Magnetoterapia – Influencia de los Imanes en la Salud

Magnetoterapia – Influencia de los Imanes en la Salud

El Biomagnetismo es una de las ramas de la Biofísica que estudia los efectos de los campos magnéticos en los sistemas biológicos (es decir, en los organismos vivos).

La energía magnética es fundamental para la vida. Según investigaciones realizadas al respecto, los campos magnéticos influyen sobre los seres vivos variando el flujo sanguíneo y la capacidad de la sangre para transportar oxígeno, cambiando la migración de los iones de calcio (afectando los huesos), modificando en el pH de los líquidos, alterando la producción de hormonas por parte de las glándulas endocrinas, entre otros efectos.

Si el campo magnético interno de un organismo se encuentra equilibrado, sus efectos facilitan la recuperación y el mantenimiento de la salud. Pero sí se encuentra alterado, sus efectos le juegan en contra, enfermándolo.

¿Por que se Desequilibra Nuestro Campo Magnético Interno?

En primer lugar, porque el campo magnético del planeta, que influye permanentemente sobre todos los seres que viven en él, se modifica constantemente a causa de explosiones solares, tormentas eléctricas, el movimiento de la Luna, etc.

En segundo lugar, por intoxicaciones, infecciones, traumatismos, tensiones, calidad y cantidad inadecuadas de alimentos, etc.

Estos factores tienden a modificar el comportamiento del cuerpo, el cuál, gracias a su función homeostática, reacciona para restablecer y conservar el balance, pero cuando se rebasan ciertos límites, la homeostasis ya no es capaz de mantener el equilibrio, y entonces, se presenta la enfermedad.

La Magnetoterapia, o Terapia con Imanes, es una disciplina que forma parte del Biomagnetismo. Está orientada al tratamiento y prevención de lesiones y enfermedades en los seres vivos, mediante la aplicación de campos magnéticos.

Efectos de los Polos de un Imán

A cada uno de los polos de un imán le corresponde una forma de energía magnética diferente, y por lo tanto, al empleados terapéuticamente, sus efectos son distintos:

El polo Norte (-): tiene una carga magnética negativa. Este polo es relajante, analgésico y antinflamatorio. Detiene los procesos nocivos para el organismo, ayuda a conciliar el sueño, produce una reducción del contenido ácido, detiene las infecciones, calma el dolor.

El polo Sur (+): tiene una carga magnética positiva. Este polo es energizante. Transmite vigor al organismo, fortaleciendo los procesos biológicos; además, estimula la producción de proteínas y acelera los procesos de maduración. Está indicado en casos de debilidad o desgarro muscular, fractura de huesos, rotura de ligamentos, esguinces, cicatrización de heridas, etc.

Aplicación de la Terapia con Imanes

Varía según el tipo de dispositivo que se emplee. Desde la introducción de la zona afectada en cámaras magnéticas, hasta la colocación de imanes directamente sobre el cuerpo, ya sea en forma temporal o permanente. Para este último caso, existe una amplia gama de elementos (vendas elásticas, pulseras, collares, anillos, etc.) con imanes incorporados.

La Magnetoterapia se encuentra contraindicada para una serie de casos: procesos micóticos, tuberculosis, fiebre, embarazo, personas con marcapaso, entre otros. Por ello, esta terapia debe efectuarse bajo prescripción médica. Debe ser realizada por un profesional calificado para garantizar la calidad del tratamiento.