Descongestionante Nasal Natural. 8 Tratamientos

Descongestionante Nasal Natural. 8 Tratamientos

Un resfriado severo o una gripe pueden conducir a la congestión nasal. Es la acumulación de moco y flema, como resultado de la sinusitis, resfriado, fiebre, contaminación, alergias, tumores internos no cancerosos en las fosas nasales o la inflamación de los revestimientos nasales. Esto puede sonar como un problema simple, pero puede ser bastante molesto para quien lo padece. La nariz congestionada puede causar dolor de cabeza, dolor de oídos, dificultad para respirar, hinchazón de la nariz o los ojos y fatiga. Hay muchas soluciones médicas o científicas disponibles para la congestión nasal como las pastillas y aerosoles. Sin embargo, estos están llenos de productos químicos que pueden causar efectos secundarios. La mejor respuesta es optar por un descongestionante nasal natural, ya que es más seguro.

Veamos Algunos Tratamientos para Utilizar como Descongestionante Nasal Natural

Té de Jengibre

El té de jengibre es muy eficaz en el alivio inmediato a este problema. Se puede desbloquear la nariz obstruida, aliviando así el dolor de nuestra cabeza y nos permite respirar correctamente. El jengibre es un antioxidante natural, posee compuestos que pueden combatir las infecciones virales que residen en nuestro cuerpo. Algunas personas prefieren agregar unas gotas de jugo de limón y miel en este té, un eficaz descongestionante nasal natural. Tome una taza de té de jengibre tibia habitualmente para combatir la congestión nasal.

Aceite de Mostaza

Use un gotero para liberar unas gotas de aceite de mostaza en sus fosas nasales. La naturaleza pegajosa del aceite puede ser bastante irritante, y podría tomar tiempo para que el aceite llegue a las fosas nasales internas. Este aceite también se utiliza para otros problemas de salud como dolor de estómago.

Agua Salada

Añadir una cucharada de sal en 2 tazas de agua tibia. Mezclar bien y usar un gotero para verterlo en la nariz. Puede percibir una sensación de hormigueo que debe soportar por un momento. Coloque unas cuantas gotas. Luego descanse por un tiempo. Esta terapia le puede dar resultados inmediatos. Los tratamientos con solución salina se han utilizado durante siglos en muchos países para combatir el resfrío, la gripe y la congestión nasal.

Sopa Vegetal

Tomar algunas verduras frescas como los guisantes verdes y frijoles. También puede incluir zanahorias y pimientos. Picar todas las verduras en trozos pequeños y hacer una sopa de verduras caliente. Beber una taza de esta sopa diariamente. Las vitaminas en estas verduras ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico y también son útiles en la eliminación de la mucosidad.

Cebolla

Cortar una cebolla puede hacernos llorar. También puede ser utilizado sencillamente como un descongestionante nasal natural. Simplemente tome una cebolla y corte en dos mitades. Coloque la parte interior de la mitad de la cebolla cerca de su nariz y a continuación inhale lentamente. Hágalo por 3­ ó 4 minutos. Puede repetir este procedimiento varias veces cada día si lo desea.

Compresa Caliente

Este es un remedio casero muy conocido para ser utilizado como un descongestionante nasal natural. Tome una compresa caliente y colóquelo en la nariz y la cabeza. Haga esto por lo menos 15 minutos tres veces al día. La pesadez de su cabeza y sensación de mareo, que desencadena la nariz tapada, puede ser tratada con esta técnica. Siga este consejo con regularidad para obtener resultados positivos.

Aceite de Eucalipto

Las propiedades anti­bacterianas y anti­inflamatorias del aceite de eucalipto son beneficiosas si lo que buscamos es un descongestionante nasal natural. Además de esto, contiene antioxidantes que son esenciales para nuestra salud. Utilizar este aceite en aromaterapia e inhalar la fragancia, le suministrará el alivio deseado. El aroma del aceite de eucalipto puede ayudar también a aliviar el dolor de cabeza. Otra opción es añadir unas gotas de este aceite sobre la almohada antes de ir a la cama.

Vinagre de Sidra de Manzana

Tome una taza de agua tibia y añada una cucharada de vinagre de sidra de manzana en ella. A continuación, añada una cucharadita de miel para mejorar el sabor de la solución. También la miel es beneficiosa para nuestra salud. Mezcle la solución y bébala. Este es uno de los mejores remedios caseros para la nariz tapada. Tome una taza de esta poción 2 ó ­3 veces al día para obtener resultados óptimos.