Descubre Como Usar las Esferas Chinas Aplicadas a la Salud

Descubre Como Usar las Esferas Chinas Aplicadas a la Salud

La historia de las esferas chinas es algo confusa. Hay escritos que remontan a la dinastía Sung (960-1280), los cuales mencionan la existencia de unas esferas de piedra utilizadas por acróbatas y artistas marciales. Otra corriente asegura que fueron creadas en la dinastía Ming (1386-1644), en la cual el emperador, las familias nobles y los médicos imperiales, usaban esferas de piedras preciosas para mantener su salud. Dada su efectividad en la prevención de las enfermedades más frecuentes, fueron modificadas durante la dinastía Qing (1644-1911) para que pudiesen emplearlas los demás estratos sociales de China y, con el tiempo, el resto del mundo.

Así, actualmente encontramos dos esferas huecas de igual peso y tamaño, con placas metálicas en el interior que producen melodiosos tonos graves y agudos; su exterior puede ser de metal (dorado o plateado) o esmaltado (en llamativos colores y con hermosos motivos que simbolizan los dos principios universales: Yin y Yang).

Existen también esferas sólidas, fabricadas generalmente de cuarzo u otro tipo de piedra semipreciosa. Sus propiedades energéticas naturales sustituyen las virtudes del sonido.

En cuanto al nombre, también hay muchas formas diferentes de llamarlas: “Esferas Chinas”, “Esferas de Salud”,”Baoding”, “Bai Chi ‘ o “Chio”.

¿COMO SE USAN?

Existen técnicas muy diversas. Automasajes; masajes corporales, zonales y equilibradores de chakras, etc.

No obstante, la forma de uso más práctica y sencilla, es hacerlas rotar en la palma de las manos. Utilizando las dos esferas en una sola mano y tomando como punto de partida el dedo pulgar, se empuja una hacia adentro hasta conseguir que la otra se desplace, y comience el giro.

Este simple ejercicio drena los meridianos de acupuntura que tienen terminación en las manos. De esta manera armoniza su energía y fortalece los diferentes órganos a la que están conectados. También, según la teoría Jing Luo, influye sobre el cerebro, agilizándolo y equilibrando los hemisferios. De esta manera, logra un estado de relajación profunda que prevendrá el estrés y la fatiga mental.

El trabajo físico realizado por los dedos, la mano y la muñeca. Mejora la circulación sanguínea; limpia músculos y articulaciones de impurezas acumuladas; activa los vasos linfáticos; flexibiliza los tendones; aumenta la agilidad y la fuerza de la mano. De esta forma, se previenen y mejoran: artritis, artrosis, reumatismo y otras enfermedades derivadas de la falta de movimiento.

Las demás técnicas actúan desbloqueando canales energéticos, reequilibrando el funcionamiento general del organismo. Su uso es apropiado para combatir problemas nerviosos, circulatorios, digestivos y respiratorios, estrés, insomnio, entre otros.

IMPORTANTE

El uso de las esferas chinas no posee contraindicaciones. Es una técnica preventiva que en ningún caso debe tomarse como método curativo. No obstante, puede acompañar cualquier terapia médica, ayudando a una recuperación más rapida y menos traumática de la zona afectada.

Si bien son muy vistosas, sus beneficios van más allá de lo ornamental, pudiendo ser aprovechados mediante un correcto uso frecuente y consciente.