Propiedades Medicinales del Alcaucil o Alcachofa

Propiedades Medicinales del Alcaucil o Alcachofa

Propiedades Medicinales del Alcaucil o Alcachofa.

El alcaucil o alcachofa es el cáliz de la flor inmadura de la Cynara scolymus, una planta oriunda del Norte de África. Dicho cáliz (cabezuela) se encuentra formado por un fondo carnoso (corazón) sobre el cual se apiñan las brácteas (llamadas erróneamente “hojas”). Al desarrollarse, surgen pétalos violáceos de entre las brácteas, y la parte comestible pierde la ternura y se vuelve amarga.

Propiedades Medicinales del Alcaucil

Es un alimento muy apreciado por sus propiedades hepatoprotectoras, coleréticas y diuréticas.

Su consumo favorece la descongestión del hígado y lo tonifica, mejora la función vesicular y renal, previene la litiasis biliar, reduce los niveles de colesterol y azúcar en sangre y contribuye a corregir el estreñimiento.

En personas de estómago delicado puede provocar flatulencias.

Si bien las cabezuelas son de color verde claro, muchas veces las brácteas externas se ennegrecen por cuestiones climáticas, pero el producto sigue siendo fresco. Al elegirlos, deben seleccionarse los ejemplares que resulten pesados en relación a su tamaño. Las brácteas deben estar bien apiñadas, ser firmes y crujir levemente cuando se las quiebra.

Guardar en la heladera dentro de un recipiente hermético. Crudos se conservaran alrededor de 7 días, y cocidos, unas 24 horas.

El alcaucil puede cocinarse de muchas formas. Lo ideal es prepararlo al vapor para mantener sus cualidades nutritivas: cortar el tallo y lavar muy bien las cabezuelas; sacudirlas para escurrir el exceso de agua, y luego retirarles las capas de brácteas más externas (las más duras). Rociar los alcauciles con jugo de limón para evitar que se oxiden. Para cocinarlos, hágalo enteros en la olla utilizada como vaporera.

Ya cocidos, es muy común ir quitándoles las brácteas de a una, mojadas en una vinagreta y deslizarlas por entre los dientes para consumir su parte más carnosa. El premio final es el corazón, al cual se le debe retirar la parte fibrosa central antes de emplearlo en la preparación de algún plato.

TIZANA DE ALCAUCIL/ALCACHOFA

Lavar 3 g de brácteas, colocarlas en una taza y verterles 200cc de agua hirviente. Tapar con el platito y dejar reposar durante 5 a 10 minutos. Colar y beber.

Se puede endulzar con miel

Esta tizana resulta beneficiosa en enfermedades hepáticas y de las vías urinarias, artritismo, diabetes, etc.