Saltar al contenido
Mi Medico Natural

Fascitis Plantar. Tratamientos Naturales y Caseros

fascitis plantar

¿Está preocupado por esta enfermedad? ¿La fascitis plantar a menudo hace su vida más difícil? ¿Le preocupa cómo prevenir o realizar un tratamiento para la fascitis plantar? No se preocupe, el siguiente artículo lo ayudará. Estas medidas son muy simples y efectivas. Se pueden hacer directamente en su hogar.

¿Cuáles son las Causas Comunes de la Fascitis Plantar?

Estas son algunas de las causas comunes de la fascitis plantar:

En circunstancias normales, la fascia de la pierna (fascia plantar) actúa como un amortiguador absorbente para soportar la arquitectura del pie. Si la presión en el arco se hace demasiado grande, puede crear pequeños desgarros en la fascia. Repetidamente, esta lesión puede irritarse o causar inflamación, causando degeneración crónica.

Existen algunos otros casos que conducen a la enfermedad de la fascitis plantar:

  • Lesiones debidas a una actividad excesiva
  • El aumento de peso demasiado rápido y repentino durante un tiempo breve, como las mujeres embarazadas.
  • Sobrepeso y obesidad
  • Diabetes a largo plazo
  • El pie plano crea presión en el interior del pie y los ligamentos (fascia plantar)
  • Uso de zapatos de forma incorrecta
  • Otros problemas pueden estar asociados con dolor en el talón como artritis inflamatoria, artritis reumatoide, gota, trastornos neurológicos (ciática, síndrome de túnel tarsal, fractura por estrés), hematoma óseo debido a una lesión y bursitis en el talón.

¿Cuáles son los Síntomas de la Fascitis Plantar?

  • La fascitis plantar a menudo causa dolor como un cuchillo que apuñala la planta del pie cerca del talón. El dolor generalmente aparece en los primeros pasos al despertar. El dolor disminuirá pero puede regresar después de un tiempo prolongado o al levantarse de una postura sentada.

¿Quiénes están en Riesgo de Fascitis Plantar?

Entre los factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar fascitis plantar incluyen:

  • Edad: el envejecimiento disminuye la flexibilidad de la fascia plantar y contribuye al riesgo de fascitis plantar. Esto sucede con mayor frecuencia en el grupo de edad de 40 a 60 años, y el doble que la contraparte masculina.
  • Obesidad: el exceso de peso crea presión en el talón y causa fascitis plantar. Algunos tipos de deportes: los movimientos repetidos ejercen presión sobre el talón y los tejidos adyacentes, como el baile y los ejercicios aeróbicos. Cuando se ejecuta, el impacto gravitacional vertical en el pie puede ser 2-3 veces el peso corporal.
  • Ocupación: Trabajadores de fábricas, maestros y peatones. Quienes permanecen sobre superficies duras cargando peso.
  • Defectos del pie: los pies planos o los arcos de los pies son demasiado altos, caminar puede aumentar la presión sobre el talón.

Los Mejores Remedios Caseros Naturales para el Dolor de Fascitis Plantar

Jengibre

El jengibre es antiinflamatorio y se puede usar para tratar la artritis reumatoide, la osteoartritis y otros trastornos musculares. Tome té de jengibre, remoje las manos, los pies en agua de jengibre diluida, cada 15-20 minutos. Esto puede ser efectivo contra la artritis. Este tratamiento tiene el efecto de reducir los síntomas del dolor y la hinchazón. Los componentes químicos en el jengibre ayudan a inhibir la biosíntesis de las prostaglandinas inflamatorias.

Para aplicar este método, siga los pasos a continuación:

  • El jengibre está preparado para afeitarse la cáscara y luego se lava con agua.
  • Luego, corte el jengibre en rebanadas pequeñas y póngalo en la olla de agua y hierva.
  • Cuando la olla de agua de jengibre hierve, encienda una pequeña llama y déjela unos 20 minutos para reducir el picante.
  • Agregue 3 cucharaditas de miel a la olla de agua con jengibre y continúe hirviendo durante 5-7 minutos, luego apague la llama y deje que el jengibre con miel se enfríe por un tiempo.
  • Después de que el jugo de jengibre se haya enfriado, póngalos en un frasco de vidrio y guárdelo en el refrigerador (para usos múltiples).
  • Tome una bolsa de té mezclada con agua hirviendo. Coloque un poco  de la preparación hecha con miel y jengibre en el té durante 7-10 minutos. Puedes usarlo inmediatamente

Debería tomar té de jengibre cuando hace calor. Beba lentamente y relájese por la mañana o por la tarde para lograr los mejores efectos sobre la salud.

