Un Alimento Natural para Estómagos Delicados

Un Alimento Natural para Estómagos Delicados

Beneficios del Zapallito

El zapallito o calabacín (Curcubita pepo sp.) es una hortaliza que pertenece a la familia de las Cucurbitáceas, la cual comprende unas 850 especies, entre las que se encuentran la sandia, el melón, el pepino, la calabaza y el zapallo. No se sabe si procede de la India o de América del Sur. Lo que sí se conoce es que es cultivado desde hace muchísimos años en todas las regiones cálidas de la Tierra.

BENEFICIOS DEL ZAPALLITO. PROPIEDADES NUTRITIVAS Y CURATIVAS

El mucílago que contiene le confiere propiedades emolientes (suavizantes) sobre el aparato digestivo. Esta propiedad unida al hecho de que es fácil de digerir y tiene un suave efecto laxante, lo convierte en un alimento aconsejado para:

  • Quienes tienen estómago delicado

  • Padecen problemas digestivos

  • Sufren de gastritis

  • Sufren de estreñimiento

Es diurético, resultando beneficioso en caso de:

  • Hipertensión

  • Hiperuricemia

  • Gota

  • Cálculos renales

  • Retención de líquidos

  • Es idóneo para dietas de control de peso: es de bajo aporte calórico gracias a su alto contenido de agua, y además, contiene fibra que genera sensación de saciedad.

Al comprar zapallitos, elija los ejemplares que sean firmes al tacto, pequeños o medianos (los grandes suelen tener demasiadas semillas y una pulpa menos tierna), sin manchas en la piel y pesados en relación a su tamaño. El color de su piel no influye en la calidad, ya que depende del tipo al que pertenece: puede ser amarilla, verde oscura o clara, e incluso negra. Algunas variedades presentan puntos grises o rayas.

Lo mismo sucede con la forma, la cual puede ser esférica (zapallito redondo) o alargada (zucchini).

Se conserva en el cajón de las verduras de la heladera hasta por 2 semanas El etileno que segregan algunas frutas durante su maduración acentúan el sabor amargo del zapallito. Por esta razón, no hay que guardarlo junto con las bananas, los melones y los duraznos. Puede consumirse crudo o cocido. Si se va a cocinar, no es necesario pelarlo siempre que este bien lavado; de este modo se aprovechan mejor todos sus nutrientes. El calabacín admite un gran número de preparaciones culinarias. Se puede servir rehogado, asado o relleno, o ser el ingrediente principal de purés, cremas y tortillas.

Propiedades de las Bananas

Conoce las propiedades de los Melones

Conoce las propiedades de los Duraznos