Remedios Naturales y Rápidos para Combatir la Indigestión

Remedios Naturales y Rápidos para Combatir la Indigestión

Que es y que Remedios para la Indigestión pueden utilizarse

La indigestión, también conocida clínicamente como dispepsia, se puede manifestar con diferentes síntomas, por ejemplo nauseas, ardor de estómago, gases, eructos o hinchazón. Algunos de éstos, producto del aumento de la secreción de los jugos digestivos en el estómago.

El también llamado empacho (indigestión) puede producirse el consumo de alimentos picantes, frituras, comer excesivamente, pero no hay que descartar que sea un aviso de algún otro problema de mayor gravedad.

Para los casos de desarreglos en las comidas ya mencionados, es posible el tratamiento con remedios naturales que ponemos a disposición.

Remedios para la Indigestión

  • BICARBONATO DE SODIO

Este componente, muy conocido ya por todos nosotros, nos brinda un efectivo tratamiento para el alivio de la indigestión ya que es un potente antiácido. Coloque una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso con agua, mezcle muy bien y bébalo en ayunas.

  • COMINO

El comino en polvo puede ser empleado también como un remedio natural eficaz. En medio vaso de agua natural, agregue media cucharadita de comino en polvo, mézclelo muy bien y beba una o dos veces al día.

  • VINAGRE DE MANZANA

A pesar de su naturaleza ácida, el vinagre de manzana posee efecto alcalinizante, ayudando así cuando se presentan problemas de digestión. Incorpore una cucharada de vinagre de manzana y media cucharada de miel orgánica en un vaso de agua. Beba este preparado tres veces al día.

  • PIÑA

Sus efectos para los problemas de indigestión son muy buenos. Beba un vaso de jugo de piña dos veces al día, preferentemente luego de las comidas principales para lograr aliviar notablemente los síntomas.

  • AGUA TIBIA

No hace falta decir que tan importante es el agua en nuestro organismo, depurándolo y contribuyendo a la eliminación de toxinas. También resulta efectiva para tratar el malestar que genera la indigestión. Beber un vaso de agua tibia luego de las comidas principales ayudará a generar mejores digestiones. Beba también un vaso de agua tibia por las mañanas para preparar el sistema digestivo de forma saludable.

  • MANZANILLA

Este si que es un tratamiento muy antiguo para la indigestión. Consta sencillamente de la preparación de un té de manzanilla y luego beber dos o tres tazas diariamente para lograr el alivio deseado y facilitar la digestión y el transito intestinal.

  • LIMON

La indigestión no solo hay que tratar de aliviarla, sino que es muy importante prevenirla. De la siguiente manera podemos obtener un método muy efectivo dentro de los Remedios para la Indigestión. Agregue una cucharada grande de limón a una taza de agua caliente y bébalo previo a la cena y al almuerzo.

  • HINOJO

En este caso lo que vamos a utilizar del hinojo son sus semillas. Gracias al contenido de aceite volátiles reducen notablemente las nauseas y disminuyen las flatulencias generadas por la indigestión. Coloque dos cucharadas de semillas de hinojo en una taza de agua y hierva por diez minutos. Luego de colarlo bébalo una vez al día.

  • JENGIBRE

El jengibre estimula los jugos digestivos y el flujo de enzimas que ayudan a digerir los alimentos. Por eso mismo decimos que el jengibre es un vegetal muy útil cuando abordamos el tema de la indigestión. Beba todos los días té de jengibre, que puede prepararlo de la siguiente manera: sencillamente tiene que colocar a hervir una taza de agua con una cucharadita de raíz de jengibre por el transcurso de siete a diez minutos.

  • ALBAHACA

Si hablamos de Remedios para la Indigestión  ayurvédicos y el reflujo ácido, seguramente estamos frente a uno que logra muy buenos resultados, y gracias a sus propiedades carminativas contribuye a la eliminación de gases. Coloque una cucharada de hojas de albahaca en una taza de agua caliente dejándolo reposar por diez minutos. Beba tres veces al día esta preparación.

QUE DEBEMOS EVITAR?

  • Comer en exceso, demasiado rápido o nervioso

  • Comer frituras o alimentos muy ricos en grasas

  • Ingesta excesiva de bebidas alcohólicas o bebidas carbonatadas

  • Fumar

  • Situaciones de estrés o mucho cansancio

  • Malos hábitos en los horarios de descanso o domir