La Calabaza, Antioxidante, Diurético y Muchos Beneficios

La Calabaza, Antioxidante, Diurético y Muchos Beneficios

Beneficios de la Calabaza. Antioxidante, Diurético y Muchas Propiedades

La Calabaza o Anco (Cucurbita moschata) es una planta trepadora de la familia de las Curcubitáceas, apreciada en gastronomía por sus sabrosos frutos.

La mayoría de los investigadores concuerdan en que es nativa de la zona norte de Latinoamérica, donde se la cultiva desde la época prehispánica. En la actualidad, es posible encontrarla en las zonas cálidas de todo el planeta.

Propiedades y Beneficios de la Calabaza

La calabaza posee reconocidas propiedades antioxidantes, diuréticas, y laxantes suaves. Su consumo regular, según los especialistas: tonifica el sistema respiratorio; protege el aparato digestivo; fortalece el sistema inmunológico; mejora el estado del cabello y la visión; ayuda a regularizar la glucosa y el colesterol; y reduce el riesgo de enfermedades degenerativas; entre otros beneficios.

Tiene un bajo aporte calórico y brinda sensación de saciedad, sin duda alguna suele integrar dietas para adelgazar.

Es un alimento de fácil digestión que, según los expertos, pueden consumir las personas de todas las edades.

Básicamente se puede encontrar en el mercado durante todo el año.

A la hora de elegir, se deben seleccionar los ejemplares maduros y pesados respecto a su tamaño. La piel debe ser lisa, firme y de color crema. Es preferible que conserven el pedúnculo (para evitar que pierdan humedad).

La pieza entera se guarda fuera de la heladera, igualmente tiene que ser un lugar fresco, oscuro y seco. Se conservará alrededor de 2 meses.

Una vez cortada, se la debe colocar en un recipiente hermético y guardar en la heladera. Se conservara hasta por 3 días.

La pulpa de la calabaza se puede consumir cruda (rallada o picada fina) o cocida (asada, hervida, al vapor, al horno).

Debido a su textura cremosa, pulpa anaranjada y sabor ligeramente dulce puede emplearse para preparar una gran variedad de platos, tanto dulces como salados: ensaladas, sopas, guisos, puré, tortas, etc. También admiten ser rellenadas.