Como Producir mas Leche Materna con la Alimentación

Como Producir mas Leche Materna con la Alimentación

Los Mejores Alimentos que Ayudan a Producir mas Leche Materna

La lactancia materna es uno de los mejores regalos que puede darle una nueva madre a su bebé recién nacido. La leche materna es altamente nutritiva para los niños, con un equilibrio óptimo de grasa, azúcar, agua y proteínas. Todos estos nutrientes son esenciales para el desarrollo físico y mental de un niño. La lactancia materna también reduce el riesgo de un niño de desarrollar asma o alergias, enfermedades respiratorias e infecciones del oído. También ayuda a desarrollar un vínculo físico y emocional entre la madre y el niño. Las madres lactantes también tienen ventajas: muchas tienen menos pérdida de sangre, mejor contracción uterina, pérdida de peso y menos depresión postparto. También reduce el riesgo de cáncer de mama, enfermedad cardiovascular y artritis reumatoide. Estas son razones suficientes para producir mas leche materna, no le parece?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) apoya la lactancia hasta que el niño cumple los 6 meses de edad gracias a todos estos beneficios. Pero la leche materna varía en volumen y composición dependiendo de la hora del día, la frecuencia de la lactancia y la edad del niño, por lo que es importante que las madres lactantes presten especial atención a su dieta. Tradicionalmente, las abuelas utilizaban bolsas de agua caliente, agua de cebada, leche, té, hinojo, comino y semillas de ajo para aumentar la producción de leche, pero los tiempos han cambiado…

Alimentos que Ayudan a Producir mas Leche Materna

Avena

La avena ayuda a las madres a aumentar la cantidad y calidad de su leche materna. Estimula la producción de oxitocina, una hormona que ayuda al proceso de nacimiento, estrechando el vínculo con el niño y produciendo leche. También ayuda a prevenir la anemia por deficiencia de hierro, común en las madres primerizas. Un plato de avena caliente también sirve para relajar a muchas mujeres que sufren de estrés y depresión después de dar a luz. Este grano integral rico en fibra natural es fácil de preparar y digerir fácilmente, pero evita la avena instantánea preempacada, que generalmente contiene sal y exceso de azúcar. Haga su propia avena cocida con una cucharada de miel, cardamomo, nueces trituradas, bayas o azafrán para mejorar el sabor y el perfil nutricional. También puede comer galletas de avena.

Almendras

Las almendras y otros frutos secos, como las nueces y castañas de cajú son súper saludables para las madres lactantes. Las almendras son ricas en proteínas, fibras, vitaminas, minerales y antioxidantes importantes para la salud general de la madre y del bebé recién nacido. También son una buena fuente de calcio no lácteo. Además, las grasas monoinsaturadas en las almendras aumentan la riqueza de la leche materna. Son ideales para un refrigerio saludable que lo ayuda a mantenerse saciado entre las comidas. Disfrute de 5 o 6 almendras todos los días, siempre que no estén tostadas o saladas.

Aceite de Coco

El aceite de coco se considera bueno para las embarazadas y las que están amamantando. Contiene ácidos grasos esenciales como los ácidos grasos omega-3, que ayudan a la producción de hormonas responsables de la producción de leche materna. Además, el aceite de coco tiene propiedades inmunoestimulantes y puede proporcionar a la nueva madre, la energía necesaria para cuidar al bebé. Las madres que amamantan deben tomar de 1 a 3 cucharadas de aceite de coco al día, así también como aderezo para ensalada o salsas.

Naranjas

El alto contenido de vitamina C de las naranjas es importante para la producción de leche materna . Las naranjas también son ricas en otros nutrientes como las vitaminas A y B, calcio, magnesio, potasio y fósforo. Son ideales para fortalecer el sistema inmune y recuperarse del aumento de peso causado por el embarazo. Durante la lactancia, beba aproximadamente 2 vasos de jugo de naranja al día, para tomar junto con agua, sopas y leche descremada para mantener el cuerpo hidratado. Advertencia: evite beber demasiado jugo de naranja, ya que el ácido cítrico puede causar molestias al niño.

Huevos

Este alimento sabroso y versátil es ideal para estimular la producción de leche materna. Los huevos son ricos en proteínas, luteína, vitamina B12 y D, riboflavina y ácido fólico. Las yemas de huevo son uno de los pocos alimentos ricos en vitamina D, importante para los recién nacidos. Las proteínas de buena calidad en los huevos tienen un equilibrio perfecto de los 8 aminoácidos esenciales. Incluya un par de huevos en su dieta diaria, que puede preparar de varias maneras, como huevos revueltos, huevos duros o tortilla.

Salmón

El pescado, especialmente el salmón, se debe incluir en la dieta de una mujer embarazada y una nueva madre. El salmón es una fuente excelente de proteínas y ácidos grasos omega-3, importantes para el desarrollo del sistema nervioso de un niño. El salmón también contiene vitamina D, de la cual muchas mujeres carecen. Comer 2 porciones de salmón a la semana durante el embarazo mejora la ingesta de ácidos grasos importantes para los recién nacidos. Coma al horno o a la parrilla, optando por el salmón silvestre y no de criadero.

Zanahorias

Durante el embarazo y la lactancia, las mujeres deben comer alimentos ricos en vitamina A, como las zanahorias. La vitamina A ayuda al desarrollo saludable del feto y el recién nacido, especialmente el desarrollo de los pulmones. Además, las zanahorias contienen alfa y betacaroteno, lo que mejora la salud del tejido mamario y la lactancia. Incluya zanahorias en ensaladas o sopas, o comience el día con un vaso de jugo de zanahoria fresco. Finalmente, una compresa de zanahorias crudas aplicadas al pecho puede tratar la congestión mamaria durante la lactancia.

Espinacas

La espinaca y otras verduras de hoja verde como el repollo, la acelga y el brócoli son una necesidad para las madres lactantes. La vitamina A en la espinaca asegura el desarrollo saludable del bebé, mientras que sus antioxidantes aumentan su inmunidad. También es una excelente fuente de calcio no lácteo para las madres veganas. Esta verdura de hoja también contiene ácido fólico, que ayuda a prevenir varios defectos de nacimiento si se consume durante el embarazo. Además, la espinaca es de gran beneficio para las mujeres que han tenido mucha pérdida de sangre durante el parto. Las madres lactantes deben comer espinacas cocidas, en lugar de crudas en ensaladas o sándwiches. Para preparar las espinacas, simplemente hiérvalas en agua.

Arroz

Otro alimento que puede aumentar la producción de leche materna es el arroz integral, mucho mejor que el arroz blanco gracias a su alto contenido de fibra y nutrientes. Rico en carbohidratos complejos, el arroz ayuda a mantenerla llena por más tiempo y a mantener un nivel constante de azúcar en la sangre. También proporciona las calorías necesarias para que el cuerpo produzca la mejor leche materna posible para apoyar el crecimiento y desarrollo del bebé desde el principio.