La Granada. Una Fruta muy Saludable

La Granada. Una Fruta muy Saludable

Propiedades de la Granada. Una Fruta Curativa y muy Saludable

Es una fruta alcalina y muy nutritiva, ya que posee vitaminas: A, E1, B2 y C; además de hierro, calcio, fósforo, potasio, sodio, magnesio, azufre, silicio y cloro.

Es depurativa (limpia la sangre con su acción diurética), da vitalidad a todas las células y ayuda a regenerar los tejidos. Recomendable para los enfermos del hígado, los riñones, los órganos sexuales, las vías respiratorias, y el aparato digestivo. También para los que padecen diarrea, hipertensión, arteriosclerosis, anemia por falta de hierro, obesidad, gota, reumatismo, artritis, avitaminosis, inapetencia, debilidad general, desnutrición, etc.

La granada madura y dulce no tiene contraindicaciones; es aconsejable incluso para diabéticos en cantidades moderadas.

No estriñe, sino que es ligeramente astringente; efecto que puede neutralizarse consumiendo verduras, hortalizas, cereales integrales y otros alimentos ricos en fibras.

Su jugo es ideal para combatir las afecciones de garganta: anginas, inflamación, etc.

Calma la sed de los enfermos con fiebre. También se aconseja para fortificar la vista.

Comer el fruto entre o antes de las comidas, despierta el apetito y prepara los jugos digestivos para recibir el alimento; pero como postre, perturba la digestión con sus ácidos.

Las variedades más preciadas son las más dulces y con menor acidez, es decir, las de granos más rojos y semillas pequeñas (son más nutritivas y contienen más betacaroteno). En cambio, las que poseen semillas grandes dan poco jugo y son menos nutricias, lo mismo que las de grano color rosa o blanco.

Para poder comerla, primero hay que quitar los extremos o “polos” de la cáscara, y dividirla en 4 partes. Luego, separar los granos, llevarlos a la boca, sorber el jugo y tirar la semilla (éstas no se comen ni mastican, pues son de sabor amargo e indigestas).

Se pueden conservar durante todo el invierno. Para lograrlo, exponer el fruto al sol durante 2 días, envolverlos con papel de diario (en forma individual), colocarlos en un recipiente amplio, cubrirlos con abundante arena seca y guardarlos en un lugar sin humedad.

Jugo de Granada en la Dieta para Bajar de Peso

 INGREDIENTES

  • 2 ó 3 granadas

  • 12 hojas de menta

  • Limón a gusto

  • Hielo

PREPARACIÓN

Quitarle la piel a las granadas y colocarlas en una licuadora.

Una vez logrado el jugo, añadir las hojas de menta ya lavadas. A continuación dar un toque más con la licuadora sin que queden totalmente trituradas, éstas le darán un especial sabor al jugo.

Por último incorporar hielo y una pequeña rodaja de limón.

Las propiedades de la granada, ayudan a perder peso de forma rápida, porque además de sus propiedades laxantes y antioxidantes contiene potasio. Este mineral es indispensable para aumentar la diuresis y eliminar los líquidos acumulados en el organismo.

EL JUGO DE LA GRANADA ES UNA BEBIDA NATURAL LAXANTE, DESINTOXICANTE, DIURÉTICA Y ANTIOXIDANTE.