Que Beneficios a la Salud nos Brindan los Orejones de Durazno?

Que Beneficios a la Salud nos Brindan los Orejones de Durazno?

Los duraznos desecados, también llamados orejones o medallones, son frutas frescas que fueron sometidas a un proceso de deshidratación para reducir al máximo su contenido en agua.

Existen dos tipos de procedimiento para desecar los duraznos: el natural, que recurre al calor del Sol, y el artificial, que implica la utilización de hornos (a leña, carbón, gas o electricidad). La operación de secado natural es mucho más lenta, pero conserva mejor las cualidades nutritivas de la fruta.

PROPIEDADES NUTRICIONALES DE LOS OREJONES DE DURAZNO

Los orejones, al estar deshidratados, son alimentos concentrados en nutrientes. Éstos constituyen un complemento idóneo para la dieta de niños y deportistas.

Los diabéticos y los obesos deben consumirlos con moderación, por su alto contenido calórico (cuatro veces más que la fruta fresca) y su concentración en azúcares simples.

Son una fuente excelente de betacaroteno, antioxidante con acción preventiva en enfermedades degenerativas y cardiovasculares.

Su alto aporte de fibra soluble e insoluble mejora el tránsito intestinal. También disminuye el colesterol y previene el cáncer de intestino.

Son altamente concentrados en potasio. Recomendados para quienes toman diuréticos, pero no para quienes padecen de insuficiencia renal o requieren de dietas controladas en potasio.

Su consumo habitual favorece la aparición de caries. Es recomendable cepillar tos dientes luego de comerlos. Al comer orejones de durazno, se adhieren fácilmente a las piezas dentales debido a su consistencia pegajosa.

Los duraznos desecados resultan más indigestos, que los frescos. Quienes padecen problemas digestivos deben consumirlos en forma de compota.

Al adquirir orejones hay que prestar atención a su aspecto y color: deben ser uniformes y no presentar demasiadas arrugas.

Para lograr una perfecta conservación y evitar que se desequen en exceso se los debe guardar dentro de un frasco de vidrio con tapa hermética, en un lugar fresco, seco y protegido de la luz. Se mantendrán durante meses.