La Rúcula. Sus Propiedades y Beneficios

La Rúcula. Sus Propiedades y Beneficios

La rúcula (Eruca sativa mill) es una hortaliza de hojas verdes originaria de la región mediterránea.

Si bien los antiguos romanos la consumían como ensalada, dicha costumbre se fue diluyendo con el tiempo. Afortunadamente, una serie de investigaciones realizadas en la década de 1990, lograron que su cultivo comenzara a ser valorado nuevamente. En la actualidad es muy apreciada en la cocina francesa e italiana.

Propiedade de la Rúcula

Es rica en agua y fibra, y baja en calorías. Pero además, aporta una cantidad considerable de vitaminas y minerales.

Tiene propiedades diuréticas y antianémicas. Mejora el tránsito intestinal, favorece la digestión y ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre.

Como pertenece a la familia de las crucíferas, la rúcula contiene glucosinoiatos, que le otorgan propiedades antioxidantes, desintoxicantes y anticancerígenas.

Aporta triptófano, aminoácido esencial para promover la liberación de serotonina, sustancia involucrada en la regulación del sueño y del placer. Por este motivo suele recomendarse a quienes sufren de estrés, ansiedad e insomnio. También se le atribuyen propiedades afrodisíacas.

La rúcula es una planta de sabor fuerte, con un gusto picante y algo amargo. El color de sus hojas varía entre el verde y el rojizo.

Al elegirla, de ser posible, adquirir la planta entera (con raíces), y asegurarse de que las hojas estén ligeramente crujientes. Además, el sabor picante se encuentra menos acentuado en las plantas jóvenes.

Guardarla envuelta en papel de diario en el cajón de las verduras de la heladera. Se conservará durante unos días.

Antes de utilizarla, se deben lavar bien todas las hojas con agua. Luego se dejan en remojo durante 15 minutos en agua con un chorro de vinagre. Por último se enjuagan y escurren.

La rúcula se puede consumir cruda o cocida. En ensalada o picada como condimento. Combina muy bien con las papas, las pastas, el arroz y la achicoria.