Lo Llaman Durazno o Melocotón. Conoce sus propiedades

Lo Llaman Durazno o Melocotón. Conoce sus propiedades

Beneficios del Durazno. Conoce las Propiedades Nutricionales que Aporta

El durazno, también llamado melocotón, es un delicioso alimento bajo en calorías, que además, aporta betacarotenos, vitamina A y C, potasio, fósforo y níquel (un oligoelemento básico en los primeros meses de embarazo, pues el feto lo necesita para el desarrollo de su sistema nervioso).

Esta fruta es de fácil digestión y posee un ligero efecto laxante que ayudará a combatir el estreñimiento. Consumido fresco o en compota antes de las comidas, es un buen aperitivo que preparará adecuadamente los jugos digestivos. Sin embargo, no es recomendable su ingesta, a personas que padecen diarrea, cólicos o inflamación crónica de intestinos.

Los beneficios del durazno, por sus propiedades, posee efectos diuréticos, por lo cual es recomendado para enfermedades de las vías urinarias, problemas de próstata, retención de líquidos, etc. Además, previene la formación de cálculos renales.

Por su contenido en hierro asimilable se recomienda, fresco o desecado (orejones), para el tratamiento de anemias. También posee un suave efecto sedante y tonificante del sistema nervioso.

Si puede, opte por consumirlos frescos. Diferentes estudios han demostrado que los duraznos enlatados pierden cerca del 80% de su contenido de vitamina C y de fibra.

Hay muchas variedades de duraznos. Entre las más conocidas encontramos: el “prisco” cuyo carozo se desprende fácilmente y es considerado uno de los más deliciosos; el “japones” apreciado por ser muy dulce; el “pelón ” llamado así porque su cáscara es lisa; y el “blanco” cuya pulpa se adhiere fuertemente al corazón. Los duraznos están maduros cuando la última mancha de verde se ha transformado en amarillo cremoso. Apriete suavemente con el dedo la parte del tallo, si cede un poco, está maduro.

Para madurarlos, déjelos a temperatura ambiente en un lugar donde no les dé el sol. En la heladera, los duraznos maduros aguantarán aproximadamente una semana, pero evite golpearlos. Para pelarlos sin problemas, páselos unos segundos por agua hirviendo y después sumérjalos en agua helada; sáquelos, y la piel se desprenderá por si sola. Recuerde que 2 duraznos rinden más o menos una taza de rodajas.