Amplias Propiedades Curativas del Apio

Amplias Propiedades Curativas del Apio

Beneficios del Apio. Amplias Propiedades Curativas y Medicinales

El apium graveolens es un vegetal perteneciente a la familia de las umbelíferas, oriundo de la zona mediterránea.

Beneficios del Apio

Es aperitivo, laxante, remineralizante y de escaso valor calórico; siendo adecuado para personas con problemas de obesidad.

Es un potente diurético. El aceite esencial volátil (apiol) que contiene ejerce un efecto dilatador sobre los vasos renales, favoreciendo la eliminación de agua y toxinas a través de la orina.

Tiene propiedades antibacterianas que ayudan a combatir infecciones renales y a neutralizar el exceso de bacterias responsables de fermentaciones intestinales.

Su residuo alcalino elimina el ácido úrico, depurando la sangre. Por eso es ideal para tratar problemas cardiovasculares (disminuye la presión arterial, baja el colesterol y tiene efecto sedante), aliviar enfermedades hepáticas, ayudar a la eliminación de cálculos renales o de vesícula, mejorar la memoria, renovar las articulaciones y el tejido conjuntivo (artrosis, artritis, etc.), y en uso externo como cicatrizante.

No conviene su consumo durante el embarazo, ni a quienes sufren inflamaciones de vejiga.

El apio silvestre tiene hojas compuestas y muy divididas (se parece al perejil), sus pencas son de color verde y con un sabor amargo bastante pronunciado El cultivado, en cambio, presenta hojas más anchas y menos divididas, sus pencas suelen blanquearse en las últimas etapas de crecimiento (se cubre la planta de modo que sólo las hojas reciban luz; lo cual elimina el color verde y el sabor amargo, pero también parte de las vitaminas).

Las pencas pueden consumirse crudas, solas o en ensaladas, tras eliminar con un cuchillo los hilos. Pero cuidado, si se abusa de su consumo crudo pueden resultar indigestas. La cocción reblandece la celulosa que contienen, haciéndolas más asimilables.

Debido a su alto contenido de agua, se puede elaborar jugo de apio a partir de pencas y hojas.

El fruto desecado o “semilla de apio” se añade en sopas y estofados como condimento; también se muele y se mezcla con sal marina para preparar la “sal de apio”.