Beneficios del Vino Tinto para la Salud

Beneficios del Vino Tinto para la Salud

Entre los beneficios del vino, se destacan cinco maravillosos, si se consume correctamente.

  • La salud del corazón

  • Prevención de enfermedades

  • Menos resfriados comunes

  • Pérdida de peso

  • Cambios de humor y mejora del cerebro

Una copa de vino al final de un largo día con una comida es una delicia! Es calmante y agradable. El fin de semana o días festivos no serían lo mismo sin su rico sabor. Se respira la cultura y realza el ambiente social. Todo el mundo se ríe un poco más fuerte y permite bajar la guardia un poco. Algunas de esas barreras sociales incómodas se disipan.

¿Cuánto? es la clave, debemos beber una cantidad que nos dará los beneficios para la salud. Demasiado vino puede ser perjudicial y provocar aumento de peso, por no hablar de lamentar lo que hayamos dicho o hecho a la mañana siguiente!

La Salud del Corazón

Muchos estudios modernos han demostrado que dentro de los beneficios del vino, se puede  encontrar útil para reducir el riesgo de enfermedades del corazón . Este descubrimiento de la salud se hizo famoso cuando estudios demostraron que los franceses tienen una de las tasas más bajas del mundo de ataques cardíacos. El fenómeno se atribuyó al consumo regular de vino tinto por los franceses y se conocía como la “paradoja francesa”. Investigadores de Harvard incluyen el consumo moderado de alcohol como uno de las “ocho maneras probadas para reducir el riesgo de enfermedad cardiaca coronaria.” Investigadores creen que los antioxidantes en la piel y las semillas de uvas rojas, llamados flavonoides, reducen el riesgo de enfermedad coronaria al reducir el colesterol LDL (malo), lo que aumenta los niveles de HDL (colesterol bueno) y reducir la coagulación sanguínea.

La Prevención de Enfermedades

El resveratrol, que se encuentra en la piel de las uvas rojas, puede ayudar a las personas con diabetes a regular el azúcar en sangre y alcanzar los niveles de glucosa en sangre. Sin duda muy importante dentro de los beneficios del vino.

Investigadores han encontrado que los hombres que beben un promedio de cuatro a siete vasos de vino tinto a la semana son menos propensos a ser diagnosticados con cáncer de próstata. Además, el vino tinto parece especialmente protector contra los cánceres avanzados o agresivos. Un estudio indicó que el resveratrol puede ser útil en el tratamiento de enfermedades neurológicas como el Alzheimer y el Parkinson.

Otro estudio reciente muestra un aumento en la capacidad intelectual de las mujeres que disfrutan de un poco de alcohol. Un estudio publicado en importante revista, evaluó a más de 12.000 mujeres entre las edades de 70 a 81 años. Los bebedores moderados obtuvieron mejores resultados en las pruebas de función mental. Investigadores encontraron un aumento en la capacidad intelectual bebiendo una vez al día. Los bebedores moderados tenían un 23 por ciento menos riesgo de deterioro mental en comparación con los no bebedores.

Menos Resfriados Comunes

Un estudio importante encontró que los antioxidantes en el vino tinto también pueden prevenir el resfriado común. Investigadores estudiaron los hábitos de bebida de alcohol de 4,272 profesores y personal de cinco universidades españolas. El consumo de vino tinto (particularmente), se asoció con un bajo riesgo de contraer el resfriado común.

Pérdida de Peso

El vino es generalmente visto como “fruta prohibida” en un  programa de pérdida de peso o mantenimiento del mismo. Sin embargo investigaciones no están 100% de acuerdo. Se encontró que el piceatanol, compuesto que se convierte de resveratrol, podría ayudar a controlar la obesidad. Bloquea la capacidad de la insulina para activar los genes que llevan a cabo otras etapas de la formación de células grasas. Se demostró que las mujeres que consumían cantidades moderadas de alcohol eran menos propensos a ganar peso en la mediana edad.

Mejora el Humor

Todos sabemos que una buena copa de vino seco puede ser relajante y aliviar un poco el estrés. Pero por si no lo sabía, los beneficios del vino,  puede traer efectos más notables. Un gran estudio encontró que el consumo de vino de dos a siete veces a la semana, se asoció significativamente con menores tasas de depresión. Por el contrario, los grandes bebedores parecen estar en mayor riesgo. Otro estudio realizado en Noruega, encontró que los bebedores moderados tienen menos riesgo de sufrir depresión que los que no consumen absolutamente nada de alcohol. Curiosamente, los científicos en Italia descubrieron ciertas variedades de uvas para la elaboración de vinos tintos, que contienen altos niveles de melatonina o sustancias con efectos similares. Esto podría explicar por qué el consumo moderado de vino induce al sueño .