6 Mascarillas Caseras para el Acné Muy Fáciles de Preparar y Aplicar

6 Mascarillas Caseras para el Acné Muy Fáciles de Preparar y Aplicar

6 Mascarillas Caseras para el Acné Muy Fáciles de Preparar y Aplicar

El acné es un problema común de la piel que afecta a personas de todas las edades. Los adolescentes son quienes más sufren de acné debido a los mayores niveles de hormonas en su cuerpo.

Falta de sueño, demasiado estrés, los malos hábitos alimenticios y un estilo de vida agitado también pueden aumentar las posibilidades de tener acné.

A pesar que puede manifestarse en el pecho, la espalda y el cuero cabelludo, en la piel del rostro es muy importante ya que es una carta de presentación, y nos preocupa demasiado cuando comienza a aparecer. Éste nos genera una sensación de molestia y muchas veces dolor, nos deja marcas por largo tiempo y estéticamente no es para nada agradable.

Los remedios naturales con una buena opción para deshacerse del acné, o al menos para tenerlo un tanto controlado. 

BICARBONATO DE SODIO – Mascarillas Caseras para el Acné

El bicarbonato de sodio no sólo ayuda a eliminar los brotes y reduce la inflamación, también es un esfoliante y ayuda a eliminar las células muertas de la piel. También podemos decir que ayuda mucho a reducir las viejas cicatrices o marcas de acné.

Un dato interesante es que también equilibra el pH de la piel y tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas suaves.

Debido a estas propiedades lo transforman en un excelente remedio casero para la eliminación del acné y podemos conseguirlo en cualquier farmacia tradicional.

Preparación

La preparación en muy sencilla.

Debemos tomar una taza chica y colocar unas cucharadas de bicarbonato de sodio, incorporarle agua tibia mezclándolo hasta formar una crema consistente.

Aplicación

Aplicamos sobre la piel realizando suaves movimientos circulares y la dejamos actuar no menos de 15 minutos (puede dejarlo actuar hasta 1 hora si lo desea). Luego lo retiramos enjuagando bien con agua tibia, secamos y si lo deseamos podemos aplicar alguna crema humectante natural.

Variante

Podemos incorporar una pizca de canela en polvo, jugo de limón y un poco de miel. Potenciarán el efecto.

VINAGRE DE SIDRA DE MANZANA – Mascarillas Caseras para el Acné

El vinagre de manzana es poderoso cuando llega el momento de combatir el acné, ya que se encarga de eliminar las bacterias que pueden estar causándolo, al volverse alcalino y equilibrar el pH de la piel, no permite que éstas prosperen.

Es también astringente, por lo cual no debemos abusar de él ya que secaríamos demasiado la piel.

Preparación

Realizar un tónico con 1 parte de vinagre de sidra de manzana en 3 partes de agua.

Aplicación

En primer lugar debemos lavar la cara con agua solamente y luego secar.

Embeber un algodón o una gasa en el tónico y aplicarlo sobre el acné durante 10 minutos aproximadamente. Puede aplicarse varias veces al día, siempre y cuando luego de culminar la aplicación se enjuague con agua y si nota la piel muy seca puede humectarse con una crema hidratante natural.

AJO – Mascarillas Caseras para el Acné

El ajo no sólo es antibacteriano natural al ingerirlo, sino que también funciona muy bien por vía tópica, ayuda a eliminar el acné y prevenir futuros brotes.

Preparación

No es recomendable aplicarlo directamente sobre el rostro.

Tome unos dientes de ajo y macháquelo bien, luego agréguele una cucharadita de agua para diluir un poco.

También puede comprar el jugo del ajo si lo consigue.

Aplicación

Dejar reposar la preparación por 10 minutos.

Tome un algodón y aplique el tónico sobre la piel y deje actuar durante media hora.

Luego enjuague con abundante agua.

Aplicar una vez al día antes de acostarse.

ALOE – Mascarillas Caseras para el Acné

El aloe puede ser muy bueno y saludable combinado con otras cosas, pero utilizado sólo también puede darnos muy buenos beneficios en diferentes aspectos, en esté caso para combatir el acné. También es muy relajante y reduce la inflamación y el enrojecimiento.

Preparación

No requiere preparación previa, se utiliza directamente desde la hoja de la planta.

 Aplicación

Previamente a la aplicación lavar la cara y secarla.

Quitar la piel de la hoja de aloe, tomar el gel con la yema de los dedos y aplicar directamente sobre la piel. Dejar actuar unos minutos y retirar con agua tibia.

Puede realizar este proceso las veces al día que usted quiera.

También puede realizar la aplicación por la noche antes de acostarse y retirarlo con agua tibia por la mañana.

ACEITE DE ÁRBOL DE TÉ – Mascarillas Caseras para el Acné

El aceite de árbol de té es un aceite esencial y puede ser un muy poderoso remedio natural para el acné

Es antiséptico y actúa como un solvente que corta a través del sebo y las células muertas de la piel, y desbloquea los poros. Sus propiedades antibacterianas también matan a las bacterias que causan el acné y previenen futuros brotes.

Preparación

Mezcle una pequeña cantidad de aceite esencial con la misma cantidad de agua.

Aplicación

Aplique el tónico con un algodón sobre la piel y deje actuar el tiempo que desee (todo el día si quiere), luego puede enjuagar con agua tibia.

También para casos muy puntuales puede emplearse una muy pequeña cantidad de aceite esencial sobre la zona afectada.

Es importante saber que el aceite esencial de árbol de té se acepta para uso tópico y no es apto para ser ingerido.

CASCARA DE NARANJA – Mascarillas Caseras para el Acné

Gracias al alto contenido de vitamina C y la propiedad ácida presente en una naranja, hace que sea un remedio natural perfecto para el acné. Se puede utilizar el jugo de la naranja, pero también su cáscara, que puede ser aún más afectiva.

Preparación

Pelar una o más naranjas y colocar la cáscara al sol hasta que logremos que quede seca por completo. Machacar la cáscara hasta molerla por completo, dejándola hecha un polvo. Luego incorporar agua hasta lograr una pasta homogénea.

 Aplicación

Tomar esta pasta y aplicarla sobre las zonas afectadas, dejando actuar durante el término de 15 minutos. Luego lavar con agua tibia para retirar por completo.

Puede realizarlo una vez al día.

Tener especial precaución si posee piel muy sensible, no es recomendada ya que puede causar irritación.