Remedios Caseros Fáciles para las Quemaduras de Sol

Remedios Caseros Fáciles para las Quemaduras de Sol

El SOL,  un regalo del universo, esplendido y vital, que nos llena de energía día a día, ayudándonos en nuestro crecimiento y desempeño cotidiano.

Muchas veces elegimos exponernos al sol, para lograr un dorado color en nuestra piel, pero otras veces podemos recibir los rayos del sol sin intención, debido a la exposición por trabajo, práctica de deportes, etc. Los Remedios Caseros para Quemaduras de Sol son siempre efectivos, como todo lo natural.

Las quemaduras de sol son perjudiciales para la piel y pueden causar un ardor y dolor importante, llegando a no dejarnos dormir por las noches.

Tenga en cuenta que si bien, estos Remedios Caseros para Quemaduras de Sol, no pueden revertir el daño real causado por la exposición sin protección a los rayos del sol, pueden lograr un alivio agradable y contribuir a sanar la quemadura más rápidamente.

  • COMPRESAS

Para reducir la inflamación y el dolor asociado con la quemadura de sol, se puede aplicar compresas frías en el área afectada. Las compresas frías hacen que los pequeños vasos sanguíneos se contraigan, lo que a su vez reducirá la inflamación.

Envuelva un puñado de cubos de hielo en una bolsa de nailon y luego un paño húmedo.

Aplique la compresa fría sobre la zona afectada por varios minutos

Aplicar varias veces al día según sea necesario para aliviar el malestar y quitar el calor acumulado

  • ALOE VERA

La planta de aloe vera contiene un gel natural que puede actuar rápidamente como uno de los mas efectivos Remedios Caseros para Quemaduras de Sol.

El gel contenido puede aliviar rápidamente el enrojecimiento y ardor de la una quemadura solar, ya que genera que los vasos sanguíneos se contraigan.

Tome una hoja de aloe vera, quite la piel que le recubre y con el gel expuesto, aplique directamente sobre la zona a tratar.

Repita este proceso cuatro o cinco veces al día hasta lograr la curación.

  • HIDRATARSE

Manténgase hidratado bebiendo mucho líquido.

El sol no sólo quema la piel, sino que también le produce una deshidratación.

Asegúrese de beber mucha agua, así repondrá los líquidos, contribuyendo a la recuperación de las quemaduras. Orinar casi transparente, es un buen síntoma de que usted se encuentra lo suficiente hidratado.

  • ACEITE DE COCO

La vitamina E presente en el aceite de coco funciona como un antioxidante, que ayuda a disminuir la inflamación causada por quemaduras solares. Debido a que el aceite de coco es muy ligero, también se absorbe rápidamente por la piel y puede proporcionar resultados residuales por algunos días.

Caliente ligeramente un poco de aceite de coco virgen extra.

Frote un poco de aceite en la zona afectada o quemada por el sol, y realice un masaje muy suavemente por un momento.

Realice este proceso tres veces al día durante el tiempo que crea necesario para promover la curación.

  • VINAGRE

El vinagre contiene ácido acético, uno de los componentes contenidos de los medicamentos como la aspirina.

Con el vinagre, ayudará a aliviar las quemaduras solares y el dolor, picazón y la inflamación que ellas provocan.

Remoje unas hojas de papel de cocina o servilletas de papel en vinagre blanco, luego aplique sobre las zonas quemadas por el sol.

Dejarlos hasta que estas hojas de papel sequen por completo.

Posteriormente repita la operación según lo crea necesario.

  • LECHE

La grasa, la proteína y el pH de la leche tienen un efecto calmante y antiinflamatorio sobre la piel, y puede darle alivio a diversos síntomas de las quemaduras solares.

Mezcle una taza de leche descremada con cuatro tazas de agua.

Añada unos cubos de hielo a la mezcla.

Sumerja un paño limpio en la preparación y aplíquela sobre la zona quemada por el sol durante treinta minutos.

Luego seque suavemente su piel con una toalla suave.

Repita el proceso cada seis horas durante unos días, hasta que el dolor y la irritación desaparezcan.

  • TÉ DE CAMOMILA

El té de manzanilla puede ser un alivio también para calmar la piel quemada por el sol. Prepare el té como lo haría normalmente para beber y deje enfriar.

Cuando esté ya frío, empapar un paño en él y aplicarlo sobre la zona afectada.

ATENCIÓN! Si usted es alérgico al polen, no utilice este tratamiento, ya que puede generar una reacción alérgica en la piel.

  • BICARBONATO DE SODIO

El bicarbonato de sodio, elemento muy útil para el tratamiento de un sin fin de problemas, no está al margen del tratamiento de los Remedios Caseros para Quemaduras de Sol, gracias a sus potentes beneficios a la salud.

Llene la bañera con agua fría y añada dos tazas de bicarbonato de sodio y deje disolver y mezclar.

Posteriormente sumérjase en la bañera durante media hora.

Otra manera de aplicarlo, consiste en llenar una botella de spray con agua fría y disolver cuarta taza de bicarbonato de sodio. Luego aplicar el spray varias veces durante el día.

  • TOMATE

El tomate, otro elemento natural efectivo para apagar la quemazón generada por los rayos solares.

Mezcle una taza y media de suero de leche con una cuarta taza de puré fino de tomate.

Aplique realizando un suave masaje sobre la zona afectada y deje secar.

Posteriormente enjuague con agua fría.