Saltar al contenido
MI MEDICO NATURAL

Quitar Agua del Oído de Manera Casera

Quitar Agua del Oído de Manera Casera

¿Le suena familiar? El agua que llega a los oídos parece ser un problema común que todos hemos enfrentado después de bañarnos o principalmente nadar. Por supuesto, al nadar en la piscina, puede utilizar tapones para los oídos para evitar este problema, pero ¿qué pasa si no hay un tapón para los oídos? Este artículo le mostrará cómo quitar agua del Oído de manera rápida y segura sin problemas después de nadar o bañarse.

Síntomas de Tener Agua en el Oído

A veces, incluso no sabe si hay agua en los oídos o no. ¿Cómo podría saber si tiene líquido atrapado en el oído? Si bien algunos síntomas pueden ser obvios, otros pueden ser difíciles de notar. A veces, los síntomas no siempre se presentan con claridad. Algunos síntomas de tener agua en el oído son:

  • Sensación de presión en el oído interno

  • Sonidos de chapoteo en el canal auditivo, especialmente al inclinar la cabeza

  • Un cosquilleo, sensación extraña en el oído interno

  • Sensación de dolor en el oído

  • Humedad en el oído interno

A pesar de que pueda tener agua en el oído, a menudo no es un problema grave. Existen algunos casos en los que debe ver a un médico, por ejemplo, cuando el agua atrapada ha resultado en infecciones del oído. Algunos signos de que debe ir a ver a un médico son:

  • Dolor de oído

  • Pérdida de la audición

  • Presión en el canal auditivo

  • Drenaje de algún fluido desde la oreja

[anuncio_b30 id=2]

Cómo Quitar Agua del Oído Luego de Nadar o Bañarse

Incline el Oído

Esta debería ser la primera y principal manera de quitar agua del oído. Simplemente incline la cabeza hacia un lado, esto ayudará a que el agua fluya. Sacuda suavemente la cabeza en caso de que el agua no drene instantáneamente. En caso de que no funcione, puede golpear el lado opuesto de la cabeza con la palma de su mano.

Bostezar o Sacudir el Lóbulo de la Oreja

Este movimiento generalmente es útil para “romper” la obstrucción dentro de su oído. Intente tirar del lóbulo de la oreja cuando bosteza.

También puede sacudir el lóbulo de la oreja. Este método puede quitar agua del oído al instante. Lo que debe hacer es tirar o agitar suavemente el lóbulo de su oreja mientras inclina la cabeza hacia abajo, hacia el hombro. Luego, sacuda la cabeza de un lado a otro mientras está en esta posición.

Cree Vacío

Cuando se trata de formas de quitar agua del oído rápidamente, puede crear un vacío para extraerla. Siga los pasos siguientes:

  • Incline la cabeza hacia los lados, apoye la oreja en una palma ahuecada para crear un sello hermético

  • Empuje la mano hacia atrás y adelante hacia la oreja en un movimiento rápido, trate de aplanarla mientras la empuja o ahueca cuando se aleja

  • Luego, incline la cabeza hacia abajo para permitir que el agua se drene.

Secador de Cabello

Este método es muy simple de hacer. El calor de su secador evaporará el fluido en su canal auditivo. Intente ajustar el secador al nivel más bajo. Luego, manténgala a un pie de distancia de la oreja, muévala hacia adelante y hacia atrás. Al tirar del lóbulo de la oreja, permita que el aire caliente sople en su oreja.

Compresa Caliente

Puede utilizar una compresa caliente para liberar el agua de su oído, especialmente cuando el agua queda atrapada en las trompas de Eustaquio, una parte que conecta el oído medio con el área detrás de los conductos nasales.

  • Tome agua caliente (no hirviendo), luego humedezca un paño con ella. Exprima el paño antes de usarlo para evitar que gotee.

  • Incline la cabeza hacia abajo sobre el lado del oído afectado y aplique esa tela al área externa del oído

  • Espere 30 segundos para eliminarlo durante aproximadamente 1 minuto.

  • Repita esos pasos 4 o 5 veces.

Aceite de Oliva y Ajo

Si no está seguro de cómo sacar el agua de su oreja después de nadar o bañarse, puede aprovechar el aceite de oliva y el ajo.

El ajo tiene propiedades antibacterianas, mientras que el aceite de oliva contiene muchos antioxidantes potenciadores del sistema inmune que pueden ayudar a calmar cualquier inflamación o irritación.

El aceite de oliva se usa en varios remedios caseros para una serie de enfermedades y afecciones, como cicatrices de acné, estrías, caspa, etc., pero no muchos saben que también se puede usar para eliminar el agua del oído.

El aceite de oliva, con propiedades antisépticas, puede reducir los riesgos de infecciones dentro de su oído. Para hacer uso de estos ingredientes, siga los siguientes pasos.

Método 1: Solo aceite de oliva

Ponga unas gotas de aceite de oliva caliente en sus oídos antes de nadar para ayudar a lubricar el canal auditivo y evitar que el agua quede atrapada dentro. Después de 7 a 10 minutos, incline la cabeza hacia los lados para drenar el agua y el aceite.

Aceite de Oliva. Propiedades y Aplicaciones

[anuncio_b30 id=2]

Método 2: Solo ajo

Esta es una forma efectiva de sacar el agua de su oído. Más específicamente, el ajo puede desalojar el agua, aliviar el dolor y prevenir la infección del oído ya que posee propiedades antibacterianas.

  • Presione unos dientes de ajo para extraer su jugo

  • Coloque 2 ó 3 gotas en su oído afectado

  • Después de 1 minuto más o menos, use un secador para secar la oreja.

Nota: Mantenga el secador a unas 12 pulgadas de distancia de la cabeza.

El Ajo. Beneficios Medicinales y Propiedades Curativas

Que se Debe y que NO se Debe Hacer

Además de las formas de extraer agua de su oído mencionadas anteriormente, hay algunas cosas que debe tener en cuenta para reducir el riesgo de este problema. Por supuesto, el mejor método para quitar agua del oído es…  alejarlo de su oído en primer lugar.

  • Use tapones para los oídos para sellar los canales auditivos al nadar o bañarse para evitar que se filtre agua.

  • Puede usar un gorro de baño sobre las orejas para evitar que el agua ingrese al canal auditivo.

  • Seque la capa externa de su oreja con un paño suave o una toalla. Evite introducir la tela en el canal.

  • No use hisopos de algodón porque pueden acumular suciedad y cera en el canal auditivo, o irritar la fina piel del conducto auditivo.

  • Evite meterse las uñas o el dedo en el oído porque puede rayar la piel delicada del canal auditivo.