Una Buena Alternativa en las Dietas de Adelgazamiento

Una Buena Alternativa en las Dietas de Adelgazamiento

Propiedades del Centeno. Alternativa en las Dietas de Adelgazamiento

El Centeno (Secale cereale) es un cereal perteneciente a la familia de las Gramíneas, próximo al trigo y la cebada. Es una planta muy rústica, adaptable a condiciones climáticas y edáficas muy diversas. Es nativo de la zona templada de Eurasia, aunque los primeros registros de cultivo doméstico (400 años a.C.) lo ubicarían en Siria y Alemania.

Propiedades del Centeno. Medicinal

Resulta una buena alternativa en las dietas de adelgazamiento, pues al llegar al estómago multiplica su volumen dejando sensación de saciedad.

Es un buen fluidificante de la sangre y mantiene flexibles los vasos sanguíneos, siendo recomendable para hipertensos, arterioscleróticos y enfermos cardiovasculares. También contribuye a eliminar el exceso de colesterol.

El centeno contiene lignano (fitoestrógeno). Este componente ayuda a controlar los síntomas de la menopausia y a disminuir el riesgo del cáncer de mama.

A pesar de ser rico en carbohidratos, su alto aporte de fibra hace que los productos elaborados con harina de centeno provoquen un aumento más leve del azúcar en sangre, siendo beneficioso para diabéticos. También mejora la función intestinal y reduce el riesgo del cáncer de colon.

El grano de centeno se parece al de trigo, pero es ligeramente menor en tamaño y alargado. Como tiene una alta proporción de corteza, no suele comercializarse el grano en sí mismo sino sus derivados industriales. Estos pueden ser: harina, salvado, copos y bebidas como aguardiente y whisky.

Coloque el centeno dentro un frasco hermético y guárdelo en un lugar fresco y oscuro. De esta manera los granos se conservarán unos 2 años, y la harina hasta 4 meses.

El centeno es el segundo cereal en importancia para panificación. El pan de centeno es nutritivo, sabroso y se mantiene fresco más tiempo que el elaborado con trigo. Como contiene menos gluten, si no se mezcla con harina de trigo, se obtienen panes compactos, pesados y oscuros.

Los copos son similares a la avena arrollada, por lo que se pueden tomar en el desayuno o añadirse a las sopas de verduras.