Como Ingresar Fácilmente más Oxígeno al Organismo?

Como Ingresar Fácilmente más Oxígeno al Organismo?

Como Oxigenar la Sangre y el Organismo?

¿Se ha preguntado alguna vez cuál es la esencia de la VIDA? La respuesta es muy sencilla: el oxígeno.

El cuerpo humano está compuesto en un 59 % de oxígeno. Una persona consume de 13 a 17 litros de oxigeno, 8 kilos de comida y 4 litros de agua por día. Como puede observar, se necesita 2 veces más oxígeno que comida y 4 veces más que agua El oxígeno es el nutriente más prevaleciente, pero también el más negligentemente cuidado.

La química de la vida está dominada por la química del oxígeno

El organismo del hombre es una composición de químicos, siendo el oxígeno el más importante.

La vida comienza con oxígeno y finaliza con la última respiración. Los pulmones transmiten oxígeno a la sangre, que a su vez, con ayuda del hierro y la hemoglobina, entrega dicho oxígeno a cada célula para que éstas produzcan energía combinando las moléculas de azúcar en la oxidación calórica. El cuerpo necesita contar con el oxigeno suficiente para dar calor y generar la combustión, necesaria para soltar los nutrientes de los alimentos que se ingieren y transmitirlos a los tejidos.

El oxígeno es un antibiótico natural que disuelve placas, piedras y colesterol en las arterias, las junturas y los capilares, también es útil para combatir las bacterias aeróbicas, ayudar a la inmunidad celular y transformar el monóxido de carbono envenenando Muchos de nuestros problemas están en relación directa a una falta de oxigeno, ya que esta carencia permite la proliferación de bacterias aeróbicas y la reproducción de cánceres y diabetes.

¿Por qué nos sentimos cansados después de una gran comida?

Echemos una mirada a algunos de los ladrones de oxigeno. El azúcar roba oxígeno del tejido, también lo hacen la respiración poco profunda, la destrucción de los bosques verdes, la falta de ejercicio, la tensión nerviosa excesiva (stress), las inoxigenadas aguas contaminadas y las comidas carentes de oxígeno. A esto hay que añadirle que en algunas ciudades el nivel del oxígeno es tan bajo que ronda entre el 7 % y el 10 %.

Tanto los fumadores como los glotones, tendrán severas deficiencias de oxígeno. No sólo es mayor el oxígeno requerido por el sistema para completar el proceso digestivo sino que, debido al exceso de productos metabólicos tóxicos a desechar, el cuerpo tiene que repartir más caudal de oxigeno.

Las investigaciones muestran que la deficiencia de oxigeno puede ser la principal (y hasta la única) causa de cualquier enfermedad. Según recientes estadísticas, el 80 % de los hombres pasa un 90 % de su tiempo en ambientes cerrados, respirando, una y otra vez, el mismo aire viciado.

La deficiencia de oxígeno está detrás de muchos desórdenes y problemas de salud

El sistema inmunológico, la producción de energía, la desintoxicación y la salud global dependen de un alto nivel de oxígeno en el cuerpo. Por ejemplo: virtualmente todos los ataques cardíacos se reducen a un fracaso para entregar oxígeno al músculo del corazón.

El oxigeno mejora la integridad de todos los fluidos intercelulares. Todos nos beneficiamos incrementando la cantidad de oxígeno: los ancianos, quienes padecen de fatiga crónica o tienen los sistemas inmunológico y nervioso debilitados, los niños hiperactivos, los adolescentes, los atletas, los padres y los profesionales muy ocupados.

¿Qué se puede hacer para ingresar más oxígeno al organismo?

Debemos cuidarnos de los ladrones de oxigeno: evitar el consumo de artículos refinados (azúcar, harina, etc.) y enlatados. Aprenda a respirar en forma profunda, cuidar los espacios verdes, consumir agua mineral o purificada, realizar ejercicios físicos, entre otras cosas.

A partir del descubrimiento del Dr. LaMar, también han surgido suplementos dietarios enriquecidos con oxigeno liquido estabilizado.

Incrementando la cantidad de oxígeno en el torrente sanguíneo, impedimos que virus y bacterias causen enfermedades en el cuerpo.

ALGUNOS CONSEJOS PRÁCTICOS PARA GENERAR MAYOR OXIGENO EN EL ORGANISMO:

  • Incorpore a su dieta el consumo de jugos verdes de vegetales frescos y mucha agua. Todas las vitaminas y minerales contenidas en el jugo, son absorbidos instantáneamente en nuestro sistema con un esfuerzo digestivo mínimo.

  • Asegúrese de ingerir alimentos crudos frescos, especialmente si se tratan de verduras de hojas verdes oscuras. Lo ideal es que crezcan y sean originarias de su zona, ya que poseen mayor cantidad de oxígeno.

  • Trate de establecer una rutina de ejercicio o gimnasia. Será muy saludable si lo realiza en alguna zona con abundantes árboles y vegetación.

  • Aprenda y comience a practicar meditación, le será de gran ayuda al realizar ejercicios de respiración. Al menos practíque algunos minutos al despertar por la mañana o antes de dormir por las noches

Esperamos que este artículo sobre Como Oxigenar la Sangre le sea útil. Comparta con quien crea que lo necesite.