Las Avellanas y Sus Beneficios a la Salud

Las Avellanas y Sus Beneficios a la Salud

Las Avellanas son frutos secos ligeramente dulces y sabrosos que pertenecen a la familia  de las Betulaceae. Es un árbol caducifolio nativo de Europa y Turquía. Se cultiva en todo el mundo, pero se diferencian ampliamente las producciones de Turquía, Italia y Estados Unidos

Aparte de ser sabrosa, las avellanas pueden ayudar a reducir el peso y mantener la salud del corazón.

Beneficios de las Avellanas para la Salud

Las Avellanas se conocen por su capacidad para proteger el cuerpo de varias enfermedades.

Algunos de los Beneficios de las Avellanas Incluyen:

1. Ácido Fólico

A diferencia de la mayoría de los frutos secos, las avellanas son una excelente fuente de ácido fólico. Una porción de 100 gramos proporciona el 30% del valor diario recomendado. El ácido fólico es altamente beneficioso para las mujeres embarazadas. Ayuda a prevenir la anemia megaloblástica y defectos del tubo neural en los bebés.

2. Vitamina E

100 gramos de avellanas proporcionan 15% del valor diario recomendado de vitamina E, siendo una muy buena fuente. La vitamina E evita la desintegración de los glóbulos rojos de en la sangre, reduciendo el riesgo de anemia. Una buena circulación de la sangre también fortalece el sistema inmunológico, manteniéndolo lejos de los resfriados y otras enfermedades.

3. Cáncer

Las avellanas se cree que eliminan los factores que conducen al desarrollo de células cancerosas. Desactiva en cierta forma las células maliciosas presentes en el cuerpo, evitando la posibilidad de desarrollar cáncer. El beta-sitosterol, un compuesto encontrado en las avellanas, reduce el riesgo de cáncer de mama y de próstata. Varios estudios han concluido que las avellanas contienen alfa-tocoferol, un tipo de vitamina E que reduce el riesgo de cáncer de vejiga.

4. La Salud del Corazón

Las avellanas son ricas en grasas no saturadas, muy beneficiosos para el corazón. El ácido oleico en las avellanas, disminuye el colesterol malo y eleva el colesterol bueno en la sangre. El consumo regular de avellana disminuye aproximadamente el colesterol en un 27%. Estudios también han puesto de manifiesto que la alimentación con avellanas, reduce la oxidación del colesterol malo que se adhieren a las paredes de las arterias, provocando la obstrucción de los vasos sanguíneos. Según estudios, las personas que consumen avellanas sobre una base regular tienen 50% menos de riesgo de sufrir un ataque al corazón.

5. Músculos

El magnesio juega un papel muy importante en la regulación de la cantidad de calcio que entra y sale del cuerpo. La cantidad adecuada de calcio promueve la contracción muscular y permite que los músculos se relajen cuando no se necesitan. Esto evita la tensión muscular, el dolor, espasmos, fatiga y calambres. Los altos niveles de magnesio también ayudan a aumentar la fuerza muscular.

6. Salud Ósea y de Articulaciones

Las avellanas también son ricas en manganeso, un mineral necesario para el crecimiento y la fuerza de los huesos. El manganeso contenido en las avellanas, puede ser muy útil para la construcción sana de la estructura y la resistencia del sistema esquelético. Se aumenta la densidad mineral ósea y combate la osteoporosis.

7. Sistema Nervioso

Las avellanas son ricas en vitamina B6, requeridas para la creación de la mielina, un material fundamental en la transmisión de los impulsos nerviosos, necesario para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Las avellanas también juegan un papel decisivo en la síntesis de neurotransmisores como la melatonina, serotonina, y la epinefrina.

8. Salud del Aparato Digestivo

El manganeso en las avellanas, actúa como un catalizador en la síntesis de ácidos grasos y colesterol. También facilita la metabolización de las proteínas y de los carbohidratos. El alto contenido de fibra en las avellanas promueve el movimiento regular de alimentos y de los residuos en el tracto digestivo. Equilibra los productos químicos y los microorganismos necesarios para un sistema digestivo saludable. La ingesta de cantidades importantes de fibra, ayuda en el control del peso, manteniéndose satisfecho por más tiempo.

9. Salud de la Piel

La vitamina E protege la piel de los efectos nocivos de los rayos ultravioleta, reduciendo el riesgo de cáncer de piel y manchas oscuras. También se requiere la vitamina E para mantener la integridad de las membranas celulares, la prevención del envejecimiento prematuro. También protege la piel del ataque de los radicales libres dañinos. Un masaje facial regular con aceite de avellana protege la piel de la sequedad.

Usos y Almacenamiento

  • Las avellanas se pueden comprar sin cáscara, con cáscara, picado y con o sin piel. Las avellanas con cáscara son mucho mejores que los frutos secos elaborados. Deben ser de color marrón hacia amarillo y deben ser de tamaño uniforme. Guarde las avellanas en un recipiente hermético o en un refrigerador para evitar que se enrancien.

  • Una de las mayores ventajas de las avellanas es que se pueden comer crudas, sin ningún tipo de adición. Crudas son una mejor alternativa que las asadas, dado que conservan la bondad de todos sus nutrientes presentes en ella. También puede mezclar avellanas con azúcar, leche y frutas para hacer un delicioso batido. Sin embargo, si no le gusta el sabor de los frutos secos crudos, se puede tostarlas en un horno en casa.

  • Las avellanas se utilizan en repostería como trufa de chocolate y praliné. Avellanas en polvo también se agregan al café.

  • También se utilizan para hacer mantequilla de avellana. Esta mantequilla es ideal para las personas que sufren de alergia al maní.

  • El aceite de avellana se extrae de los frutos secos y se utiliza a menudo como aceite portador para usos medicinales. El aceite también se utiliza para fines de cocción.

Valor nutricional

Las avellanas contienen varios nutrientes que son vitales para la salud y el desarrollo del cuerpo humano. Contienen proteínas, hidratos de carbono, beta-sitosterol, vitaminas, minerales y antioxidantes. Proveen vitaminas del complejo B como la riboflavina, tiamina, niacina, piridoxina y ácido pantoténico. Es una rica fuente de minerales como el calcio, ácido fólico, zinc, potasio, hierro y manganeso. 100grs de este sabroso fruto,  proporciona 328 calorías. Según una investigación, las avellanas contienen 20 veces más antioxidantes que la vitamina C y 50 veces más que la vitamina E.

LEGUMBRES, SEMILLAS Y MAS…