La Berenjena y sus Propiedades y Beneficios

La Berenjena y sus Propiedades y Beneficios

La Berenjena. Sus Propiedades y Beneficios para la Salud

La berenjena es el fruto de una planta cuyo nombre científico es Solanum Melongena.

Proviene de extremo oriente y se estima que su lugar de origen como hortaliza es la India. Los árabes fueron sus principales exportadores en occidente.

La Berenjena y sus Propiedades Curativas

Por su escaso valor energético, la berenjena puede formar parte de cualquier dieta de control de peso, siempre que se cocine con poca grasa. Al freírla absorbe gran cantidad de aceite.

Es aperitiva, tonificante y colagoga. Resulta conveniente para quienes padecen trastornos digestivos porque estimula el buen funcionamiento del hígado y la vesícula biliar.

Los flavonoides presentes en la berenjena modulan el metabolismo del colesterol y favorecen su excreción. Además, cuenta con niveles elevados de ácido clorogénico (un potente antioxidante vegetal). Su consumo ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y degenerativas.

La berenjena cruda contiene solanina, un alcaloide tóxico que puede provocar migraña y alteraciones gastrointestinales. Como esta sustancia es muy sensible al calor, esta hortaliza debe consumirse siempre cocida para evitar cualquier riesgo para la salud.

La berenjena se clasifica en función de su forma (esférica, alargada, etc.). Su tamaño promedio es de 6 cm de diámetro y 15 cm de longitud. Su piel es lisa, consistente, brillante y de colores diversos (blanca, jaspeada, negra). La pulpa es blanca o verde, de textura esponjosa, y con abundantes semillitas blandas. Tiene un sabor suave con un toque amargo; cuanto más oscura es la piel, más amarga suele ser la pulpa.

La temporada de berenjena es en verano. Deben elegirse los ejemplares firmes, sin arrugas ni manchas en la cáscara.

Debe guardarse en la heladera dentro de una bolsa hermética. Se conservará unos 10 días.

La berenjena y sus propiedades son muy versátiles y combina bien con muchos alimentos. Para reducir su sabor amargo, se sugiere cortada (en rodajas o dados) y sumergirla en agua con salo jugo de limón) durante 15 minutos antes de cocinarla.