Saltar al contenido
Mi Medico Natural

Dieta de Hipotiroidismo. Que Alimentos Consumir y Cuales Evitar

Dieta de Hipotiroidismo

El hipotiroidismo es una afección en la que el cuerpo produce una cantidad insuficiente de hormonas tiroideas, quienes ayudan a controlar su crecimiento, reparación y metabolismo. Esto da como resultado una tiroides poco activa y puede provocar síntomas como fatiga, depresión, aumento de peso y pérdida de cabello. Y aunque la dieta de hipotiroidismo por sí sola no puede curar la enfermedad, ciertos alimentos contienen nutrientes que pueden ayudar a mejorar la función de la tiroides. Pero también existen otros que pueden hacer más daño que beneficiarnos.

Veamos qué alimentos comer y cuales evitar si padece hipotiroidismo…

Que Alimentos Comer en la Dieta de Hipotiroidismo

Pescado

Los peces, especialmente los que son capturados en la naturaleza, son una fuente excelente de ácidos grasos omega-3, que son “esenciales para el equilibrio hormonal y la función tiroidea”.

Además, la fuente indica que, cuando se balancean contra los niveles de omega-6 en su dieta, los omega-3 también pueden “reducir la inflamación y apoyar la función neurológica saludable”. Intente comer pescado graso como salmón de Alaska, sardinas del Pacífico y caballa del Atlántico una vez o dos veces por semana para obtener todos sus beneficios.

Aceite de coco

¿Hay algo para lo que el aceite de coco no sea beneficioso? No solo es bueno para su piel, y es una mejor alternativa a muchos aceites de cocina tradicionales, sino que debido a sus ácidos grasos de cadena media que contiene, también es útil para un metabolismo saludable, un aumento de energía y para combatir la fatiga.

Además, se dice que es “un antimicrobiano natural, antibacteriano y antioxidante que suprime la inflamación en el cuerpo”. Para obtener el mayor beneficio del aceite de coco, asegúrese de comprar una variedad orgánica prensada en frío.

Algas marinas

Es importante comer sus verduras, pero en este caso, especialmente las del mar, ya que las algas marinas como el alga nori, kombu y wakame, son fuentes naturales ricas en yodo, útil en una Dieta de Hipotiroidismo

El yodo es una parte esencial de la dieta de una persona, especialmente en aquellos que tienen una tiroides poco activa. ¿Por qué? Porque, “si tiene niveles insuficientes de yodo, se convierte en un paso limitante en la producción de hormonas tiroideas e inhibirá su función tiroidea”.

Alimentos con alto contenido de fibra

Una dieta alta en fibra, alrededor de 30 a 40 gramos por día, a menudo se recomienda para personas con hipotiroidismo, ya que “mejora la regularidad y puede ayudarlo a mantener un peso saludable”.

Mientras que los alimentos integrales como el pan y los cereales son algunas de las formas más conocidas de aumentar la ingesta, también puedes obtener mucha fibra de frijoles, lentejas, semillas y muchas frutas y verduras.

Frutas y verduras

Las frutas y verduras no solo son buenas fuentes de fibra para las personas con tiroides poco activa, sino que también son ricas en una variedad de antioxidantes, vitaminas y minerales que son necesarios para combatir el daño por radicales libres y reducir la inflamación.

Además, se dice que las frutas y verduras son beneficiosas para “apoyar la salud digestiva, la función cerebral, la salud del corazón, el equilibrio hormonal y un peso saludable”. Aunque la mayoría de las variedades están bien, las verduras crucíferas y ciertas frutas como duraznos, peras y fresas deben ser consumidas con moderación.

Semillas germinadas

Las semillas no solo son una fuente excelente de fibra para las personas con hipotiroidismo, sino que también ofrecen un tipo de ácido graso omega-3 llamado ALA, que se dice que “juega un papel vital en el equilibrio hormonal adecuado y la función tiroidea saludable”.

Además, tener suficientes grasas en la dieta puede ayudar con la función cerebral, el manejo del estado de ánimo y mantener los niveles de azúcar en la sangre estabilizados para mantener un peso saludable. Intente agregar semillas de chía, cáñamo o lino en batidos, avena u hornear para aumentar su consumo.

Que Alimentos Evitar en la Dieta de Hipotiroidismo

Verduras crucíferas

Como se mencionó anteriormente, ciertos vegetales conocidos como “vegetales crucíferos” se consumen mejor con moderación o, en algunos casos, se evitan por completo. En estos se incluyen verduras como el brócoli, la col rizada y las coles de Bruselas, así como otras verduras como la coliflor, los rábanos y los nabos. ¿Por qué? Debido a que se dice que “pueden interferir con la producción de la hormona tiroidea si tiene una deficiencia de yodo”. A menudo se los conoce como “alimentos bociógenos” porque pueden “causar una agrandamiento o bocio de la hormona tiroidea”.

Agua del grifo

No toda el agua es (creada) igual. Para aquellos con hipotiroidismo, el agua del grifo, en particular, ha demostrado ser especialmente problemática. Esto se debe al flúor y al cloro que contiene, que pueden “inhibir la absorción de yodo”.

Como se mencionó anteriormente, el yodo es esencial para la producción de hormonas tiroideas en el cuerpo. Y dado que las personas con tiroides poco activa ya no producen suficientes de estas hormonas, lo mejor es que se limiten a beber agua mineral solamente.

Gluten

La sensibilidad al gluten es común entre las personas con hipotiroidismo, pero en muchos casos las personas no son conscientes del problema. Como resultado, a menudo no se diagnostica y, “una sensibilidad al gluten no diagnosticada puede causar inflamación, deficiencias nutricionales y problemas hormonales”.

Entonces, si sabe que tiene una tiroides poco activa, puede ser mejor evitar el gluten por completo. Eso significa evitar los alimentos hechos con trigo, cebada y centeno. Además, para estar seguro, asegúrese de leer cuidadosamente las etiquetas de los productos y busque los artículos que indiquen claramente que no contienen gluten.

Azúcar

Mientras que los alimentos azucarados como el chocolate, los dulces y las rosquillas son ciertamente deliciosos, se deben consumir con moderación o evitarlos por completo, especialmente en aquellas personas con hipotiroidismo.

Esto se debe a que tener una tiroides poco activa puede ralentizar su metabolismo, por lo que es “fácil aumentar de peso si no tiene cuidado”. Además, el azúcar también puede “contribuir a trastornos hormonales, fatiga, cambios de humor, y empeorar la depresión.

Soja

Durante mucho tiempo ha habido preocupación por los posibles efectos negativos que ciertos compuestos en la soja, llamados isoflavonas, pueden tener en la tiroides. Particularmente, debido a que algunas investigaciones han encontrado que el consumo excesivo puede aumentar las probabilidades de una persona de desarrollar hipotiroidismo.

Otros estudios han encontrado que, si ya tiene un problema de tiroides, consumir soja “puede interferir con su capacidad para absorber medicamentos para la tiroides”. Por lo tanto, es mejor moderar su ingesta o evitar los productos a base de soja en general, incluido el tofu, miso y alimentos hechos con proteína de soja.

Productos de harina refinada

No debería sorprender que los productos elaborados con panes blancos, pastas y cereales enriquecidos con harina de trigo sea mejor evitarlos, especialmente en aquellas personas con tiroides poco activa.

No solo carecen de valor nutricional, sino que se dice que “afectan negativamente los niveles de hormonas y pueden contribuir al aumento de peso”. Si elige comer semillas, se recomienda elegir “100 por ciento granos enteros ” (como quinua, alforfón, etc.).