Las Alubias. Saludable para Celíacos y Diabéticos

Las Alubias. Saludable para Celíacos y Diabéticos

Que son las Alubias ?

Las alubias, también llamadas júdias en ciertas partes del mundo, son las semillas maduras y secas, extraídas de las vainas que crecen en las plantas leguminosas del genero Phaseolus.

Según el país de procedencia reciben diferentes nombres: judía, frijol, habichuela, bean; pero se saben que son las alubias.

Son originarias de América Latina, y están consideradas la legumbre más importante en América Latina y África.

PROPIEDADES

Se las considera:

  • Proteínicas

  • Energéticas

  • Mineralizantes

  • Vitamínicas

Recomendadas para deportistas y personas que realizan esfuerzos físicos.

Por su elevado contenido en fibra soluble, contribuyen a:

  • Prevenir el estreñimiento

  • Disminuir el nivel de colesterol en sangre

  • Mantener los niveles de glucosa (beneficioso para diabéticos).

Son aptas para celíacos porque no tienen gluten. Su elevado aporte de potasio y escaso sodio, favorece a las personas con hipertensión.

El consumo de alubias enteras no es recomendable para personas sensibles o con problemas intestinales. En estos casos, se pueden consumir quitándoles el hollejo (piel que recubre el grano) y pisándolas con un pisapuré, mezcladas con verduras o arroz para que resulten más digestivas.

Se pueden encontrar diferentes tipos en función del tamaño (pequeñas o medianas) y el color de la piel (blancas, rojas, negras y con pintitas). Su piel debe ser lisa, tersa y brillante, sin arrugas, y estar libres de insectos y moho.

Las alubias secas son un alimento poco perecedero. Basta con guardarlas en un lugar fresco y seco, dentro de un frasco de vidrio hermético, para que se mantengan en óptimas condiciones por 9 meses; pasado este tiempo, sus cualidades organolépticas irán disminuyendo. Para evitar los gorgojos, es bueno introducir un diente de ajo o unas hojitas de laurel en el frasco.

Antes de cocerlas es necesario hidratarlas sumergiéndolas en un recipiente con abundante agua fría, dejándolas en remojo durante unas 12hs. El agua de remojo debe escurrirse y renovarse para la cocción, debiendo superar unos 6 cm el nivel de las alubias. La sal se añade al finalizar la cocción, antes puede afectar la cremosidad. El tiempo de cocción oscila entre 1 y 3 horas, según la antigüedad del grano.

Una vez cocidas, se pueden conservar en la heladera en un recipiente hermético durante días, o se pueden congelar durante meses.