Saltar al contenido

Manos Agrietadas. Recetas para una Piel Sana

manos agrietadas

En diferentes temporadas, es común tener las manos agrietadas debido al clima seco y frío, pero esa no es la única razón por la que nuestras manos sufren. Las tareas diarias, el uso de productos de limpieza causan deshidratación y agrietamiento.

Las manos agrietadas significan una piel muy seca, que no solo da una mala apariencia, las grietas y lesiones pueden ser dolorosas y muy incómodas.

Recomendaciones Generales para el Tratamiento de Manos Agrietadas

Cuidar nuestras manos puede ser especialmente fácil si las protegemos de los agentes que las maltratan y deshidratan nuestra piel.

Humedezca su piel diariamente con cremas de manos apropiadas y de calidad.

Para la ejecución de las tareas domésticas, es aconsejable usar guantes de protección.

En clima frío, use guantes, que pueden ser útiles para proteger contra la sequedad y el frío.

Remedios Naturales para Manos Agrietadas

La humedad en la piel de las manos requiere el uso frecuente de humectantes, especialmente si queremos resolver el problema de manera rápida y eficiente.

Los aceites vegetales son buenos ingredientes para estas recetas.

Aceite de Almendra

Uno de los aceites más comúnmente utilizados en el campo de los cosméticos es el aceite de almendras, que a menudo se consume como hidratante o como un limpiador natural, sin embargo, también es un excelente humectante para las manos secas.

Para aprovechar esto, debemos aplicar unas gotas en nuestras manos y frotarlas. Se recomienda repetir este procedimiento dos veces al día.

El aceite de almendra no deja sensación grasosa, por lo que es fácil usar el aceite en cualquier momento. Se recomienda no usar por un tiempo prolongado.

Aceite de Oliva

Es cierto que muchos aceites vegetales pueden combatir la sequedad, pero en el caso del aceite de oliva, su papel puede ir más allá aún.

El aceite de oliva puede proteger y limpiar nuestras manos de productos químicos o detergentes y jabones, por lo que podemos evitar que nuestras manos se sequen.

La sensación puede ser un poco grasosa, pero esta característica ayuda a proteger nuestra piel del contacto con estas sustancias.

Exfoliante con Azúcar

Cuando nuestras manos están exfoliadas, también eliminamos las células muertas y las impurezas, dejando nuestra piel radiante y flexible.

Para un simple peeling para la piel, use un poco de azúcar, mezcle con una cucharada de aceite vegetal hasta que obtenga una clase de crema. Esta preparación debería ser similar a la consistencia de una crema, aunque los cristales de azúcar deberían estar allí.

Aplique la mezcla a sus manos y frótela suavemente para distribuirlas, no frote vigorosamente. Lave bien con agua tibia y deje secar, notará que sus manos están mucho más suaves. Se recomienda repetir esta tarea una o dos veces por semana.

Manteca de Cacao

Un método muy rápido y efectivo contra las manos secas es la manteca de cacao. Su alta resistencia a la humedad ayuda a suavizar las manos ásperas y agrietadas.

Antes de irse a la cama, aplique un poco de manteca de cacao hasta que tenga una capa alrededor. Luego cúbrase las manos con guantes de algodón y déjelo actuar durante toda la noche. A la mañana siguiente notará resultados increíbles.

Refresque con Leche sus Manos Agrietadas

No es de extrañar que la leche sea un remedio para las manos suaves, teniendo en cuenta que Cleopatra se bañó en leche para el cuidado de su piel.

Si sus manos se ven afectadas por el sol y la sequedad, coloque la leche en un recipiente y agregue jugo de un limón. Seguidamente mantenga sus manos en esta mezcla durante al menos 15 minutos.

El resultado será una piel suave, ya que este remedio es hidratante. Se recomienda repetirlo 2 veces por semana para obtener mejores resultados.

Manos Delicadas con Yogurt

La leche no solo es beneficiosa para la piel, el yogur es un producto lácteo que podemos aplicar fácilmente a nuestra piel para suavizarla. La leche es hidratante.

Mezcle unas cucharadas de yogur natural con una cucharada de miel. Aplique la preparación a las manos. Deje secar, aproximadamente de 10 a 20 minutos, luego enjuague con agua tibia. Se recomienda realizar a diario.

Si desea obtener humedad adicional con esta receta, le recomendamos agregar una cápsula de Vitamina E.