Combate y Previene los Parásitos Así de Simple!

Combate y Previene los Parásitos Así de Simple!

Remedios Caseros para los Parásitos. Desparasitantes Naturales

Los parásitos, estos organismos dañinos pueden habitar dentro de nuestro cuerpo  producto de diversos factores tales como: beber agua que no sea potable; consumir verduras, frutas o cualquier otro alimento que esté sin lavar o que no cumpla las condiciones mínimas de higiene; comer carne que no esté adecuadamente cocida; higiene de manos escasa luego de ir al baño o prepararse para ingerir alimentos; etc.

Además de tener precaución en lo antes ya mencionado, podemos utilizar los siguientes Remedios Caseros para los Parásitos. Para prevenir y combatirlos.

  • Semillas de Zapallo. Dentro de los remedios caseros para los parásitos se encuentran las semillas de zapallo. Debido a sus propiedades, tienen efectos muy beneficiosos para ayudar a combatir los parásitos. Incorporar a tres tazas de agua hirviendo, dos cucharadas de semillas de zapallo previamente peladas y trituradas, deje reposar durante media hora, luego deje enfriar y bébalo. Realice esta acción diariamente.

  • Papaya o Mamón. Es un eficaz destructor de parásitos. Muela semillas de papaya de forma tal de que tome consistencia de polvo. Mezcle dos cucharadas de este polvo con una taza de leche caliente o agua. Beba a primera hora en ayunas durante tres días.

  • Ajo. Este vegetal, tan útil y con tantas propiedades también puede ayudarnos a deshacernos de los parásitos. Sólo basta con machacar un diente de ajo, luego dejar reposar y consumirlo por las noches antes de acostarse, repetirlo todos los días por el transcurso de un mes.

  • Orégano. El Aceite de Orégano, es muy efectivo para tratar estas patologías. Añadir tres gotas de aceite de orégano en un vaso de agua con jugo de limón. Se aconseja beber hasta tres veces por día.

  • Coco. El aceite de coco virgen extra, muy saludable, posee excelentes  propiedades para el tratamiento contra parásitos. Por esta razón se recomienda el consumo de cinco o seis cucharadas diarias.

  • Zanahoria. Tomar una zanahoria, rallarla, y preparar un jugo mezclándola con miel, beber una cucharada por las mañanas y otra por las noches. Gracias a sus vitaminas y betacaroteno, la zanahoria cumple una buena función en la lucha contra los parásitos.

  • Ajenjo. Desde la antigüedad, el ajenjo se conoce como un potente antiparasitario. Beba el aceite de ajenjo mezclado con aceite de oliva. También puede usar enemas de agua y aceite de ajenjo para los parásitos en el recto.

  • Granada. Beber tres veces al día con diferencia de una hora, una decocción de la corteza de la granada, la cantidad por dosis debe ser de 150ml de bebida aproximadamente. En niños no debe exceder los 50ml.

  • Bambú. Consumir regularmente una decocción de hojas de bambú. Poseen un alto beneficio contra los parásitos intestinales, especialmente para los oxiuros.

  • Hisopo. Realizar una infusión o extraer el jugo de las hojas de la planta de hisopo y beberlas dos hasta tres veces al día, también es un efectivo antiparasitario.

  • Tomillo. Es una de las más eficaces hierbas para la estimulación del timo, importantísima glándula del sistema inmune. El tomillo ayuda a estimular las defensas naturales del organismo y funciona muy bien con la hierba equinácea para aumentar la capacidad de nuestro sistema inmunológico. El aceite de tomillo puede eliminar el crecimiento de muchos parásitos, y los mata en el tracto intestinal

  • Cebolla. Contiene elementos como el azufre, por esta razón son naturales antiparasitarios. Beba dos cucharaditas del jugo de la cebolla durante quince días.

  • Almendras. Sin duda alguna, calman la irritación intestinal y disminuyen el crecimiento del parásito, esto puede deberse a la alta concentración de ácidos grasos que contienen las almendras.