Te Gustaría Tratar la Mala Circulación de Manera Natural?

Te Gustaría Tratar la Mala Circulación de Manera Natural?

En términos simples, la mala circulación es la incapacidad de irrigar la suficiente cantidad de sangre por el total de las venas y arterias del cuerpo humano. Esto suele suceder porque se reduce la pared interior de las mismas, comúnmente por acumulación de grasa en la misma o también otras patologías como: diabetes, obesidad, consumo de alcohol, tabaquismo, enfermedad de tiroides, colesterol alto, trastornos de alimentación, etc.

Generalmente este problema es más notorio, o de mayor manifestación, en las extremidades del cuerpo, como puede ser en las piernas, pies, dedos de los pies, las manos y los dedos

Los problemas de mala circulación sanguínea, pueden tratarse con medicamentos, sin embargo, el recurrir a remedios naturales es una muy buena alternativa.

¿COMO PREVENIR LA MALA CIRCULACIÓN?

  • GINKGO BILOBA. Ampliamente conocido por ser muy apropiada para el bienestar de la memoria, gracias a su capacidad de incrementar la irrigación sanguínea al cerebro, esta hierba es muy adecuada para la circulación sanguínea.

  • TRATAMIENTO DE DUCHA. La hidroterapia es un tratamiento que podemos incorporar y es de mucha ayuda para la mal circulación. Podemos utilizar duchas de agua caliente por unos minutos y luego inmediatamente hacerlo con agua fría y viceversa algunas veces, quizás nos pueda hacer temblar un poco, pero debemos soportarlo porque de manera natural contribuye a mejorar nuestra circulación.

  • ACEITES ESENCIALES. Es una buena terapia para mejorar circulación, la utilización de aceites esenciales para realizar masajes en el cuerpo. Utilice aceite esencial de eucalipto o del que desee, es de suma importancia que se utilice el aceite caliente. Puede realizarlo todos los días.

  • PIMIENTA DE CAYENA. Una especia muy buena si estamos hablando del sistema circulatorio. Se encarga de dilatar los vasos sanguíneos y de esta forma acrecienta el flujo de sangre. Puede consumirla en cápsulas o incorporar una pequeña cantidad a un vaso de agua tibia y beberla.

  • ACTIVIDAD FISICA. La actividad física regular es una gran manera de ayudar a mejorar la circulación. Realice ejercicios tales como caminar, nadar, andar en bicicleta diariamente y avanzando gradualmente, no sólo ayudará a obtener una buena circulación sino será remedio para combatir muchas enfermedades y malestares.

  • POSTURAS. Es muy importante para la circulación la postura que adoptamos por ejemplo al sentarnos en una silla. Debemos sentarnos erguidos, apoyando la espalda sobre el respaldar. Adoptar una buena postura contribuye a que la sangre fluya con facilidad de un extremo a otro del cuerpo.

  • AJO Y CEBOLLA. Incorpore a su dieta el consumo de una buena cantidad de ajo y cebolla diariamente. Estos son excelentemente saludables ya que contribuyen de muy buena manera a la reducción progresiva del colesterol en sangre.

  • YOGA. La práctica de ejercicios suaves de yoga, posturales, de estiramiento, flexibilidad, es un buen complemento para generar un buen flujo de sangre en el cuerpo y enfrentar los problemas de circulación de manera natural.

  • JENGIBRE. La raíz de jengibre posee propiedades vasodilatadoras, entre otras tantas beneficiosas par la salud, lo cual significa que es muy efectiva para la apertura de los vasos sanguíneos, permitiendo así un mejor pasaje de sangre a través de las venas y arterias.

  • CENTELLA ASIATICA. Durante muchos años fue utilizada para el tratamiento de muchas patologías, pero principalmente posee la capacidad natural de aumentar la propagación de la sangre gracias a que genera apertura de los vasos sanguíneos. A su vez es muy efectiva para la memoria y reacondicionamiento celular.

  • TOMATE. El tomate contiene licopeno, que es un compuesto que evita la acumulación de la placa en arterias. De esta manera, es muy recomendable para problemas de mala circulación sanguínea.

  • FRUTOS SECOS. El consumo de frutos secos como pueden ser las almendras, pistachos, etc., tienen un alto contenido de vitamina B3, componente que contribuye enérgicamente al pasaje de la sangre por las venas, arterias. Dilata los vasos sanguíneos generando una fluida y saludable circulación de la sangre.

  • ROMERO. El romero es un remedio natural muy efectivo también para la circulación sanguínea. Se recomienda que su consumo sea fresco, pero no es condición. Seco también puede ser utilizado, sólo que su poder es en menor medida.

  • GIRASOL. Comer semillas de girasol también contribuyen de manera notable a tener una buena salud con respecto a la circulación sanguínea. Su alto contenido de vitamina E ayuda a prevenir la formación de coágulos e incrementa la circulación.

  • CITRICOS. Al ser ricos en vitamina C, los cítricos nos brindan propiedades anticoagulantes y disminuyen el riesgo de estrechamiento de arterias, por lo que son muy recomendados para prevenir la mala circulación sanguínea.