Que Elementos Naturales Debes Utilizar para las Quemaduras

Que Elementos Naturales Debes Utilizar para las Quemaduras

Como Curar una Quemadura con Remedios Caseros y Naturales.

En muchas ocasiones sólo con transitar nuestra rutina diaria estamos expuestos a quemaduras que pueden determinar el origen de dolorosas heridas. Se pueden dar por agua caliente, fuego, pirotecnia, una estufa, etc.  Podemos, con remedios naturales, aliviarnos para poder sanar esta lesión.

Como Curar una Quemadura?

  • AGUA FRÍA

El agua fría luego de la quemadura es muy importante y uno de los mejores remedios para aliviar tal situación. Debemos dejar correr agua inmediatamente después de la quemadura en la zona afectada, se encargará de sacar el calor y calmar el dolor. Nunca usar hielo

  • CLARA DE HUEVO

Tomar dos huevos, romperlos y separar las claras, batirlas solo un poco para homogeneizarlas, luego aplicar sobre la quemadura. Dependiendo del grado, puede notar que la clara se seca sobre la quemadura, en ese caso volver a aplicar. Realizar este proceso no menos de 30 minutos. Notaremos la excelente recuperación de los tejidos debido al colágeno que contiene la clara, que en realidad no es mas que una placenta llena de vitaminas.

  • MIEL DE ABEJA

Luego de haber lavado la zona afectada, aplicamos una abundante cantidad de miel, que actuara de cicatrizante, antibacteriano y analgésico.

  • ALOE VERA

Tomamos una hoja fresca de aloe vera y le retiramos la piel, con la pulpa recubrimos la quemadura y sujetamos con una gasa. Va a favorecer la cicatrización y aliviará el dolor.

  • LLANTÉN

Tomamos unas hojas de llantén y tratamos de machacarlas o triturarlas de manera que libere su jugo, luego aplicamos sobre la herida. Podemos sujetarla con una tela.

  • ACEITE ESENCIAL DE LAVANDA

Uno de los pocos aceites que pueden ser utilizados de esta manera. El aceite esencial de lavanda puede ser aplicado directamente sobre la quemadura. Su efecto será aliviar el dolor y posee propiedades antisépticas y analgésicas

  • ACEITE DE OLIVA

Aplicar aceite de oliva sobre la zona quemada, luego espolvorear por encima un poco de sal marina. En principio va a sentirse cierto ardor, pero en la mayoría de los casos contribuirá a que no se forme ampolla