Como Bajar el Colesterol. Consejos y Recetas

Como Bajar el Colesterol. Consejos y Recetas

Alimentos para Bajar el Colesterol. Consejos y Recetas

Sí, es cierto, hay remedios químicos realmente eficientes para este tema, pero sí podemos ayudar al organismo con remedios naturales (que son alimentos) será mucho mejor. Los químicos, si bien reducen los niveles de colesterol en forma rápida, no deben tomarse “de por vida” porque suelen tener muchas contraindicaciones. Por lo tanto, les diría que si la cifra de colesterol es muy alta, puede usarse un remedio químico recetado por el médico de forma momentánea, pero luego, sería mejor abordar la problemática de manera natural.

Alimentos para Bajar el Colesterol

VINAGRE DE MANZANA Y MIEL

Esta receta consiste en mezclar partes iguales de vinagre de manzana y miel. Se la puede preparar de forma anticipada, y guardarla en una botella o en un frasco de vidrio oscuro.
Se toman 3 cucharadas por día; antes, durante o después de las comidas (desayuno, almuerzo y cena). Si les causa acidez, disuélvanla en un vaso de agua fría y tómenla junto con la comida.

Además de normalizar los valores del colesterol, esta recetita favorece la digestión, evita gases, alivia dolores reumáticos y de cabeza, beneficia la piel y el cabello, y mejora la calidad del sueño.

El vinagre de manzana aporta potasio, oligoelementos y una gran cantidad de sustancias vitales que, junto con el ácido acético, actúan benéficamente sobre la digestión de las grasas.

La miel contiene numerosos ácidos grasos insaturados, entre ellos los ácidos linoleico, linolénico y araquidónico, que forman la vitamina F. La carencia en esta vitamina suele relacionarse con el exceso de colesterina, que a su vez se asocia con: problemas coronarios, hepáticos y renales, alopecia, eccemas, alteraciones en el comportamiento, etc.

LECITINA VEGETAL

La lecitina es un fosfolípido, es decir, un compuesto pariente de las grasas y rico en fósforo, presente en las membranas celulares de los seres vivos.

Es emulsionante, por lo que mantiene el colesterol y las grasas en general, en gotas ínfimas dentro de los líquidos del organismo (tanto en los jugos digestivos como en la sangre). Además, deshace los cúmulos de colesterol en sangre, desdoblándolos en glicerina y ácidos grasos, lo cual facilita su paso al interior de la célula para su correcto metabolismo.

La lecitina que se consume como complemento dietario se obtiene principalmente de la soja. Un par de cucharadas por día, tomadas con el desayuno, son extraordinarias para: bajar el colesterol, rejuvenecer el organismo (porque actúa en las membranas celulares) y alimentar el cerebro (es rica en fósforo).

MANZANA

Es un alimento invaluable, compuesto por: 84% de agua, 13% de azúcar y ácidos, 0.5% de minerales y vitaminas, y 2.5% de fibra y pectina.

La pectina que aporta, según se cree, colabora en la reducción del colesterol en sangre. Incluso, algunos científicos afirman que, por cada 450 g de manzana que se consumen, el nivel de colesterol puede reducirse hasta en un 1%. ¡Qué les parece!

Hay una cura de manzanas que da muy buen resultado. Quienes la han hecho no sólo estabilizaron sus valores de colesterol, sino que también ganaron vitalidad y fortaleza.

La cura consiste en comer sólo manzanas: del 1° al 3° día, en el desayuno; del 4° al 6° día, en el desayuno y la cena; y del 7° al 9° día, en el desayuno, el almuerzo y la cena (aclaro que los alimentos a ingerir en aquellas comidas que no son reemplazadas por manzanas deben ser los que se consumen normalmente). Finalmente, se va saliendo de la misma forma, es decir, del día 10 al 12 se come normal en el almuerzo, y sólo manzanas en el desayuno y la cena; y del día 13 al 15, comida normal en el almuerzo y la cena, y sólo manzanas en el desayuno.

PALTA o AGUACATE

Uno de los frutos más ricos en grasas (hasta un 20% según variedad) por lo que debe consumirse con moderación. Hecha esta acotación, es bueno saber que cerca del 75% de las grasas de la palta son ácidos grasos insaturados que tienen la propiedad de reducir el colesterol “malo” (LDL) e incrementar el “bueno” (HDL). Además, aporta ácido fólico y prácticamente todas las vitaminas del complejo B, que colaboran en el buen funcionamiento del sistema nervioso. También contiene vitaminas A, C y E que, al ser antioxidantes, reducen el riesgo de múltiples enfermedades, entre ellas, las cardiovasculares.

La infusión de hojas de palta es excelente para reducir el colesterol. Colocar unas hojas de palta en una taza, echarles agua hirviente, tapar con el platito durante un par de minutos. Retirar las hojas y beber.

AJO

Contiene disulfuro de alfil propilo, una sustancia activa de acción bactericida y vasodilatadora. Estudios hechos en la India demuestran que, gracias a esta sustancia, el consumo regular de ajo ayuda a normalizar la tensión arterial y el colesterol.

Hay una cura de ajo que consiste en ingerir diariamente un diente de ajo crudo en ayunas (o bien, antes del almuerzo o la cena). Se puede comer sólo o acompañado de pan, tomate o unas gotas de aceite de oliva. Otra forma es ir aumentando la cantidad de a un diente de ajo por día hasta llegar a 7, y luego descender de igual manera. Esta segunda cura se realiza de forma periódica, y no continua como la primera. El olor a ajo se puede combatir masticando una ramita de perejil fresco o un par de semillas de cardamomo.

OTROS VEGETALES QUE PUEDEN AYUDAR

La zanahoria es fabulosa debido a su contenido en pectina, fibra y mucha vitamina A.

El diente de león (o amargón) mejora la emulsión de la bilis en el intestino. Esto favorece significativamente la metabolización del colesterol.

El limón es maravilloso. Este cítrico aporta vitamina C, regula la función hepática y ayuda a disminuir el colesterol.

También se ha comprobado que bajan el colesterol estos alimentos.

Material extraído de publicación del Dr. Giraldo N. Motura – Médico Cirujano