El Poder de la Gemoterapia

El Poder de la Gemoterapia

La Gemoterapia abarca la aplicación terapéutica de piedras preciosas, semipreciosas y de ciertos minerales cristalizados con propiedades medicinales.

Se sustenta en que la mayoría de los problemas físicos han sido desencadenados por alteraciones energético-emocionales, y a través de diferentes técnicas, aplica las gemas para corregir esas frecuencias vibratorias alteradas.

Orígenes de la Gemoterapia

Desde tiempos remotos la humanidad ha encontrado belleza, poder y misterio en las piedras.

El hombre primitivo las empleaba como amuleto contra el mal. Los antiguos egipcios las colocaban en sitios específicos de las envolturas de las momias para mantener la energía del espíritu y aumentar sus posibilidades en el largo y difícil viaje al otro mundo. Los médicos tradicionales chinos utilizan polvos de piedras como medicamento, y la sabiduría védica de los hindúes emplea piedras preciosas para armonizar los diversos chakras.

En América, aztecas, mayas e incas usaban cristales de cuarzo para fabricar diversos objetos ceremoniales, como instrumento para diagnosticar y curar enfermedades en la medicina chamánica, y también, como elemento de predicción y comunicación.
Actualmente, la ciencia ha demostrado que los cristales son de gran valor, poniéndolos, principalmente, al servicio de la electrónica.

Como Actúan las Piedras en la Gemoterapia?

No hay que pensar que sólo los grandes cristales de cuarzo crean campos de energía; también lo hacen ágatas, berilos, ónix… Todas las gemas crean campos de fuerza y longitud de ondas que el sistema endocrino humano capta. Y es a partir de ahí que comienza la “armonización” del órgano afectado.

Las piedras también pueden ser utilizadas como catalizadores de luz y color, con sus propios efectos cromoterápicos. Además, permiten absorber la energía negativa de la persona tratada con ellas, transmutada y retransmitírsela en forma de energía positiva, purificando, direccionando y tonificando su energía vital.

Los cristales no poseen poderes mágicos, son sólo instrumentos capaces de liberar las fuerzas curativas internas del individuo.

Quien entra en contacto con un cristal de cuarzo recibe, por el solo hecho de tocarlo, una carga eléctrica. Pero el uso continuo y prolongado de dicho cristal, consigue una saturación energética que, acumulada con la propia energía orgánica, logra efectos: curativos, amplificadores de la energía mental, etc., dependiendo de las características propia de cada piedra.

Formas de Aplicación

La técnica más usual consiste en colocar las gemas sobre los diversos centros energéticos del paciente, para reequilibrarlos. Se puede incrementar su acción natural impregnándolas con aceites esenciales elegidos en función del problema que se va a tratar.

Resulta básico mantener un ambiente tranquilo, con música suave, que permita una mejor asimilación de la energía del cristal.

Las piedras también pueden usarse en forma de elixires minerales que se consumen por vía oral. Estos elixires son preparados por laboratorios especializados a través de radiónica u otros procedimientos específicos.

Es necesario tener sumo cuidado en la elección de los cristales, lo que exige un profundo conocimiento del mundo de las gemas. El terapeuta debe ser un verdadero experto en gemologia para saber qué mineral aplicar en cada caso y de qué manera.
Las gemas son llaves cósmicas que nos permiten despertar nuestro potencial como seres humanos. Nos sintonizan con las fuerzas que las crearon, con nosotros mismos, con la Tierra y con el Universo.