Que Propiedades Posee la Planta de Menta?

Que Propiedades Posee la Planta de Menta?

La Planta de Menta, cuyo nombre se ubica en un género de hierbas comestibles, muy apreciadas en gastronomía por su aroma refrescante, su sabor mentolado y sus cualidades digestivas.

Es originaria de Asia Central y del Mediterráneo. En la actualidad, se encuentra naturalizada en casi todas las regiones del planeta.

PROPIEDADES MEDICINALES DE LA PLANTA DE MENTA

Tiene reconocidas propiedades como carminativo, estimulante gástrico, tónico general, antiséptico intestinal, antiespasmódico y antiirritante.

Suele recomendarse su uso como condimento para inhibir el desarrollo de bacterias a nivel intestinal, mejorar la asimilación de los alimentos, evitar el dolor de estómago, mejorar el transito intestinal y reducir los gases.

También suele emplearse como tisana refrescante y digestiva.

Si bien el genero menta comprende varias especies, las de uso más frecuente en América Latina son las siguientes:

  • Mentha piperita (o menta; de tallo rojo)

  • Mentha sativa (o hierbabuena; de tallo verde).

En gastronomía sólo se emplean las hojas de la menta, las cuales se comercializan secas (enteras o molidas) o frescas (en atados de ramas).

Los chefs recomiendan tener una planta de menta en el jardín para usarla fresca, y así poder aprovechar al máximo sus propiedades.

Si no se dispone de la planta, pero se han conseguido unas ramas frescas y no se las va a utilizar en el momento, las mismas pueden secarse colgándolas a la sombra, en un lugar seco y aireado. Luego, separe las hojas y guardelas en un recipiente con cierre hermético, en lugar fresco, oscuro y sin humedad.

Su consumo produce una sensación de frescura en la boca y en las vías respiratorias. Esta sensación puede resultar desagradable para algunas personas, por eso, ya sea fresca o seca, debe usarse con moderación.

Se puede emplear tanto en platos dulces como salados. Tradicionalmente, se la emplea para saborizar: ensaladas, sopas, salsas, postres y bebidas.

Su sabor acompaña bien: legumbres (en especial, arvejas y alubias), trigo burgol, tomate, berenjena, pepino, papa, zucchini, frutilla, frambuesa, bayas.

Combina bien con otras especias, como ser: albahaca, eneldo, perejil, jengibre, cardamomo, comino y clavo de olor.