Saltar al contenido
Mi Medico Natural

Remedios Naturales para Aliviar el Dolor de Espalda Media

Como Aliviar el Dolor de Espalda

Como Aliviar el Dolor de Espalda con Remedios Naturales y Caseros

El dolor de espalda, muchas veces es generado por malas posturas, estrés, esfuerzos, trabajo sin descanso o en otras ocasiones producto de alguna lesión (en esta última se recomienda seguir un tratamiento médico). Le enseñamos algunos remedios naturales para aliviar este dolor.

Como Aliviar el Dolor de Espalda

ALCOHOL Y ROMERO

Comprar en una farmacia una botella de alcohol e introducir en el mismo dos ramitas de romero y vamos a dejar reposar durante una semana aproximadamente. Luego lo vamos a utilizar para masajear toda la zona lumbar.

SALVIA

Colocar dos cucharadas grandes de hojas de salvia en 1000 cm3 de agua, luego hervir. Mantenerlo en la heladera y tomarlo un par de veces al día.

CALOR

Aplicar calor en la zona ayuda mucho a calmar el dolor temporalmente, se puede hacer mediante paños, lamparas, almohadillas eléctricas, etc.

MENTA

Realizar masajes suaves y con movimientos circulares en toda la espalda o zona dolorida con aceite esencial de menta.

TOMILLO Y ORÉGANO

En un litro de agua preparar una infusión durante un cuarto de hora con una cuchara de tomillo y otra de orégano, para luego dejarlo reposar diez minutos y realizar el proceso de colado. Toma un taza a diario.

    TÉCNICAS DE RELAJACIÓN

    Está demostrado que las prácticas como la meditación, las técnicas de respiración o respiración profunda, el tai chi y yoga, ayudan a dejar la mente en descanso, y puede resultar beneficioso para el dolor de espalda.

    JENGIBRE

    Cocine a fuego lento rodajas de raíz de jengibre fresca en agua caliente durante media hora, beba esté te, las extensas propiedades nos generaran un alivio lumbar.

    AJO Y ACEITE DE COCO

    En una hervidor colocar 50 ml de aceite de coco, luego incorporar 6 dientes de ajo. Mezclar bien hasta que el ajo tome un color bien oscuro. Entibiar y aplicar el aceite sobre la zona dolorida. Sin dudas, es un potente analgésico.

    ACEITE ESENCIAL DE EUCALIPTO

    Aplique con masajes circulares sobre la zona afectada unas gotas de aceite esencial de eucalipto. Si poseemos una piel muy sensible podemos diluir 4 gotas en una cucharadita de aceite de jojoba o de coco. Es importante que realice este proceso dos o tres veces al día.