Amigdalitis. Consejos para Obtener un Rápido Alivio

Amigdalitis. Consejos para Obtener un Rápido Alivio

Remedios Caseros para la Amigdalitis con Elementos Naturales

Que es la Amigdalitis?

La amigdalitis es una infección de las amígdalas que le causan inflamación. Es más común en niños de 3 a 7 años, las amígdalas son más grandes que en los adultos y niños mayores. Las amígdalas están compuestas de tejido linfático, y su función es producir anticuerpos que luchan contra la infección. Irónicamente, estas son en sí, muy susceptibles a la infección. La amigdalitis puede ser causada por una infección viral o bacteriana.

La mayoría de los casos de amigdalitis no se notifican a los médicos. Sin embargo, se estima que la amigdalitis es la fuente del 15% de todas las visitas a los médicos de familia.

Principales síntomas de la amigdalitis

Ya sea bacteriana o viral, amigdalitis se caracteriza por los mismos síntomas:

  • Dolor de garganta

  • Los dolores de oído

  • Amígdalas inflamadas y muy rojas, o punteadas con más o menos grandes puntos blancos (pus)

  • vómitos

  • fiebre alta

  • malestar general

  • Dolores de cabeza

  • A sensibilidad de los ganglios linfáticos en el cuello

  • Voz ronca

  • El mal aliento

  • Dolor al tragar

  • La dificultad para respirar

Te enseñamos algunos Remedios Caseros para la Amigdalitis.

  • AGUA TIBIA Y SAL

Una cura muy efectiva para la amigdalitis es hacer gárgaras con agua tibia y sal. El agua tibia calmará y la sal ayudará a matar las bacterias. La sal también contribuye a la reducción de la inflamación, aliviando el malestar.
Mezclar una cucharadita de sal en una taza de agua caliente.
Haga gárgaras con una solución. No tragar. Escupa el agua después de hacer gárgaras.
Repetir esta operación tantas veces como sea posible para una pronta recuperación.

  • JUGO DE LIMÓN

Exprimir el jugo de un limón y realizar gárgaras con el mismo, luego enjuagar con agua. Se recomienda realizar este proceso cada seis horas.

  • TRATAMIENTO CON LECHE

El consumo de leche es una buena manera de tratar de forma natural amigdalitis.

Tome un vaso de leche descremada hervida y añadir una pizca de pimienta negra en polvo y una pizca de cúrcuma en polvo.

Este tratamiento debe hacerse durante cinco noches seguidas para reducir el dolor y la inflamación.

  • CILANTRO

También, otro de los remedios caseros para la amigdalitis es el cilantro.

Realizar una infusión con hojas de cilantro, tomarla durante todo el día. Se sugiere cada tres horas para que su efecto sea aún mas efectivo.

  • JENGIBRE

Tomar 300 g de jengibre y quitarle la piel.

Rallar el jengibre o triturarlo en una licuadora.

Añadir cuatro cucharadas de miel y una cucharadita de pimienta en polvo negro.

Mezclar los tres ingredientes y calentar en el microondas durante 15 segundos.

Tomar dos cucharadas de la mezcla caliente para obtener un alivio instantáneo de la garganta.

Almacenar el resto de la mezcla en el refrigerador.

Calentar antes de volver a utilizarlo.

Todos los ingredientes utilizados en este tratamiento son beneficiosos para reducir el dolor y la inflamación causada por la infección de las amígdalas.

  • ROMERO, VINO Y MIEL

En una taza de vino incorporar dos cucharaditas de romero y una de miel, hervir todo. Realizar gárgaras cada doce horas.

  • HIGOS

En un vaso de agua con cuatro cucharadas de miel realizar la cocción de cuatros higos que se encuentren secos. Tomar un pequeña cucharada una vez al día.

Otra opción es:

Hervir unos higos en 300 ml de agua.

Retirar del fuego y dejar que la mezcla se enfríe.

Moler la mezcla y formar un cataplasma.

Por último aplicar en el exterior de la garganta.

Éste cataplasma ayuda a reducir la hinchazón y el dolor alrededor de las amígdalas.

  • SALVIA Y MANZANILLA

En medio litro de agua, hervir una cucharada de salvia y una de manzanilla durante diez minutos. Después, realizar gárgaras varias veces al días.