Saltar al contenido
Mi Medico Natural

Promover el Sueño con los Siguientes Alimentos

Promover el Sueño

No se puede negar la importancia de una buena noche de sueño. Si no logra descansar de siete a ocho horas seguidas, puede sentirse irritable, distraído y, sobre todo, exhausto. Pero eso no es todo. Estudios han demostrado que las personas que regularmente duermen menos de lo que deberían, tienen un mayor riesgo de hipertensión, accidente cerebrovascular, obesidad y diabetes. El insomnio también puede matar el deseo sexual de uno, lo que lleva a problemas de relación. Por esta razón promover el sueño de manera natural es importante.

Afortunadamente, hay formas de luchar contra el insomnio. Esa lucha comienza con su dieta y comiendo alimentos que aumentan los niveles de melatonina y hacen que sea más fácil dormir bien por las noches…

Lista de Alimentos Utiles para Promover el Sueño

Nueces

La nuez es una de las mejores comidas que puedes comer justo antes de acostarte. Eso es porque comer nueces hace que el cerebro humano segregue melatonina, el químico responsable de regular el reloj interno del cuerpo. Investigaciones han demostrado que las nueces contienen suficiente melatonina para tener un impacto sustancial en cualquier persona que actualmente tenga problemas de insomnio.

Por supuesto, vale la pena señalar que las nueces solas no pueden curar un ataque de insomnio grave. Si se encuentras dando vueltas durante horas más de una vez o dos veces por semana, debe consultar a su médico.

Almendras

Las almendras, que contienen mucha proteína y un delicioso sabor, son un gran refrigerio en cualquier momento del día (y son especialmente buenas para cualquier mezcla de frutos secos). Pero son especialmente eficaces justo antes de acostarse, ya que contienen el aminoácido que potencia el sueño conocido como triptófano. Las almendras también son una buena fuente de magnesio, que se ha demostrado que relaja naturalmente nuestros músculos y estimula el descanso de una noche sólida.

Entonces, si ha estado luchando con el sueño en los últimos días, busque un puñado de almendras poco antes de ir a la cama.

Queso

No se puede negar que el queso, si se consume en exceso, puede ser una mala elección cuando se trata de mantener un peso corporal saludable. Pero si se come con moderación, en realidad es un alimento muy nutritivo y puede ayudarnos a dormir bien por la noche.

La clave es el triptófano, un aminoácido que se puede encontrar en el queso. El triptófano ayuda al cuerpo humano a producir serotonina, que ayuda a regular el estado de ánimo y puede llevarnos a conciliar el sueño. Dicho esto, mantenga su bocadillo de queso pre-cama en una sola porción, dado que la grasa, de la cual hay mucha en el queso, puede tardar bastante tiempo en digerirse.

Lechuga

La lechuga es siempre una opción de comida saludable cuando se trata de mantener un peso corporal adecuado, pero es una opción particularmente sabia cuando se lucha contra el insomnio. Eso es porque la lechuga contiene lactucarium, una sustancia con poderes sedantes.

Existen diferentes formas de consumir lechuga antes de acostarse. Puede probar en un sándwich que no sea pesado y bajo en carne, o puede hacer una ensalada ligera con otros alimentos que ayudan a promover el sueño (como nueces, almendras y queso); solo asegúrese de evitar aderezos con alto contenido de grasa .

Atún

Al igual que los demás artículos en esta lista, el atún es una opción de dieta saludable para cualquier momento del día. Pero es particularmente bueno justo antes de acostarse. Esto se debe a que el atún contiene vitamina B6, que es fundamental en la producción de melatonina, la hormona inductora del sueño que, naturalmente, aparece una vez que cae la oscuridad.

Solo asegúrese de que si come ensalada de atún, evita consumir grandes cantidades de mayonesa alta en grasa justo antes de acostarse. Si no le resulta agradable el atún, otros alimentos ricos en vitamina B6 pueden ser: garbanzos, plátanos ó salmón.

Arroz Blanco

El arroz blanco es un carbohidrato con un alto índice glucémico. Eso significa que puede causar que nuestros niveles de azúcar en la sangre e insulina reaccionen de una manera que promueva el sueño. También el arroz blanco es bajo en grasas y calorías, lo que significa que comerlo antes de acostarse no le hará ganar mucho peso.

La clave, por supuesto, es evitar combinar el arroz blanco con algo que le haga ganar peso (como la mantequilla o las carnes fritas). En su lugar, agregue algunos guisantes, col rizada o algún otro tipo de vegetal.

Jugo de Cereza

Todos sabemos que las cerezas son deliciosas y hacen una excelente adición a cualquier postre o batido. Pero investigaciones demuestran que también pueden ayudarnos a dormir.

El jugo de cereza, es una excelente fuente de melatonina y del aminoácido triptófano, los cuales pueden ayudar a promover el sueño. Es por eso que los expertos en sueño ahora recomiendan a las personas que luchan contra el insomnio beber dos vasos de jugo de cereza todos los días.

Té de Manzanilla

La manzanilla es una hierba similar a una margarita que se ha utilizado en la medicina popular y tradicional durante siglos. Hoy en día se usa a menudo para ayudar a superar los problemas de sueño. Esto se debe a que el té de manzanilla contiene propiedades que lo hacen un tranquilizante suave y un inductor del sueño, lo que significa que es la bebida perfecta antes de acostarse.

Como si eso no fuera suficiente, se ha demostrado que el té de manzanilla ayuda con la inflamación, el dolor muscular, los problemas menstruales, úlceras, heridas en la piel, trastornos gastrointestinales, artritis e incluso hemorroides. Quizás es por eso que se estima que se consumen más de un millón de tazas de té de manzanilla por día.

Miel

La miel se está convirtiendo rápidamente en uno de los alimentos más ampliamente aplicables en el mundo. Ahora, una nueva investigación muestra que la miel realmente puede ayudarnos a dormir bien por la noche.

Estudios recientes han demostrado que, para dormir, la miel cruda contiene un equilibrio perfecto de fructosa y glucosa. En esencia, este equilibrio ayuda al hígado a producir una cantidad satisfactoria de glucógeno durante el día y la noche, promoviendo así un sueño reparador. Muchos otros alimentos abandonan nuestro cuerpo con menos glucógeno de lo que necesita en la mitad de la noche, lo que puede provocar que nos despertemos.

Kiwi

Los kiwis son un refrigerio saludable, liviano y agradable. Además de ser súper deliciosos, también se ha descubierto que mejoran el sueño. Se dice que un kiwi mediano contiene 50 calorías y una cantidad significativa de nutrientes, que incluyen vitamina K, vitamina C, potasio, ácido fólico y varios minerales.

La fuente también se refiere a un estudio de cuatro semanas que comparó a 24 adultos que consumieron dos kiwis antes de acostarse por la noche. El estudio encontró que el 42 por ciento de los participantes se durmieron más rápido cuando comieron el kiwi una hora antes de acostarse, en lugar de los que no lo comían. No solo eso, sino que su capacidad para dormir toda la noche sin despertarse mejoraron un cinco por ciento.

¿Por qué los kiwis nos ayudan a dormir? Se cree que es debido a su contenido de serotonina. También se ha sugerido que los antioxidantes en los kiwis, como la vitamina C y los carotenoides, pueden ser en parte responsables de sus efectos de promoción del sueño.