infección. Si usted no ve una mejora a lo largo de este período de tiempo, es probable que tenga que buscar un medio alternativo de tratamiento.

El Aceite de Árbol del Té

Aceite de árbol de té también se promociona como una de los más eficaces antifúngicos naturales. Puede incluir una o dos gotas de aceite de árbol de té en el de orégano. Luego mezclar con el aceite de oliva para mejorar la eficacia del tratamiento.

Suplementación Oral

En algunos casos, los hongos en las uñas pueden extenderse en el torrente sanguíneo. El aceite de orégano también puede ser tomado internamente, aunque no todos los aceites esenciales son aptos para el consumo. Con el fin de combatir el riesgo de una infección interna, puede complementar su tratamiento tópico con aceite de orégano normalizado. El aceite de orégano Oral se utiliza junto con el aceite esencial de forma tópica. De esta manera, puede proporcionar un doble golpe contra los invasores hongos. El aceite de orégano para consumo se puede encontrar en cápsulas en algunas tiendas y comercios. No exceda las recomendaciones de dosificación y tratamiento que se enuncian en el envase a menos que se le indique lo contrario por un profesional médico.

Consulte a su médico

Tenga en cuenta que no se debe tratar cualquier tipo de infección sin antes consultar a un médico. Algunos dermatólogos están familiarizados con el aceite de orégano como un tratamiento natural para los hongos en las uñas. Dicho tratamiento no debe efectuarse sin supervisión médica. Irritaciones graves en la piel pueden surgir debido al uso incorrecto de aceite de orégano. Es recomendable un diagnóstico oficial de los hongos antes de practicar este tratamiento.