La Alimentación o Dieta Macrobiótica. Sus Beneficios

La Alimentación o Dieta Macrobiótica. Sus Beneficios

Alimentación Macrobiótica o Dieta Macrobiótica. Que es? Sus Beneficios

La macrobiótica es una disciplina dietética, de tendencia vegetariana, basada en la filosofía china del Yin y el Yang, dos fuerzas opuestas y complementarias que se encuentran presentes en todos los aspectos de la vida.

Según la Medicina Tradicional China, la buena salud depende del equilibrio armónico entre dos fuerzas.

La macrobiótica busca conocer los alimentos, saber cómo actúan y utilizarlos como una herramienta para prevenir o restablecer la salud perdida. Todo esto, por supuesto, teniendo en cuenta las condiciones y necesidades particulares de cada individuo.

ORIGENES

En la década de 1880, el médico japonés Sagem Ishizuka descubrió que muchos padecimientos podían aliviarse siguiendo una dieta rica en cereales integrales, frutas y verduras, y carente de alimentos refinados. A principios del siglo XX, víctima de la tuberculosis, el escritor y filósofo japonés George Ohsawa puso en práctica la dieta del Dr. Ishizuka y aseguró que gracias a ella se había curado. Algunos años mas tarde, se dedicó a desarrollar un régimen alimentario completo basado en los principios del Dr. Ishizuka, al que llamó MACROBIÓTICA (palabra proveniente del griego “makros” que significa “largo”, y “bios”, “vida”); pues, en su opinión, favorecía la longevidad. Para el año 1966, fecha en que murió, Ohsawa había viajado por todo el mundo promoviendo su “filosofía dietética”

Cómo Actúa la Alimentación Macrobiótica

La macrobiótica considera que un alimento, aparte de suministrar al organismo una seria de componentes nutricios (vitaminas, proteínas, etc.), aporta un tipo de energía particular que puede ser Yin o Yang, y que una de las principales causas de enfermedad radica en el desequilibrio del flujo de energía.

Cada persona tiene elementos de ambas fuerzas en distinto grado. Quienes tienen un predominio de Yin son:

  • Tranquilos

  • Pacíficos

  • Creativos

  • Sociables

En cambio, en quienes predomina el Yang son:

  • Activos

  • Vigilantes

  • Enérgicos

  • Precisos

No obstante, en exceso, cualquiera de estas fuerzas es causa de enfermedad. La demasía de Yin puede provocar depresión y dificultad de concentración, mientras que la de Yang suele generar tensión muscular, irritabilidad, estrés.

Para aliviar estos y otros trastornos, se prescribe la ingestión de alimentos cuyo predominio Yin(o Yang) corrige el desequilibrio energético del paciente.

La dieta macrobiótica también toma en cuenta la zona geográfica y las condiciones atmosféricas: en tiempo húmedo y frío (Yin) recomienda los alimentos Yang para conservar el calor y el vigor; en tiempo seco y cálido (Yang) sugiere los alimentos Yin.

¿YIN O YANG?

Los alimentos se agrupan según sus cualidades energéticas: Yin o Yang, y no por su contenido nutricional.

En general, son  Yin los alimentos:

  • Vegetales

  • Crudos

  • Dulces

  • Acuosos

  • Cremosos

  • Blandos

Y son Yang los alimentos:

  • Animales

  • Cocidos

  • Salados

  • Secos

  • Crujientes

  • Duros

A su vez, dentro de cada clasificación existen varios niveles, desde el más Yin al más Yang.

Además, considera que los siguientes alimentos y formas de cocción se deben eliminar de la dieta:

  • Alimentos de naturaleza muy contractiva: carnes, embutidos y huevos.

  • Alimentos de naturaleza expansiva: alcohol, café, gaseosas, dulces, lácteos y algunas frutas.

  • Altas temperaturas: horno, plancha y frituras. 

Cómo Implementar la Alimentación Macrobiótica?

Dentro de la macrobiótica hay muchas tendencias. La más estricta –la de Ohsawa– se limita al consumo de arroz integral, un alimento cuyas cualidades Yin y Yang están equilibradas, pero que es incompleto desde el punto de vista nutricional.

La dieta macrobiótica actual es similar a muchos regimenes vegetarianos, en especial a los que prohíben la leche y los huevos, y permiten pescados.

Si se desea adoptar la dieta macrobiótica, es conveniente realizar un curso para aprender sus secretos.

Además, se debe contar con el apoyo de un médico, o mejor aún, de un licenciado en nutrición que nos recomiende cómo efectuar este proceso.