Propiedades del Maní o Cacahuate. Beneficios Nutricionales

Propiedades del Maní o Cacahuate. Beneficios Nutricionales

Propiedades del Maní o Cacahuate. Beneficios Nutricionales

Es el fruto de una planta de la familia de las leguminosas cuyo nombre científico es Arachis Hypogea. Por su riqueza en aceite (cerca del 50% de su peso) se lo considera una fruta oleaginosa.

El maní (o cacahuate) madura bajo tierra; es alargado y redondeado en ambos extremos. Su cáscara es blanda, rugosa y de color terroso. Según la variedad puede contener de 2 a 3  semillas comestibles, las cuales se caracterizan por se de pulpa blanca y aceitosa, y estar revestidas por una piel fina y rojiza.

Propiedades del Maní

Contiene proteínas de alta calidad.

Es un alimento apto para corregir: la desnutrición de niños y adultos de escasos recursos (debido a su bajo costo), el cansancio físico y mental, la debilidad muscular, etc. Es un tónico general del organismo, y por consiguiente, de los órganos sexuales, lo que ha llevado a la creencia errónea de que es afrodisíaco.

Muy rico en ácidos grasos esenciales, que son vitales para el crecimiento y el desarrollo normal de los tejidos. Pero, esta abundancia en grasas, también indica que debe consumirse con moderación: la dosis diaria para una persona sedentaria es de 1 a 2 cucharadas soperas por comida principal; quienes realicen trabajos pesados y los deportistas, pueden subir hasta 4 cucharadas. Los que padecen problemas relacionados con el exceso de colesterol y triglicéridos deben evitar su ingesta.

El maní en forma de leche vegetal, pierde su concentración de proteínas y grasas, pero sus principios nutritivos se vuelven mas asimilables y resulta fácil de digerir, aún para los estómagos mas delicados. Su composición química es semejante a la de la leche de vaca, por esta razón, la sustituye aún con ventajas.

LECHE DE MANÍ

 Ingredientes

  • 100g de maníes crudos pelados

  • 3 vasos de agua pura

  • Agua para remojar, cantidad necesaria

Preparación

Remojar los maníes en agua fría durante 10 horas. Escurrir y licuar durante dos minutos con los tres vasos de agua. Por último, colar a través de un colador de tela o de tejido fino.

Colocar el líquido obtenido en una cacerola, llevarla a fuego medio y hervir durante 3 minutos. Seguidamente, retirar del fuego y esperar a que se enfríe. Conservar en la heladera.

Se utiliza en la misma forma que la leche de vaca.