Uña de Gato. Acción Terapéutica y Beneficios Medicinlaes

Uña de Gato. Acción Terapéutica y Beneficios Medicinlaes

La Uña de Gato, también es conocida como Damento, Garabato o Bejuco. Es una liana leñosa perteneciente a la familia de las Rubiáceas. Su tallo principal es rosado y alcanza un grosor de hasta 25 cm. Sus tallos secundarios son más delgados y están provistos de espinas curvadas en forma de uñas (de ahí su nombre vulgar) que le permiten trepar árboles de más de 30 metros de altura. Sus hojas son oblongas, rojizas, de pecíolo corto y su envés se encuentra cubierto por una fina capa de pelos. Las flores son pequeñas, amarillas, fragantes y están agrupadas en racimos. Los frutos encierran diminutas semillas aladas.

Es originaria de la selva Amazónica, siendo particularmente prolifera en Perú. Crece en áreas lluviosas, con abundante luz solar y a gran altura (de 300 a 900m snm).

Para uso medicinal se emplean, principalmente, la corteza de los tallos y la raíz. Algunos pueblos originarios también utilizan las hojas.

PRINCIPIOS ACTIVOS DE LA HIERBA UÑA DE GATO

Han sido aislados más de 50 principios activos de esta planta, entre los que destacan: ácidos (oleanólico, ursólico, clorogénico y quinóvico), alcaloides oxindólicos pentacíclicos (pteropodina, isopteropodina, mitrafilina, isomitrafilina, rinchofilina e isorinchofilina) y uncarina, polifenoles (epicatequina), triterpenos, esteroles (betasitosterol, estigmasterol, campesterol), bioflavonoides (rutina) y taninos.

ACCIÓN TERAPÉUTICA DE LA UÑA DE GATO

Esta liana es utilizada con fines medicinales desde hace siglos por los grupos étnicos de la selva peruana, especialmente por los Ashaninka. Pero fue recién a finales de la década de 1960 que sus cualidades comenzaron a analizarse científicamente.

Desde entonces, diversos estudios le han atribuido propiedades: antioxidantes, antialérgicas, antivirales, bacteriostáticas, antineoplásicas, anticoagulantes, diuréticas y depurativas en general. No obstante, la mayoría de las investigaciones concuerdan que su principal virtud es su cualidad antiinflamatoria y su capacidad inmunoestimulante, las cuales han sido reconocidas por la Organización Mundial de la Salud.

En la medicina herbal actual se la considera indicada para prevenir y tratar: gripe y otras enfermedades virales, asma, artritis, artrosis, dolores musculares y articulares en general, infecciones recurrentes, arteriosclerosis, trombosis y problemas digestivos.

También se emplea como tratamiento complementario para el cáncer, pues reduce el ataque de enfermedades oportunistas y disminuye los efectos adversos ocasionados por la quimioterapia y radioterapia (vómitos, caída del cabello, etc.).

En uso externo, el Dr. Keplinger recomienda aplicar compresas realizadas con la decocción al 20 por mil de la corteza para tratar enfermedades de carácter inflamatorio como la artritis y la artrosis.

PRECAUCIONES Y RECOMENDACIONES

La Uña de Gato no debe ser consumida por niños, embarazadas o mujeres que amamantan, salvo expresa indicación médica. Tampoco deben tomarla quienes están recibiendo un tratamiento para inhibir el sistema inmunológico (trasplantados, etc.).

En dosis elevadas puede causar diarrea, mareo, hipertensión arterial o sangrado de encías.

Se aconseja consultar a un médico o farmacéutico avezado en fitoterapia la conveniencia de su uso y la dosis adecuada para cada caso.