Alimentos Ricos en Fósforo. Beneficioso a Huesos y Dientes

Alimentos Ricos en Fósforo. Beneficioso a Huesos y Dientes

Por que Debemos Consumir Alimentos Ricos en Fósforo?

El fósforo es el segundo mineral más importante (después del calcio) que se requiere para el desarrollo apropiado de los huesos en los seres humanos. También juega un papel importante en la producción de trifosfato de adenosina, una molécula que es la principal fuente de energía para las células humanas. El fósforo tiene numerosas otras funciones importantes en el cuerpo humano, además de ayudar en el desarrollo óseo y la producción de trifosfato de adenosina. La deficiencia de fósforo en una persona puede dar lugar a diversos trastornos de salud, incluyendo los dientes y los huesos débiles, dolor en las articulaciones, así como la reducción de la energía y apetito.

Debido a estas razones, es importante comer suficientes alimentos ricos en fósforo para mantenerse alejado de las enfermedades que resultan de su deficiencia. Este artículo habla acerca de unos cuantos alimentos ricos en fósforo.

Alimentos Ricos en Fósforo

Salvado de arroz

El salvado de arroz es comúnmente utilizado para la fabricación de una amplia gama de productos horneados tales como panes, panecillos y galletas. Este alimento alto en fibra también se utiliza en cereales para el desayuno. Es uno de los excelentes alimentos ricos en fósforo. 100 g de salvado de arroz contiene 1677 mg de fósforo.

Semillas de Calabaza

Las semillas de calabaza se han considerado como una de las mejores fuentes de minerales y otros nutrientes por un largo período de tiempo. Las semillas tostadas con frecuencia se añaden a las ensaladas verdes y verduras salteadas, mientras que se comen como bocadillos también. También se agregan a pasteles y galletas para mejorar su sabor. 100 gramos de estas semillas contiene 1172 mg de fósforo.

Semillas de Girasol

Las semillas de girasol son muy apreciados y se utiliza popularmente para diversos fines en todo el mundo por su textura tierna y sabor a nuez. Estas semillas son otro de los alimentos ricos en fósforo de la naturaleza. También contiene otros nutrientes como vitamina E y magnesio. El contenido de fósforo en 100 gramos de semillas de girasol es de 1158 mg. Las semillas tostadas se pueden añadir a diversos platos de pescado y pollo, así como a las ensaladas verdes mixtas.

Germen de Trigo

El germen de trigo tostado es un alimento muy nutritivo y una excelente fuente de fósforo. Hay 1146 mg de fósforo en 100 g de germen de trigo tostado. Se puede comer como aperitivo o se puede añadir a ensaladas, cereales y postres para mejorar su sabor y gusto.

Semillas de Sésamo

Las semillas de sésamo son muy apreciadas por su sabor y rico valor nutritivo. En 100 gramos de estas semillas se encuentran 774 mg de fósforo, por lo que es una gran fuente de este mineral esencial. Las semillas de sésamo se usan como ingrediente principal para hacer mantequilla de sésamo o pasta de sésamo. También se añaden en alimentos horneados como magdalenas, galletas y pan. Las semillas de sésamo se añaden a varios platos de pollo y vegetales también.

Semillas de Sandía

Las semillas de sandía son muy nutritivas, con su rico contenido en vitaminas y minerales. Estas semillas contienen 750 mg de fósforo por cada 100 g. Las semillas de sandía se consumen generalmente como aperitivos después de asarlas de manera adecuada. Su sabor las hace adecuadas para ser añadida a diversos alimentos horneados.

Nuez de Brasil

Las nueces de Brasil son muy populares por su delicioso sabor y alto valor nutritivo. Estos frutos secos están comprendidos dentro de los buenos alimentos ricos en fosforo, siendo 100 g de nuez de Brasil, aportantes de 725 mg de este mineral esencial. Las nueces de Brasil se comen como bocadillos. También se añaden a pasteles, galletas, chocolates, ensaladas, así como diversas sopas y platos de verduras.

Salvado de Avena

Es otro excelente fuente de fósforo. 100 g de salvado de avena contiene alrededor de 700 mg de este mineral esencial. Al igual que el salvado de arroz, se utiliza para la preparación de una amplia gama de alimentos horneados como magdalenas, panes, galletas y panecillos. También se utiliza como cereales para el desayuno.

Soja

La soja es altamente nutritiva y se utiliza en varios alimentos y de diferentes maneras. La soja tostada es rica en varias vitaminas y minerales. Cada porción de 100 g, contiene 649 mg de fósforo. Se consumen popularmente como aperitivos y también se añaden a sopas y guisos de verduras.

Semillas de Lino

Las semillas de lino están llenas de numerosos nutrientes esenciales como los ácidos grasos omega-3, vitamina B1, fibras, magnesio y también se encuentra dentro de los alimentos ricos en fósforo. Las semillas de lino tienen un contenido de fósforo de 642 mg cada 100grs. Estas semillas a menudo suelen molerse para  añadirse a pasteles, galletas y panecillos. También se pueden añadir a otros alimentos horneados.

 Anacardo

El sabor dulce, delicado y de alto valor nutritivo, convierten al anacardo en uno de los frutos secos más populares en todo el mundo. Hay 593 mg de fósforo cada 100 gramos de este fruto seco. Se consume tanto en crudo como tostado, como un bocadillo. El Anacardo a menudo se añade a platos y ensaladas salteadas para mejorar su sabor y aroma.

Almendras

Las almendras contienen 484 mg de fósforo por cada porción de 100 grs. Al igual que muchos otros frutos secos y semillas, las almendras enteras pueden consumirse crudas o tostadas como un bocadillo. Además, se utilizan para la preparación de diversos productos de panadería o en ensaladas. Las almendras son a menudo trituradas antes de añadirlas a diversos platos.

Cacahuetes

Los Cacahuetes tienen muchos beneficios para la salud por su alto valor nutricional. Contienen 376 mg de fósforo en 100 gramos de estos frutos secos. Los cacahuetes pueden ser esparcidos sobre platos de verduras o pollo salteado, así como ensaladas para mejorar su sabor y aroma. Los Cacahuetes también se utilizan en diversas bebidas y alimentos horneados.

Según algunas investigaciones, el cuerpo humano puede absorber el fósforo más fácilmente de productos cárnicos en comparación con los alimentos de origen vegetal.

Este mineral esencial está presente en casi todos los alimentos, lo que significa que la deficiencia de fósforo es una condición muy rara. Es importante recordar que el exceso de consumo de fósforo puede ser perjudicial para el cuerpo humano. En caso de niveles excesivamente altos de fósforo en la sangre, el cuerpo envía calcio de los huesos al torrente sanguíneo para restaurar el equilibrio normal de fósforo-calcio. La transferencia de calcio lleva al debilitamiento de los huesos y la posible calcificación de diversos órganos internos. Esto aumenta las posibilidades de ciertas enfermedades vasculares, así como ataques al corazón.