Saltar al contenido
MI MEDICO NATURAL

Como Cerrar los Poros de la Cara de Manera Natural

como cerrar los poros de la cara

La grasa de la piel, las células secas y muertas de la piel, y la suciedad pueden acumularse en las glándulas sebáceas y obstruir los poros de la piel. Al principio, se desarrollan puntos negros. Con el tiempo, a menudo hay una mayor acumulación de bacterias que inflaman los poros de la piel y causan acné. Es importante cerrar los poros de la cara?

La mejor manera de evitar los poros obstruidos es cuidar bien su piel. Los remedios caseros ayudan a eliminar las células muertas, la grasa, la suciedad y las impurezas de la piel, limpiando los poros. Esto asegura una apariencia suave y juvenil de la piel.

Cerrar los Poros de la Cara con estos Tratamientos Naturales

Baño de Vapor

Los baños de vapor limpian suavemente los poros. Promueve la circulación sanguínea en la cara, abre los poros y ayuda a eliminar las impurezas de la piel.

Para preparar un baño de vapor: llene una olla con agua, cubra y caliente el agua en ella. Cuando el agua esté lo suficientemente caliente y comience a hervir, retírela del fuego. Coloque la olla sobre la mesa y cuelgue una toalla sobre su cabeza (para que el vapor no pueda escapar). Con el vapor ascendente, empape la cara por 10 a 15 minutos. A continuación, seque la cara y luego aplique con un poco de agua de rosas y masajee suavemente. (Cuando se usa regularmente, el agua de rosas ayuda a neutralizar el pH de la piel y reducir los poros). Repita el baño de vapor 2 veces por semana.

Nota: El agua no debe estar demasiado caliente para evitar quemaduras y no secarse.

Bicarbonato de Sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los componentes más  impresionantes para la piel. Actúa como un exfoliante natural, libera los poros de las células muertas de la piel y elimina la suciedad y las impurezas de la piel.

El bicarbonato de sodio también ayuda a regular el pH de la piel y le brinda una apariencia joven y suave.

Para una limpieza facial profunda: mezcle 2 cucharaditas de bicarbonato de sodio con 1 cucharadita de agua hasta obtener una pasta homogénea. Aplique la pasta en la cara con un suave masaje por unos minutos. Luego, deje la pasta para que trabaje durante 5 minutos. Seguidamente enjuague con agua tibia y seque con una toalla limpia. Repita la aplicación una vez a la semana.

Limón

Los limones tienen un efecto limpiador y reducen los poros. El ácido cítrico contenido en el jugo de limón recién exprimido actúa como un exfoliante. Limpia la piel, elimina la suciedad y el exceso de aceite, abriendo los poros obstruidos.

Simplemente agregue el jugo de limón recién exprimido a la piel afectada, frote suavemente durante 10 minutos, luego enjuague con agua tibia y seque. Por último aplique aceite de coco o crema humectante sobre el rostro.

Una segunda alternativa: mezcle 1 cucharada de jugo de limón y 1 cucharadita de sal del Himalaya con yogur y miel. Aplique la mezcla en el área afectada y frote suavemente la piel durante 5 minutos. Deje actuar durante 10 minutos y luego enjuague con agua tibia. Repita la aplicación 2 veces por semana.

Papaya

Las papayas contienen la enzima papaína, que es particularmente beneficiosa para la piel. La papaína ayuda a purificar la piel de forma natural, a limpiar los poros obstruidos y a eliminar las células muertas de la piel. Con el uso regular de papaya, la piel se vuelve más suave y lisa.

Para el uso de la papaya: quite un trozo de piel de papaya cruda y frote en la zona afectada de la piel durante 5 a 10 minutos. A continuación, enjuague el área con agua tibia para eliminar las células muertas de la piel, la grasitud y la suciedad. Repita la aplicación 2 veces por semana.

Nota: Las papayas especialmente crudas, aún verdes, son muy ricas en la enzima papaína.

Miel

La miel proporciona humedad a la piel y al mismo tiempo abre los poros obstruidos. La miel elimina el exceso de grasa de la piel y reduce los poros cuando se usa regularmente.

Simplemente ponga un poco de miel en el área afectada y masajee suavemente con los dedos. Deje actuar durante unos minutos y luego enjuague con agua tibia. Repita de 2 a 3 veces por semana para evitar la obstrucción de los poros.

Alternativamente, con miel, se puede preparar una mascarilla facial: 1 cucharadita de miel y 1 cucharadita de aceite de oliva mezclada con 2 cucharadas de yogurt. Aplique la mezcla en la cara y déjela actuar durante 15 minutos. Luego enjuague con agua tibia. Repita la máscara una vez por semana para eliminar las impurezas y nutrir la piel.

Azúcar

El azúcar es un exfoliante impresionante y natural. Ayuda a abrir los poros y eliminar las impurezas de la piel.

Simplemente mezcle 2 cucharadas de azúcar con el jugo de medio limón y un poco de agua hasta obtener una pasta espesa. Aplique la pasta en el área afectada y masajee con movimientos circulares durante cinco minutos. Luego enjuague la piel con agua fría y aplique una crema hidratante o aceite de coco. Aplique el exfoliante una vez por semana para limpiar la piel y evitar los poros obstruidos.

Más consejos para cerrar los poros de la cara:

  • Limpie la piel de 1 a 2 veces por semana.
  • Practique sesiones de sauna regularmente. El sauna ayuda a limpiar profundamente la piel.
  • Maquíllese lo menos posible. El maquillaje obstruye sus poros más rápidamente.
  • Evite productos químicos para el cuidado de la piel. Mientras que muchos productos de limpieza de la piel, la limpian, eliminan con ella gran parte de la capa de aceite protectora de la piel, promoviendo así manchas y espinillas.
  • Beba suficiente agua Dependiendo del tamaño de su cuerpo, el cuerpo necesita 2 a 3 litros de agua pura por día.
  • Quite el maquillaje siempre antes de ir a la cama.

Hay varios remedios caseros para limpiar la piel de forma natural. Además de un buen cuidado de la piel, es importante beber suficiente y comer una dieta rica en nutrientes. El consumo de azúcar, así como los alimentos fritos y procesados ​​tienen un impacto negativo en la piel. Para lograr éxitos duraderos y rápidos, tales alimentos deben evitarse. Sin duda, vale la pena.