Cúrcuma

La cúrcuma no solo ayuda a restaurar la salud. Ayuda a curar el dolor gástrico, como la úlcera gástrica, el duodeno y enfermedades crónicas como cáncer, enfermedades cardiovasculares, hígado, vesícula biliar e incluso altos niveles de grasa en la sangre. Si se lesiona la piel, es posible usar cúrcuma para cubrir la herida. Esto ayuda a que la herida cicatrice más rápido sin dejar cicatriz.

Para aplicar este método, siga los pasos a continuación:

  • Mezcle 2 cucharaditas de cúrcuma en polvo con 200 ml de leche fresca
  • Beba a diario en la mañana y en la tarde

Ajo

El ajo se usa para el tratamiento de enfermedades inflamatorias de la piel, enfermedades gastrointestinales y respiratorias con un efecto sorprendente. Es muy seguro en cualquier forma. Usar solo uno o dos dientes de ajo al día será bueno para su salud. Puede usar ajo fresco o ajo en polvo para agregar a la sopa, carne, verduras, ensalada o incluso comer crudo.

Para aplicar este remedio, siga los pasos a continuación:

  • Pelar el ajo y cortar en rebanadas pequeñas o machacadas.
  • Poner en una botella empapada con aproximadamente 1 litro de vino blanco
  • Deje macerar durante 10 días y agite ocasionalmente la botella de vino. Poco a poco, el vino pasará de blanco a cúrcuma y potable
  • Tómelo dos veces al día por la mañana y por la noche, una dosis de aproximadamente 40 gotas.

Raíces de Berenjena

Este es un gran remedio oriental.

Para aplicar este remedio, siga los pasos a continuación:

  • Lavar y secar las raíces de berenjena durante 2-3 días
  • Luego tome una cantidad moderada de raíces y hierva durante 20 minutos con fuego bajo.
  • Remoje los pies por alrededor de 1 hora. Esto se puede hacer dos veces al día hasta que vea el resultado positivo.

Vinagre

El vinagre es muy efectivo para eliminar y prevenir la reproducción de bacterias. Las úlceras en los pies pueden ser causadas por la acumulación de células muertas y la fricción con ciertos tipos de calzado. Mientras tanto, el vinagre que contiene acidez, actúa como un exfoliante de piel muerta y la alivia.

Además, reduce la aparición de callos que ayudan a reducir la fascitis plantar.

Para aplicar este remedio, siga los pasos a continuación:

  • Prepare 2 litros de vinagre
  • Caliente hasta el punto de que sus pies puedan sumergirse
  • Remoje sus pies durante aproximadamente 30 a 60 minutos (durante la inmersión, si el vinagre se enfría, debe calentarlo nuevamente).

Debe aplicar este remedio durante un mes para detener el dolor. Este es considerado el remedio más económico, pero su resultado es sorprendente.

Sal de Epsom

La sal de Epsom tiene el potencial de reducir la inflamación, aliviar el picor y el dolor. La limpieza de la piel mediante el uso de sales de Epsom es muy buena. Vale la pena mencionar en esta lista de remedios caseros para la fascitis plantar.

La forma de usar sal de Epsom es muy simple:

  • Agregue 3 cucharadas de sal de Epsom a un recipiente de agua tibia y remoje sus pies durante 20 minutos.
  • Luego masajee sus pies por 5 minutos más.
  • Por último seque sus pies con una toalla suave.

Este remedio ayuda a aliviar el dolor muscular, suaviza la piel y también desactiva el olor del pie. Los médicos recomiendan las sales de Epsom para aliviar el dolor muscular causado por la artritis, la diabetes y las lesiones deportivas. Ayuda a relajar y desintoxicar todo el cuerpo y a aliviar el estrés.

Tenga en cuenta que:

El uso excesivo del baño de pies con sal de Epsom, puede provocar pies secos y agrietados. Las personas con piel seca deben tratar de usar menos sales de Epsom y masajear con aceite de oliva o crema hidratante después de remojar y secar los pies.