Reduce los Efectos Nocivos del Alcohol y el Tabaco con este Alimento

Reduce los Efectos Nocivos del Alcohol y el Tabaco con este Alimento

Es una pasta de color pardo hecha a base de soja, sal marina y un cereal u otra legumbre. Se obtiene a través de un largo proceso de fermentación láctica (entre 6 y 36 meses) por medio de la acción del hongo Aspergillus Orizae. Las Propiedades del Miso son muchas y saludables.

El Miso se cree que es originario de la zona montañosa de China, y luego se extendió hacia los demás países de extremo oriente.

PROPIEDADES DEL MISO

    • Es un alimento muy nutritivo, caracterizado por mantener intacto su complejo vitamínico B (éste suele destruirse en el proceso de cocción, pero no en el de fermentación).

    • Al contener glucosa otorga energía rápida y estable. Además, mantiene la temperatura corporal.

      Un miso de buena calidad contiene vida enzimática, la que ayuda a regenerar la flora intestinal y facilita la digestión.

    • Nutre la piel y el cabello. Promueve la regeneración celular.

    • Contiene cantidades importantes de ácido linoleico y lecitina, que ayudan a disolver el exceso de colesterol en sangre y a mantener flexibles los vasos sanguíneos.

  • Reduce los efectos nocivos del alcohol, el tabaco y la radiación.

  • También se emplea, combinado con otros alimentos, en casos de asma, diabetes, diarrea, constipación y dolor de cabeza.

Debido a su abundante sodio, se aconseja a los hipertensos que tengan precaución en su consumo.

Existen muchos tipos de miso. Los más comunes son:

  • Mugi (soja y cebada)

  • Kome (soja y arroz blanco)

  • Hatcho (soja)

  • Yellow (soja y garbanzo)

También existe un miso color beige claro, de sabor dulce y fermentación corta (de 1 a 3 meses). Hay que tener en cuenta que el miso sólo contiene enzimas vivas cuando está sin pasteurizar.

El miso, en realidad, es un condimento salado que reemplaza el uso de la sal en la elaboración de platos. Se utiliza en forma muy parecida al cubito de caldo tradicional. Se agrega una vez elaborado el plato, disolviéndolo previamente en un poco de caldo tibio. Debe cuidar que no hierva para no destruir las vitaminas y enzimas.

Como es muy salado, se conserva por meses fuera de la heladera (el frío puede destruir la vida enzimática del miso). Pero si se vive en una zona calurosa es mejor guardarlo en la heladera y retirar la porción que se va utilizar con un día de anticipación para dar lugar a que se regeneren dichas enzimas.