Información y Consejos sobre la Sangre

Información y Consejos sobre la Sangre

Enfermedades de la Sangre. Toda la Información que Debes Saber

El Sistema Circulatorio suministra oxígeno y nutrientes a todas las partes del cuerpo a la vez que recoge materiales de desecho y toxinas que necesitan ser eliminadas. Esta monumental tarea, es lograda por medio de una red kilométrica de vasos sanguíneos y de un órgano del tamaño del puño, el corazón, que bombea más de 7.500 litros de sangre a través de sus cámaras cada día.

La sangre es la “autopista química” que conecta a todas las células que integran el organismo humano. Es un líquido espeso y opaco, de color rojo escarlata que circula por el interior del sistema circulatorio.

Está constituida por un 45% de material sólido, compuesto por células especializadas glóbulos rojos o hematíes, glóbulos blancos o leucocitos y plaquetas o trombocitos; y un 55% de líquido, cuyo componente principal es el plasma.

EL TRANSPORTE DE LA SANGRE

Los vasos sanguíneos se dividen en tres categorías: arterias, venas y vasos capilares. Las arterias son vasos con paredes gruesas que transportan sangre del corazón a todas las partes del cuerpo. Cada vez que el corazón palpita, las paredes elásticas de las arterias se hinchan para dar paso a la sangre que es forzada a su interior. Los músculos dentro de las paredes se contraen lentamente, presionando la sangre para que circule hacia los vasos capilares.

Las venas tienen como propósito devolver la sangre del cuerpo al corazón. Muchas de ellas tienen válvulas para evitar que la sangre fluya hacia atrás.

Los vasos capilares sirven corno intermediarios para conectar las arterias con las venas. Como son extremadamente pequeños y tiene paredes permeables, llegan a todas las células del cuerpo para transferir o extraer sustancias de los tejidos.

OTRO LÍQUIDO CIRCULANTE: LA LINFA

Además de hacer circular la sangre, el proceso de contracción de los músculos de las arterias hace que las diminutas partículas de grasas, proteínas y otros nutrientes, salgan de las paredes de los vasos. Una vez fuera, no pueden volver a entrar debido a su tamaño; por lo cual, se acumulan junto con otros escombros entre las células. El sistema linfático recoge estas partículas y las mezcla con el plasma, formando la linfa.

La linfa, es un líquido alcalino, incoloro o blanco, derivado de la sangre, a la que se asemeja. No posee glóbulos rojos y contiene más agua que la sangre Su parte sólida está representada por los glóbulos blancos (término medio 8.000 por mm3) provenientes de los ganglios linfáticos y del liquido intersticial.

FACTORES QUE AFECTAN LA SALUD

Para que el sistema circulatorio funcione adecuadamente, el corazón debe estar fuerte, los vasos sanguíneos limpios y la sangre saludable. Cuando la circulación de la Sangre y la Linfa NO es correcta se pueden producir un gran numero de enfermedades pasajeras o crónicas tales como.

Las principales causas de las enfermedades cardiovasculares son:

  • Estrés

  • Ruido Excesivo

  • Vida Frenética

  • Vida Sedentaria

  • Contaminación Ambiental

  • Dieta Rica en Grasas

  • Fumar

  • Obesidad

  • Alcoholismo

  • Diabetes

  • Herencia

  • Colesterol

¿Como Evitar Enfermedades de la Sangre y Mantenerla Limpia?

La mayoría de los expertos están de acuerdo en que las claves son:

  • Controlar el régimen alimenticio: llevar una dieta sana, natural y equilibrada, rica en verduras frescas, frutas y fibras solubles (avena, cebada, centeno); con bajo contenido en grasas de origen animal y aceites hidrogenados. Tomar abundante agua, entre 2 y 3 litros

  • Evitar hábitos nocivos: como el alcohol, el cigarrillo; el exceso de café y té negro.

  • Realizar actividad física: para activar la circulación y mejorar la oxigenación celular.

  • Controlar el estrés: llevar una vida ordenada y tranquila, sin excesos.

  • Controlar la evacuación diaria de residuos: por las diferentes vías: intestinal, renal, piel.

  • Prevenir las enfermedades cardiovasculares fortaleciendo el sistema circulatorio: por ejemplo, consumiendo antioxidantes.

Liliana A de Boaglio