Planta de Pulmonaria. Para que Sirve?

Planta de Pulmonaria. Para que Sirve?

El nombre “Pulmonaria” deriva de la tradicional aplicación de esta hierba a las enfermedades pulmonares.

Antiguamente se pensaba que la morfología de cada planta estaba relacionada con sus cualidades medicinales: las manchas blancas que la Pulmonaria posee en sus hojas fueron asemejadas a los nódulos que presentan los pulmones de quienes padecen tuberculosis, lo cual fue tomado como indicativo de sus virtudes en la cura de esta enfermedad. En la actualidad, se sabe que esta hierba posee propiedades emolientes y expectorantes, útiles no sólo para combatir la tuberculosis sino también otras afecciones pulmonares como catarro, tos, asma, etc.

Planta herbácea perenne, perteneciente a la familia de las Borragináceas. Se desarrolla a partir de un rizoma muy grueso y ramificado que recorre el subsuelo a poca profundidad, y del que parten tallos angulosos y recubiertos de pelusilla que llegan a los 30 cm de altura.

Después de producirse la floración, en la base se desarrollan hojas grandes que se destacan porque en su superficie presentan una serie de manchas blanquecinas, de disposición y tamaño irregular. Las hojas que parten de los tallos son de menor tamaño, ovales, dispuestas en forma alternada, de pecíolo largo, y con las características manchas blanquecinas.

Los tallos están rematados por inflorescencias terminales, de color rosa al principio y azul cuando se abren; es común la existencia simultánea de hasta tres colores distintos. Los frutos son tetraquenios.

Esta especie es originaria de la zona de clima templado de Europa, donde crece silvestre en bosques abiertos, robledales y tierras de barbecho. También se la puede encontrar próxima a ríos, arroyos y zonas húmedas en general, y en terrenos áridos y calcáreos.

Debido a su belleza y a su continuo verdor, se cultiva como planta ornamental en parques y jardines.

Principios Activos

Tiene gran cantidad de taninos, mucílagos, alantoína y saponinas. También contiene ácido silícico y sustancias minerales. Sus cenizas presentan sales de potasio y de calcio.

Acción Terapéutica

Astringente, emoliente, expectorante, antiinflamatoria, sudorífica, diurética suave. Adecuada como antidiarreico y antihemorroidal.

Para uso interno. Se recomienda prepararla en decocción, a razón de 80 g de Pulmonaria por litro de agua. Hervir la hierba en el agua durante 10 minutos, colar y beber lo más caliente que se soporte. Se toman 4 ó 5 tazas por día. Puede endulzarse con miel de abejas para potenciar sus efectos.

Como alternativa a la tisana, el se realiza una tintura con 20 g de Pulmonaria y 100 cc de alcohol de 70°. Dejar macerar 10 días, agitando el preparado diariamente, colar y guardar en un frasco de vidrio oscuro con tapa. Se toma 1 cucharadita (15 gotas) diluida en agua, 3 ó 4 veces por dia.

Cualquiera de estos preparados (decocción o tintura) puede emplearse para calmar la tos y tratar diversas afecciones respiratorias como: bronquitis, tos ferina, catarro, asma, etc. Esta acción se debe, principalmente, a una saponina que actúa fluidificando las secreciones mucosas, y consecuentemente, facilitando la expectoración de la flema bronquial.

Asociada con Ambay o Chachacoma, se emplea exitosamente en las inflamaciones de los bronquios y catarros en general.

También posee una acción eficaz en casos de: afonía, ronquera y otras inflamaciones de garganta y laringe. Se recomienda tomar 3 ó 4 tazas diarias de decocción bien caliente, y realizar, además, gárgaras con el mismo cocimiento, pero tibio.

Tradicionalmente, se ha preconizado el empleo de la Pulmonaria para tratar la tuberculosis, ya que actúa encapsulando los focos tuberculosos, paralizando y limitando la propagación de esta enfermedad.

Otra aplicación poco conocida de esta hierba es en el tratamiento de diarreas, enfermedades de la vejiga urinaria y hemorroides.

En uso externo. La decocción se emplea en forma de compresas en la curación de heridas, para desinflamar y ayudar en la cicatrización.

También se utiliza para realizar baños de asiento en el tratamiento de las hemorroides.

Precauciones y Recomendaciones

Su uso es totalmente seguro. No obstante, ante cualquier duda sobre su consumo y la dosis adecuada para cada caso, se recomienda consultar a un médico o farmacéutico avezado en fitoterapia.