Por que Debemos Beber Agua? Beneficios

Por que Debemos Beber Agua? Beneficios

La Importancia de Beber Agua. Bienestar y Beneficios para la Salud

El cuerpo humano está compuesto principalmente de agua: en las personas sanas este líquido vital supera el 65%, mientras que en las deshidratadas (por estrés, obesidad y otros factores) el porcentaje puede caer a valores tan bajos como el 40%.

Por eso la importancia de beber agua es esencial para todas las funciones vitales del cuerpo. Su pH es neutro, por lo que beberla no acidifica el organismo. Además, el oxígeno que aporta (su fórmula química es H20) contribuye a que el metabolismo celular se active.

En condiciones óptimas, la sangre mantiene un ligero nivel de alcalinidad (registra un pH de 7.39), lo que permite un adecuado transporte de oxígeno hacia las células y el correcto desempeño de las funciones orgánicas. Cuando consumimos bebidas acidificantes (jugos artificiales, gaseosas, café, bebidas alcohólicas, etc.), el cuerpo se ve obligado a eliminar el exceso de ácidos a través de la orina o el sudor, lo que aumenta el riesgo de deshidratación. Además, cada vez que bebemos una gaseosa (bebida carbonatada), incluso si es dietética, se está forzando un estado ácido en el organismo. Por que? Junto con el líquido introducimos CO, que, como es bien sabido, el cuerpo elimina como desecho por los pulmones. Esto intoxica el cuerpo, reduce drásticamente la cantidad de oxígeno disponible, lentifica el metabolismo y hace que las células se enfermen, la piel se reseque, la orina sea amarillenta o con olor amoníaco, y se tenga poca sed, aún estando deshidratado.

Otro enemigo del metabolismo es el flúor, pues en exceso reduce la función de la glándula tiroides. Esta sustancia se encuentra presente en el agua de red fluorada y en el agua mineral.

Cuando se está deshidratado es probable que también se esté constipado y con sobrepeso. La piel se torna reseca y arrugada, y la memoria falle. El 90% del cerebro está compuesto por agua -que es el principal vehículo para las transmisiones electroquímicas.

Otro problema relacionado con la deshidratación es la hipertensión. Al reducirse la cantidad de líquido en el organismo, la sangre se torna más espesa y la presión arterial se incrementa para que la sangre pueda llegar a todos los órganos. En estos casos, no es aconsejable tomar diuréticos para bajar la presión porque hacen que se eliminen minerales y agua por la orina, incrementando aún más la deshidratación. Para nivelar la presión, lo más indicado es recurrir al médico, controlar la dieta, realizar actividad física regularmente, reducir el estrés y beber mucha agua.

Algo similar sucede con la acidez estomacal. Si se está deshidratado, seguramente se tendrá acidez, gastritis y hasta úlcera. En estos casos, hay que evitar consumir antiácidos; simplemente se debe controlar la dieta y el estrés, y beber mucha agua (pero lejos de las comidas, para evitar que se diluyan los ácidos gástricos y se retrase la digestión).

Lo ideal es beber agua de red purificada. La cantidad dependerá principalmente de las actividades de cada uno, la transpiración y la sed. Por lo general, se recomienda tomar entre 1.5 y 2 litros de agua por día.

Beber agua es vital para desintoxicar el organismo, calmar el apetito y mejorar la memoria. También es útil para aliviar dolores y migrañas, prevenir el envejecimiento prematuro y reducir riesgo de cáncer, entre otros beneficios. Es un hábito fácil de incorporar, económico y sumamente beneficioso para la salud.