Mal Olor de Pies. 10 Remedios Caseros Muy Fáciles

Mal Olor de Pies. 10 Remedios Caseros Muy Fáciles

El mal olor de pies es una condición muy embarazosa para las personas que sufren lo sufren. Se produce principalmente debido a la sudoración de los pies y cuando ese sudor no se evapora. Las bacterias presentes en la piel comienzan a crecer en el sudor, lo que da un mal olor. Hay numerosas maneras de controlar el olor de los pies. La mejor manera de luchar contra ella es a través de remedios caseros para el mal olor de pies.

Veamos 10 Remedios Caseros Fáciles para Deshacerse del Mal Olor de Pies.

Bicarbonato de Sodio

El bicarbonato de sodio es un excelente remedio casero que elimina el mal olor de pies y los mantiene secos. Tomar dos tazas de agua caliente en un recipiente grande, agregar cuarta taza de bicarbonato de sodio y mezclar bien. Remojar los pies en el agua durante unos 30 minutos. Seque muy bien los pies con una toalla. Para obtener buenos resultados, realizar el tratamiento dos veces a la semana.

Aceite de Lavanda

El aceite de lavanda es también un buen remedio que huele bien, pero también mata las bacterias. Aparte de esto, tiene propiedades anti fúngicas que eliminan el mal olor de pies. Añadir unas gotas de aceite de lavanda en agua tibia. Remojar los pies por completo durante 20 minutos. Para obtener mejores resultados, repite esto dos veces al día durante unos días.

Vinagre de Manzana

El vinagre contiene propiedades ácidas que impide que las bacterias crezcan en el mismo. Para eliminar y controlar el olor de pies, tomar un recipiente con agua (alrededor de 8 tazas). Añadir alrededor de media taza de vinagre de sidra de manzana en ella, junto con unas gotas de aceite de tomillo y mezclar bien. Sólo remoje los pies en la solución de vinagre durante 20 minutos. Por último enjuague los pies y seque con una toalla.

Alumbre

El alumbre es también uno de los remedios caseros más eficaces contra el mal olor de pies. Tome un poco de alumbre en polvo y mezcle en una taza de agua tibia. Remojar los pies en la solución durante 15 a 20 minutos. Retire los pies del agua y seque con una toalla. Para obtener resultados visibles, pruebe este remedio una vez al día.

Té Negro

El té negro incluye ácido tánico que mata las bacterias que producen el mal olor de pies. Tomar tres tazas de agua, añada dos bolsas de té negro y hierva el agua. Añada la mitad de una taza de agua fría para reducir la temperatura. Remojar los pies durante 20 minutos y luego seque. Por sus excelentes resultados, trate de esto todos los días una o dos veces.

Jengibre

El jengibre es otro remedio casero eficaz para el olor de los pies. Tomar dos pedazos de jengibre picado y ponerlo en un paño limpio. Humedezca el paño en una taza de agua tibia durante 15 minutos. Seguidamente frotar los pies con él. Otra opción, es hacer pasta de jengibre, aplicar la pasta sobre el pie y lavar después de 15 minutos.

Sal de Epson

Tomar dos tazas de agua tibia y cuarta taza de sal de Epsom. Mezclar bien y remojar los pies en el agua durante 20 minutos. Retirar los pies y secar bien con una toalla. Para mejor resultado, intente esto dos veces al día y repita durante unos días. Además, trate de aplicar este tratamiento antes de ir a dormir por la noche, funciona muy bien.

Árbol de Té

El olor de los pies también puede tener relación con las infecciones por hongos y en tales casos el aceite de árbol de té funciona de maravillas. Tome suficiente agua tibia y añada de 3 a 6 gotas de aceite de árbol de té en ella. Además, agregue una cucharadita de aceite de almendras y mezcle bien. Remojar los pies en el agua durante 10 minutos y secar. Otra opción es tomar aceite de árbol de té colocar sobre un algodón y aplicar directamente sobre el pie.

Hojas de Salvia

Las hojas de salvia funcionar bastante bien en la eliminación del olor de los pies causada por el exceso de sudoración. En un recipiente con agua caliente, añadir 8 a 10 grandes hojas de salvia o una cucharadita de salvia seca. Dar un tiempo de remojo de 10 minutos y coloque los pies en el agua. Dejar los pies en remojo durante 20 minutos y secar. Para mejores resultados, intente esto dos veces al día.

Limón

El limón es un remedio casero útil para numerosos problemas, entre ellos, el mal olor del pie. Tome un recipiente con agua tibia. Añadir algunas rodajas de limón en el agua y exprima un poco de jugo de limón en ella. Remojar los pies durante 25 minutos y luego seque los pies con una toalla. Esto ayudará a eliminar el olor fácilmente. Intente esto dos veces al día para obtener mejores buenos resultados.