Cera de Abeja: 5 Beneficios para Saber!

Cera de Abeja: 5 Beneficios para Saber!

Desde la colmena, la cera de abeja es un remedio utilizado durante más de 2000 años, especialmente para tratar problemas de la piel. ¡Hoy disponible en todas partes, sería un error privarnos de ella!

Conozcamos Sobre los Beneficios que nos Brinda la Cera de Abeja

Para Rejuvenecer las Manos

¡A fuerza de usar nuestras manos, ellas se desgastan!

Suelen tornarse secas, ásperas, rojizas… Pruebe con cera de abeja. Gracias a su riqueza en vitamina A, hidrata y protege la piel de las agresiones a largo plazo.

En la Práctica

En baño maría, caliente 10 g de cera de abejas con 15 g de manteca de karité. Tan pronto como la mezcla se derrita, retírela del fuego y déjela enfriar. Poner en un frasco y agregar 5 g de glicerina, 5 gotas de aceite esencial de lavanda y 5 gotas de aceite esencial de sándalo. Mezcle y aplique en sus manos.

Para Acelerar una Curación

La cera de abejas se recomienda para las cicatrices también. Primero, posee propiedades antiinflamatorias que alivian la herida. Entonces, como es rica en vitamina A, nutre la piel y facilita su curación.

En la Práctica

Derretir la cera de abejas en baño maría y agregar 10 ml de aceite de almendras dulces. Una vez que la preparación está líquida, viértala en recipientes pequeños. Aplicar sobre la cicatriz cerrada masajeando para que logre penetrar.

Para la Piel Seca

Sabemos que en invierno, la piel es atacada por el frío. ¡Afortunadamente la cera de abejas está aquí! Entre sus virtudes terapéuticas naturales, está la impermeabilidad. Como es oclusivo, retiene agua y forma una película apretada sobre la piel. Una estrategia nutritiva natural y efectiva contra el frío.

En la Práctica

Mezcle una cucharadita de cera de abejas y dos cucharadas de lanolina. Agregue tres cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de gel de aloe vera y dos cucharadas de agua de rosas. Caliente todo en un baño maría y retírelo tan pronto como se derrita la cera. Coloque la preparación en una olla y aplique sobre la piel.

Labios Bonitos Durante todo el Año

Entre los secretos de belleza natural de la colmena, existe un bálsamo labial con cera de abejas.

Muy hidratante, cura frecuentemente el agrietado del invierno. En verano, su acción a prueba de agua sirve como protección contra el viento y el sol. Una solución natural atemporal!

En la Práctica

Derretir la cera de abeja en un baño maría y agregar 10 gotas de aceite de almendras dulces. Una vez que la preparación está líquida, viértala en recipientes pequeños. Aplicar en los labios cuando sea necesario.

Para Curar Eczemas

Enrojecimiento, picazón, costras… El eczema es una enfermedad inflamatoria de la piel que afecta a del 2 al 6% de la población. La cera de abejas es uno de los principales componentes del “cerato de Galicia”, también llamado “crema fría”, recomendado para personas con esta enfermedad. Este remedio es conocido por la frescura que deja en la piel. Rápidamente alivia la picazón y cura las condiciones de la piel. Se puede fabricar fácilmente en nuestra casa.

En la Práctica

En un recipiente, mezcle 7 g de cera de abejas, 17 g de almendras dulces y 26 gotas de aceite floral de rosas. Ponga todo a calentar a fuego lento en un baño maría y retírelo tan pronto como la cera se derrita. Batir la mezcla y verter en una olla. Colóquelo en la nevera. Aplicar en la zona afectada a voluntad.
Advertencia: controle el estado de la crema regularmente antes de usarla. No debería utilizarse si la encuentra rancia.

¿Cuál Elegir?

Como componente de muchos productos cosméticos, la cera de abejas también se puede usar pura y en casa.

Hay dos tipos.
Cera de abejas amarilla: debe su color al polen de las flores polinizadas por las abejas. Natural y puro, es el que debe elegir para el cuidado de la piel.
Cera de abejas blanca: Se utiliza principalmente en productos industriales para pulir muebles, madera. Para crearlo, hay dos formas. El primero es natural: está blanqueado a la luz. El segundo blanquea la cera químicamente con la ayuda de agentes oxidantes.
Dónde obtenerlo: para un producto natural y no químico, es mejor obtener la cera de abeja en su origen, es decir, en la colmena. Muchos apicultores la venden, ellos le aconsejarán.