Saltar al contenido
MI MEDICO NATURAL

Anticoagulantes Naturales para su Sangre

anticoagulantes naturales

Su cuerpo tiene una forma de protegerlo de hemorragias. La mayoría de las veces, la capacidad de coagulación de la sangre es algo bueno. Pero a veces, los coágulos de sangre pueden ser peligrosos.

Bajo ciertas condiciones, como latidos cardíacos irregulares o defectos congénitos cardíacos, o si ha tenido ciertos procedimientos, como cirugía de válvulas cardíacas, su médico puede recetarle un anticoagulante. Estas afecciones y cirugía aumentan el riesgo de coágulos sanguíneos potencialmente fatales. Tales coágulos pueden causar un ataque al corazón o un derrame cerebral. Los anticoagulantes reducen su riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular al disminuir la posibilidad de que se formen coágulos de sangre.

También hay algunos ingredientes en la naturaleza que podemos decir que ayudan a reducir el riesgo de coagulación. Sin embargo, no se han probado estos anticoagulantes naturales y comparado con anticoagulantes convencionales. Puede hablar con su médico acerca de los siguientes anticoagulantes  naturales que se han informado para ayudar a reducir los coágulos de sangre. Nuevamente, nunca los tome para reemplazarlos ni con su anticoagulante recetado sin consultar con su médico.

Anticoagulantes Naturales

Cúrcuma

La cúrcuma es una especia que le da a los platos un color amarillo, y se ha utilizado durante mucho tiempo como una medicina popular. Según un estudio realizado, el principal ingrediente curativo, la curcumina, actúa sobre las plaquetas para evitar la formación de coágulos.

Jengibre

El jengibre es de la misma familia que la cúrcuma y contiene salicilato, un ácido que se encuentra en muchas plantas. El ácido acetilsalicílico, que se deriva del salicilato y generalmente se llama aspirina, puede ayudar a prevenir los accidentes cerebrovasculares. Los alimentos que contienen salicilato, como aguacates, bayas, pimientos y cerezas, también pueden prevenir la coagulación de la sangre. De igual manera, se necesitan más estudios para determinar si pueden ser tan efectivos como los medicamentos recetados.  

Canela

La canela y su primo cercano, la casia de canela (canela china), están ampliamente disponibles y contienen cumarina, una sustancia química que actúa como un potente anticoagulante. Cuando se ingiere con canela, la cumarina también puede disminuir la presión arterial y aliviar la inflamación causada por la artritis y otras afecciones inflamatorias. Sin embargo, los estudios en humanos no proporcionan suficiente evidencia sobre el uso de canela para las condiciones relacionadas con la salud. 

Tenga precaución al usar canela como anticoagulante. Algunos estudios muestran que el consumo a largo plazo de canela en los alimentos, incluidos los panes y los tés de canela, puede causar algún daño hepático.

Pimienta de Cayena

La pimienta de Cayena puede tener un potente efecto de dilución de la sangre en su cuerpo debido a su gran cantidad de salicilatos. La pimienta de Cayena se puede tomar en cápsulas o molidos fácilmente como especias para la comida. Además de adelgazar su sangre, la pimienta de Cayena pueden disminuir su presión arterial y aumentar la circulación.

Vitamina E

La vitamina E ha sido reportada como uno de los anticoagulantes naturales leves.

Otros Alimentos Anticoagulantes

Si tiene enfermedad cardiovascular, cardíaca o de los vasos sanguíneos, o si desea ayuda con la prevención, su médico puede recomendarle una dieta saludable para el corazón. Esta dieta incluye frutas y verduras frescas, granos integrales al 100%, aceites saludables, productos lácteos bajos en grasa o sin grasa y proteínas saludables. Una dieta saludable para el corazón limita los alimentos con alto contenido de grasas, colesterol alto y azúcar. Este tipo de dieta es la mejor para mantenerlo saludable.

Existen informes de que algunos alimentos y bebidas pueden ayudar a diluir la sangre, osea pueden funcionar como anticoagulantes naturales.

Ellos pueden ser:

  • Verduras como lechuga, tomates, brócoli y cebollas
  • Frutas como bayas, uvas, pomelo, piña y granadas
  • Nueces, almendras, avellanas, anacardos, pistachos y nueces de Brasil
  • Pescado como la caballa, la trucha, el arenque, el atún blanco y el salmón
  • Bebidas como el té verde, jugo de uva, jugo de arándano y jugo de piña
  • Chocolate negro
  • Ajo

Conclusión

Como pudimos ve, existen muchos anticoagulantes naturales a nuestro alcance. Es importante recordar que no se deben tomar como reemplazo de su medicamento recetado. Y no debe tomarlos con su anticoagulante prescrito sin el consejo de su médico.

Los productos naturales y ciertos alimentos pueden interferir con su medicamento recetado. Pueden hacer que su sangre sea demasiado fluida y aumentar su riesgo de sangrado. O los remedios naturales pueden bloquear los medicamentos recetados, lo que aumenta las posibilidades de formación de coágulos.

Siempre es mejor hablar con su médico antes de probar cualquier cosa que pueda influir en su salud.