Beber Agua Junto a las Comidas. Es Bueno?

Beber Agua Junto a las Comidas. Es Bueno?

Beber Agua Junto a las Comidas? Antes de las Comidas? Luego de las Comidas?

Siempre ha habido debate sobre el tiempo y la cantidad de agua que debe tomar antes, durante y después de las comidas. Muchas personas tienen el hábito de beber agua junto a las comidas, tal vez con la intención de arrastrar la comida y con la esperanza de que esto ayude al proceso digestivo. Sin embargo, los nutricionistas de todo el mundo rechazan la idea con fuerza.

Varios estudios muestran que la práctica dificulta gravemente la digestión al diluir los jugos gástricos esenciales y provoca un aumento en los niveles de insulina. El problema aquí es triple: consumir agua antes de las comidas, consumir agua junto con las comidas y consumir agua después de las comidas.
Se dice que el tiempo aproximado para digerir los alimentos es de dos horas. La comida pasa por su esófago al estómago, luego a su colon antes de ser expulsado de su sistema. Hay una cierta proporción fluido-sólido en nuestro sistema gástrico.

Beber Agua Antes de las Comidas

Si usted consume agua antes de las comidas, no sólo está perturbando el componente fluido diluyendo lo que come, sino que también está modificando el proceso  y tiempo de digestión, ya que el alimento ingresa al intestino grueso mucho antes de lo que debería. Por lo tanto, no es recomendable beber agua justo antes de la comida.
Tampoco es buena la idea de beber agua junto a las comidas, ya que no sólo limita la digestión, sino que también altera la absorción natural de los nutrientes después de la digestión. Algunas personas que beben agua junto con las comidas también han demostrado una tendencia a tener un colon expandido.

Beber Agua Luego de las Comidas

En cuanto a la cuestión del agua potable justo después de las comidas, también existe un efecto nocivo. El agua potable justo después de las comidas, está manipulando de nuevo el tiempo natural que tarda su comida en digerirse. Esto también lo hace sentir más hambriento de lo esperado, y genera un exceso, y como resultado hinchazón. Se recomienda beber agua en un intervalo de 30 minutos antes y después de sus comidas. En estos 30 minutos, su sistema pasa a la siguiente etapa de la digestión.

Estudios sugieren que es esencial mantener algunas brechas después de sus comidas. Esto ayuda considerablemente en la absorción de nutrientes esenciales. El consumo de agua justo después de la comida tiende a diluir el jugo gástrico. Sin embargo, nuestro estómago es experto en absorber el agua. Una ingesta excesiva de agua después de la comida diluye las enzimas que son esenciales para la digestión. Esto se responde por una menor secreción de enzimas digestivas que a su vez puede conducir a la acidez estomacal o reflujo gástrico.

El proceso digestivo impedido, también deja una gran cantidad de alimentos no digeridos en su organismo. La glucosa de este alimento no digerido se convierte en grasa y se almacena en su cuerpo. Este proceso conduce al aumento de insulina, que causa un aumento en los niveles de azúcar en sangre. Por esta razón, puede conducir a padecer diabetes y obesidad.

Por lo tanto, si bien es importante mantenerse hidratado y consumir un mínimo de dos litros de agua todos los días, también debe asegurarse de elegir el momento adecuado para beber este maravilloso líquido.