Calambres. Como Evitar ? Por que se producen ? Consejos

Calambres. Como Evitar ?  Por que se producen ? Consejos

Como Evitar Calambres Musculares. Cuales son las Causas?

El calambre es un dolor agudo, repentino y transitorio causado por la contracción involuntaria de un músculo aislado o de un grupo muscular. Este espasmo muscular desaparece cuando se logra la relajación del musculo o del grupo muscular afectado.

Se presenta con mayor frecuencia en los músculos de las pantorrillas, los pies y los brazos, y con menor frecuencia en los de los muslos y abdomen. Los dolores también pueden deberse a espasmos en los pequeños músculos( lisos o involuntarios) de determinados órganos internos; son ejemplos muy comunes los dolores menstruales y cólicos intestinales.

Generalmente los calambres se producen por la irritación del nervio, en la mayoría de los casos por compresión. Entre las causas más comunes encontramos:

  • Alimentación acidificante

  • Problemas circulatorios

  • Falta de calcio, magnesio y potasio

  • Esfuerzo muscular excesivo

  • Frío y agotamiento

  • Malas posturas

  • Presión sobre la espalda y los músculos de las piernas durante el embarazo

Cuando se produce un calambre se lo puede contrarrestar estirando el músculo contraído, es decir, para lograr la relajación del músculo que esta sufriendo la contracción se puede hacer el movimiento contrario al que produce el calambre, contrayendo el grupo muscular antagonista. Esto puede hacer que el calambre desaparezca apenas se presenta.

Si el dolor es muy intenso y la persona afectada se siente incapaz de contrarrestar el calambre con movimientos para vencer el espasmo, puede levantarse o intentar caminar, pues cuando se coloca el pie sobre el suelo se produce el estiramiento de los músculos debido al peso del cuerpo sobre los tobillos.

Cuando la contracción intensa cede, un masaje suave ayudará a relajar los músculos afectados.

También contribuyen a aliviar esta dolencia, los baños o fomentos calientes ( o una almohadilla térmica) aplicados en el lugar afectado. De no sentir mejoría se debe recurrir a un médico.

Los calambres en las piernas mejoran con el consumo de vitamina E, calcio, magnesio y potasio. Este último tiene una importante función en el mecanismo de la contracción muscular; los diuréticos que suelen administrarse para controlar la presión arterial suelen “barrerlo” del organismo a través de aumento de orina que producen.

ALGUNOS TIPOS DE CALAMBRES Y SU TRATAMIENTO

    • CALAMBRE EN LA PANTORRILLA: Enderezar ka rodilla y titar con suavidad de la pierna, Luego aplicar masaje en la zona afectada

    • CALAMBRES EN LAS MANO: Estirar los dedos, suave pero enérgicamente, y luego, aplicar masaje en toda la zona afectada.

    • CALAMBRE EN EL MUSLO: Levantar la pierna poniendo una mano debajo del talón. Con la otra mano, presionar el muslo hacia abajo enderezando la rodilla. Luego masajear la zona afectada

    • CALAMBRE EN EL PIE: Tomar el pie por la punta y tirar suavemente de él. Ayudar a apoyar el pie en el suelo con el talón levantado. Luego aplicar masaje en la zona afectada.

Generalmente los calambres atacan de noche, mientras se reposa en la cama, y hacen que la persona afectada se despierte con un intenso dolor y rigidez, habitualmente en la pantorrilla, debido a la fuerte contracción. También suelen presentarse al despertar, cuando se estiran las piernas contrayendo los músculos para desperezarse. El tratamiento consiste en pasear por la habitación o en aplicarse un suave masaje en la extremidad afectada para estimular la circulación.

Los deportistas están expuestos a padecer calambres por los esfuerzos y movimientos bruscos que realizan, más aún sin son de temperamento nervioso. Los mas propensos son los que no tienen sus músculos en buenas condiciones por no haberlos preparado adecuadamente para el deporte que practican.

El ejercicio físico debe iniciarse de forma progresiva y practicarse habitualmente.

El calambre adquiere gravedad y puede resultar fatal para quienes practican natación. El excesivo trabajo que realizan los músculos de las piernas y la frialdad del agua provocan un espasmo tan intenso que paraliza al nadador; si éste pierde la serenidad y se desespera, puede morir por asfixia.

La Alimentación alcalinizante, la práctica diaria de ejercicios físicos o el entrenamiento adecuado para cada deporte, la corrección de posturas incorrectas y los masajes ayudan a prevenir los calambres.

Víctor A. Bianco
Instructor Naturista